Identificación de usuarios

Noticias


Un sector de 14.000 kilómetros cuadrados se desprende de la plataforma de hielo Wilkins enla península antártica

El Hespérides es el primer buque oceanográfico que llega en tan poco tiempo a una zona donde se ha producido un colapso de estas proporciones. El equipo científico ha presenciado asimismo cómo el frente de hielo del Mar de Belinghausen retrocedía (se fundía) 550 kilómetros en dos semanas.


FUENTE | CSIC
18/02/2009
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Un sector de 14.000 kilómetros cuadrados de la plataforma de hielo Wilkins se ha desprendido y fragmentado en la península antártica como consecuencia del calentamiento global. Los gigantescos icebergs en los que se ha descompuesto esa área helada comienzan a dispersarse por el Océano Austral. Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones (CSIC) se encuentra analizando, desde el pasado domingo, a bordo del buque de investigación oceanográfica Hespérides, el impacto del colapso sobre el ecosistema del Mar de Belinghausen (al oeste de la península antártica). La superficie de hielo desprendida equivale a cerca de dos veces el tamaño de Euskadi.

csicFoto1.jpg
Foto 1
csicFoto2.jpg
Foto 2

El BIO Hespérides ha sido el primer buque en llegar a la zona y el primero en alcanzar en tan poco tiempo el lugar donde se ha producido el desprendimiento de una placa para investigar el impacto. El equipo científico, que trabaja en el marco del proyecto ATOS, con el que España cierra su participación en el Año Polar Internacional, ha presenciado asimismo durante estos días cómo el frente de hielo del Mar de Belinghausen retrocedía (se fundía) 550 kilómetros en dos semanas. Los científicos señalan que las temperaturas del agua son extraordinariamente cálidas en esta zona.

El investigador del CSIC y jefe científico de la campaña ATOS, Jordi Dachs, avanza algunas de las consecuencias inmediatas del desprendimiento en el ecosistema local: "Estamos constatando evidencias de una producción biológica muy elevada en la zona donde se están recibiendo los hielos liberados. Por un lado, la presencia de fauna es muy abundante, con la mayor concentración de ballenas yubarta y focas leopardo que hemos encontrado hasta el momento. Además hemos detectado concentraciones muy bajas de CO2 en el agua marina, lo que sugiere que el aumento de penetración de la luz y los materiales que liberan los icebergs al fundirse fertilizan el océano".

csicFoto3.jpg
Foto 3
csicfoto4.jpg
Foto 4

Asimismo, según los investigadores, el desprendimiento y ragmentación del enorme sector helado producirá el consecuente aumento del nivel del mar.

El comandante del BIO Hespérides y capitán de fragata, Puente, comenta: "La navegación en estas aguas prudencia, pues al estar cubiertas de una plataforma suficientemente sondadas y no existe información fiable del fondo, que según nuestros datos se sitúa entre zona en la que estamos trabajando. Estamos encontrando desprendidos de la plataforma Wilkins, algunos de ellos que seguramente superan los 200 metros de altura".

La plataforma Wilkins es una gran superficie de hielo sobre el mar de forma permanente al suroeste de la península antártica, a una distancia de unos 1.600 kilómetros del continente sudamericano. En los últimos 50 años, la península antártica ha experimentado el mayor aumento de temperatura registrado en el planeta: 0,5 grados centígrados por década.

csicFoto5.jpg
Foto 5
csicFoto6.jpg
Foto 6

DOS AÑOS DE LAS MAYORES PÉRDIDAS DE HIELO DOCUMENTADAS

El investigador del CSIC y coordinador del proyecto ATOS, Carlos Duarte, afirma desde el Hespérides: "El Año Polar Internacional que ahora se cierra [de marzo de 2007 a marzo de 2009], ha visto, lamentablemente, la mayor pérdida de hielo documentada hasta el momento, tanto en el Ártico, donde se perdió una importantísima cantidad de hielo en 2007, como en la Antártida, donde estamos asistiendo a una pérdida dramática de hielo".

"Todos los que hemos compartido estas experiencias a bordo del buque Hespérides, científicos y dotación de la Armada, estamos fuertemente impactados por lo que hemos visto en estos dos años y acabamos nuestra participación en el Año Polar Internacional con un empeño en comunicar a la sociedad nuestros resultados científicos, pero también nuestras experiencias personales para que compartan nuestra preocupación y puedan así comprometerse con la reacción necesaria", expresa Duarte.

Además de los investigadores del CSIC, la campaña ATOS, financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, cuenta con la participación de investigadores británicos, de la Universidad de Lancaster, portugueses, de la Universidad del Algarve, canadienses, de la Universidad de Québec y estadounidenses, de la Universidad de Harvard.



Foto 1: La placa Wilkins se ha descompuesto en enormes icebergs. / Fotografía: Gareth Pearson

Foto 2: El buque Hespérides, de la Armada Española, navegando entre hielos en la zona de desprendimiento de la placa Wilkins, Mar de Belinghausen. En la imagen, una foca leopardo, predador de pingüinos, muy abundante en estas aguas. / Fotografía: Carlos Duarte, CSIC

Foto 3: Uno de los enormes icebergs en los que se ha descompuesto la placa Wilkins, fotografiado desde el BIO Hespérides. Fotografía: Gareth Pearson.

Foto 4: Extensión de la placa de hielo de Wilkins el 13 de febrero de 2003 (izquierda, hielo en blanco) y el 13 de febrero de 2009 (derecha, hielo en negro), tras fragmentarse y liberar enormes icebergs que se ven como cristales cuarteados en el centro de la imagen. Imágenes del National Snow and Ice Data Center. / Fotografía: Universidad de Chicago y de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Foto 5: La placa Wilkins se ha descompuesto en enormes icebergs. / Fotografía: Damiá Gomis, CSIC.

Foto 6: Mapa de situación de la placa Wilkins.





   Enlaces de interés
 
Weblog madri+d: Energía y Sostenibilidad
Weblog madri+d: Medio Ambiente y Ciencia
Weblog madri+d: Un Universo invisible bajo nuestros pies
Weblog madri+d: Conservación y Restauración de la Biodiversidad
Weblog madri+d: Ciencia en los Polos
Weblog madri+d: Ciencia centrífuga


   Noticias relacionadas
 
La plataforma de hielo Wilkins está a punto de colapsar

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de CSIC



3 comentarios



  3
   Oscar M. Jordan | 20/02/2009
 
Hace treinta años el movimiento ecologista internacional tomó una decisión equivocada: hundir la energia nuclear, en vez de hacer una crítica constructiva y luchar por su desarrollo en condiciones de mayor seguridad.
Esa decisión fue tomada con criterios puramente ideológicos y no técnicos o científicos, aunque se disfrazase de lo contrario. Todo lo que sonaba a nuclear era malo. La bomba atómica, la guerra fría, el escudo antimisiles, el cancer, las malformaciones congénitas... Toda esa retaíla de amenazas apocalípticas fueron las bazas de los detractores, que basaron su propaganda en sembrar el miedo en las conciencias de la gente.
Los sucesos de Chernobil, el accidente nuclear que no fue tal, sino una catástrofe durante un oscuro experimento de corte militar, terminó injustamente de dar la puntilla a la industria nuclear con fines pacíficos. La tecnología nuclear occidental en nada se parecía a la empleada en Chernobil, y mucho menos los irresponsables procedimientos de operación empleados en aquel desgraciado suceso.
Hoy es necesario hacer una reflexión. El mundo sigue empleando cantidades masivas de energía, todos nosotros somos partícipes del imparable consumo energético, las energías renovables si bien son muy positivas y merecen la extensión hasta sus máximos extremos, han demostrado hasta el momento incapacidad para evitar el cambio climático.
La única forma de producir energía de forma masiva sin emitir CO2, mientras no tengamos otra alternativa en la fusión nuclear, es y seguirá siendo durante varias décadas la fisión nuclear.
Ahora toca, treinta años tarde aunque con un desrrollo tecnológico mucho mayor, decidir con responsabilidad: queremos energía nuclear, por supuesto en condiciones de total seguridad, que permita evitar la catástrofe planetaria de un cambio climático, o preferimos asumir el riesgo de que los peores augurios finalmente se cumplan, continuando la quema masiva de combustibles fósiles, y eso sí, tranquilizando nuestras conciencias levantando aerogeneradores aquí y allá.
Es interesante leer el artículo aparecido hoy mismo en este mismo portal
http://www.madrimasd.org:80/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=38247&origen=notiweb
No creo que todos los que defendemos la energía nuclear seamos fascistas recalcitrantes. Dejémonos de terjiversaciones y afrontemos el problema con responsabilidad, muchos ecologistas ya han alzado su voz a favor de un uso racional y seguro de la energía nuclear.

Inicio

  2
   Fraqncisco Fernández González | 18/02/2009
 
14.000 km2 son aprox 2 veces las Vascongadas, pero también aprox 2 veces Madrid o Avila.
En cualquier caso, hay que envidiar a los del Hespérides por estar allí y agradecer y valorar su contribución al conocimiento de nuestros polos.

Añadir un comentario

  1
   MANUEL GARCIA FERNANDEZ | 18/02/2009
 
La gravedad de estos hechos, confirman una vez más, que el Cambio Climático es una realidad que cada vez pone en mayor riesgo las condiciones de vida en nuestro Planeta, las alarmas estan saltando en todos los frentes, la situación se esta agravando por momentos y lo más gráve, es que los que más pueden y por tanto más comprometidos debieran de estar en reaccionar contra esta situación que estamos desencadenando, no lo hacen.
   La impotencia de los que proponenos soluciones, como la expuesta en internet con el nombre de Proyecto Tecnológico 2000, nos hace perder las esperanzas, no ya, de poder controlar, sino solo de poder frenar esta alarmante situación, porque  la Naturaleza es 'lenta' en su proceder, pero inexorable en su ejecución.
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Congreso ESMO Madrid 2017 Congreso ESMO Madrid 2017

ESMO - European Society For...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------