Noticias


Un final «verde y con asas»

Probablemente las rebajas, si es capaz de abstraerse de la crisis, le dejen surtido de bolsas de plástico de todos los tamaños y colores para el resto del año. Muchas las reutilizará -el 61 por ciento de la población vuelve a usarlas como bolsa de basura-, pero ¿cuando ya no las necesite las depositará en el contenedor amarillo?


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
06/07/2009
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


La estadística dice que no, que sólo una de cada diez bolsas de plástico que utilizamos acaba en su contenedor correspondiente. El resto termina su vida en vertederos o lo que es peor, en el mar.

Esto se traduce en que sólo 10.500 toneladas de bolsas de plástico, de las aproximadamente 100.000 toneladas que se usan, se reciclan cada año, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. Son 10.500 millones de bolsas de plástico las que se distribuyen en nuestro país anualmente. Además, España es el primer productor de estas bolsas de un solo uso y el tercer consumidor en Europa.

A pesar de sus efectos letales sobre el medio ambiente (pues su fabricación implica la escisión de moléculas de hidrocarburos generando sustancias orgánicas persistentes), el Gobierno dio marcha atrás en sus primeros objetivos de erradicación de estas bolsas comerciales de un solo uso, que se referían a la prohibición absoluta en 2010. Finalmente el Plan Nacional Integrado de Residuos 2008-2015, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 26 de diciembre, sólo recoge que hay que reducir el uso de estas bolsas un 50 por ciento a partir de 2010. Pasada esa fecha se decidirá qué otras medidas aplicar. Por tanto, como explica Julio Barea, de Greenpeace, el plan «no marca objetivos claros ni fechas límite, porque el Gobierno acabó doblegándose a la industria del plástico».

Cosa que no ha ocurrido en otros países de nuestro entorno. Por eso, y por la experiencia que ya tiene acumulada en otros lugares, una gran cadena de distribución (Carrefour) ha puesto en marcha una iniciativa pionera en España. Antes de que acabe el año, todos los establecimientos de esta compañía dejarán de ofrecer bolsas de plástico de un solo uso a sus clientes. Hasta ahora, otras cadenas de supermercados habían tomado otro tipo de medidas para desincentivar el consumo de estas bolsas, como cobrar unos céntimos por ellas, pero el paso dado por Carrefour es radical. Sencillamente, no habrá esas bolsas, ni pagando todo el oro del mundo. Adiós a la compra «moderna», habrá que volver a la bolsa de tela y el carrito de la compra o a cualquier otro tipo de bolsas reutilizables.

A FINAL DE AÑO

Puede parecer una iniciativa muy particular, pero son un millón de clientes en España los que a diario acuden a comprar a un centro de esta compañía. Por tanto, cuando se complete este proceso de retirada de las bolsas de un solo uso a final de año, se habrán dejado de generar por este concepto 5.500 toneladas de plástico, según explicó el secretario general de Carrefour España, Agustín Ramos. Y es que con el uso de bolsas reutilizables cada persona puede ahorrar a lo largo de toda su vida más de 18.000 bolsas de un solo uso.

«Es un primer paso, y es el camino a seguir», según Julio Barea. Y es que una de estas bolsas tiene una vida útil media de unos 15 minutos, pero una vez desechadas tardan 400 años en descomponerse. Por tanto, afirma Barea, «hay que prescindir de este tipo de residuos, porque nos están comiendo».

La iniciativa de Carrefour comenzará el próximo 1 de agosto en un hipermercado de Jaén, explica Ramos. Y a partir de ahí cada tres o cuatro días se incorporará al programa uno más de los centros de esta cadena. Como en todo cambio, habrá un periodo de transición, en este caso, de un par de semanas en las que se informará a los clientes de la medida y se les regalarán bolsas reutilizables.

Después de este tiempo las bolsas reutilizables básicas podrán comprarse a 5 céntimos, porque «el objetivo no es recaudar, sino concienciar», dice Ramos. «Tenemos claro que es una decisión irreversible, porque creemos que el país está preparado para el cambio y en Francia, por ejemplo, nos ha funcionado muy bien», añade el responsable de Carrefour.

De la misma opinión es Barea, quien no entiende por qué en los países de nuestro entorno puede hacerse y en España «somos timoratos para implantar nuevas leyes».

Por ahora, otras grandes cadenas no darán el paso adelante, sino que mantendrán sus políticas de cobrar por las bolsas de un solo uso y fomentar en la línea de cajas que el cliente se decante por las bolsas reutilizables, que se venden a unos precios económicos y que se cambian gratuitamente cuando se deterioran. Desde Eroski explican que en cuanto a desterrar definitivamente las bolsas de un solo uso de sus supermercados «no hay una decisión al respecto, pero es seguro que, si se adoptara en el futuro, todos los pasos dados con antelación en relación al hábito en el uso de las bolsas reutilizables, supondrán una mayor sensibilización de los consumidores».

Autor:   Araceli Acosta



   Enlaces de interés
 
Círculo de Innovación en Tecnologías Medioambientales y Energía madri+d
Marketplace Tecnológico madri+d
Weblog madri+d: Energía y Sostenibilidad
Weblog madri+d: Medio Ambiente y Ciencia
Weblog madri+d: Conservación y Restauración de la Biodiversidad


   Noticias relacionadas
 
¿Preparados para prescindir de las bolsas de plástico?
La bolsa de plástico se resiste a morir

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------