Identificación de usuarios

Noticias


¿Son demasiado inteligentes los nuevos móviles?

Los operadores de telefonía móvil han reparado en que la amenaza a largo plazo a su negocio no son los otros operadores, meros rivales, sino los fabricantes de teléfonos o de software, las compañías de Internet, o los proveedores de contenidos que ahora pueden llegar directamente al usuario, produciendo una desintermediación de la industria en la que los operadores pueden convertirse en irrelevantes, gracias al boom de los famosos smartphones o teléfonos inteligentes.


FUENTE | Expansión
24/09/2009
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Justo cuando Internet móvil está explotando y se vislumbran negocios de grandes magnitudes gracias a la combinación de la banda ancha móvil con la web 2.0, los operadores se arriesgan a convertirse en meros vendedores de minutos de voz o de megas de datos -lo que el sector llama dump pipe (tubo tonto)-, y a quedar al margen de ese pastel.

ECOSISTEMAS DE LA NUBE

La razón de esta amenaza es que grupos como Google -con su sistema operativo para móviles Android-, Microsoft y su Windows Mobile, Blackberry, Nokia y su portal Ovi, y por supuesto el iPhone, están construyendo potentes ecosistemas de aplicaciones y servicios que se sitúan en lo que se ha llamado la nube (aplicaciones y datos críticos del usuario que residen en la red y no en el dispositivo) y se interponen entre el operador y el cliente.

Por ejemplo, Motorola acaba de lanzar un sistema llamado Motoblur, que opera sobre servidores del fabricante americano y unifica todas las aplicaciones necesarias, agregando los programas corporativos y personales. Así, consigue que el usuario tenga un sólo calendario de eventos, una única bandeja de entrada de mensajes (a la que llega todo el correo corporativo, el personal, los SMS, el messenger y los mensajes de las redes sociales y desde donde se puede enviar a todos estos destinos a la vez) y también una única libreta de contactos.

Como la información reside en la nube de Motorola, si el teléfono se pierde o es robado se puede borrar toda la información a distancia, manteniendo la intimidad a salvo. Además, todos los datos pueden restaurarse automáticamente si se compra otro teléfono con Motoblur, con sólo sincronizar el dispositivo con la cuenta original. A los efectos del usuario y de sus intereses más vitales, esta solución convierte en indiferente si utiliza Movistar, Vodafone u Orange.

EL CLIENTE ABDUCIDO

La identidad del operador móvil se vuelve cada vez menos importante y la solidez de su contacto con el cliente se erosiona. El usuario es abducido y fidelizado por el dueño de la nube, ya sea este un fabricante o un sistema operativo. Otro ejemplo es la nube de Google y Android, que ofrece en el teléfono búsquedas, correo, mensajería instantánea, llamadas de voz sobre IP, aplicaciones de escritorio o mapas con publicidad geolocalizada. Todo ello monetizado por Google con su eficaz maquinaria de recaudar publicidad y de la que el operador no ve un euro.

APPSTORE

Además, la revelación que ha supuesto la AppStore de Apple (una tienda de aplicaciones online, que pueden descargarse directamente en el teléfono), ha mostrado las posibilidades de puentear al operador. La tienda del iPhone tiene más de 80.000 aplicaciones que han sido descargadas en 1.700 millones de ocasiones. Y su capacidad de atracción es brutal. Solo el viernes pasado, Apple homologó 1.400 aplicaciones para que fueran subidas a su tienda, muchas más que las 1.100 que ha logrado reunir durante meses MStore, la tienda online de todo un megaoperador como Telefónica.

EL BOOM DE LOS 'SMARTPHONES'

En realidad este modelo de negocio, en el que un intermediario se cuela entre el operador y su cliente, ya existía desde hace años y Blackberry es un claro ejemplo, ya que ha logrado imponer a todos los operadores un sistema con aplicaciones y servicios propietarios y con su propio esquema de remuneración. Pero el impacto de las blackberrys, aunque importante en el negocio corporativo, era limitado en el mercado global.

Lo que pasa es que el reciente boom en la demanda de los smartphones está amplificando el efecto desintermediador de la industria. Entre abril y junio de este año, en Europa Occidental se han vendido 33 millones de móviles normales, un 12% menos que hace un año, y casi 9 millones de teléfonos inteligentes, un 25% más, según la consultora IDC. O sea, que estos móviles listos no sólo suponen ya un 20% del mercado, sino que son los únicos que crecen del sector.

DURMIENDO CON EL ENEMIGO

¿Y porque se venden tanto? Además de su atractivo específico, el auge de los smartphones se debe también a que están siendo muy apoyados por los operadores, con fuertes subsidios para abaratar sus altos precios. En medio de la crisis, los smartphones son una bendición, ya que sus dueños tienen un tráfico de datos muy superior (hasta veinte veces) que los clientes normales.

De hecho, los datos en redes móviles son el único segmento que está aumentando las ventas y logrando compensar, en parte, la caída de ingresos por la voz. Los operadores están atrapados en un dilema del tipo pan para hoy y hambre para mañana (aunque un hambre relativa, ya que siguen siendo una industria con unos márgenes muy altos). Saben que los smartphones aumentan el riesgo de desintermediación de la industria y de convertirse en dump pipes, pero suponen la única gasolina para mantener el crecimiento.

'VODAFONE 360'

No es de extrañar, por tanto, que los grandes operadores móviles estén buscando soluciones a este círculo vicioso. Buena parte de los anuncios que hoy hará Vittorio Colao, el consejero delegado de Vodafone, van por ese camino. Vodafone 360, su anuncio estrella, combina hardware y software, aplicaciones y servicios, para conseguir que el cliente tenga la misma experiencia de uso, "la experiencia Vodafone", sea cual sea el tipo de teléfono que utilice. Es lo mismo que se intentó ?sin éxito? con Vodafone Live!.

La iniciativa Vodafone 360 incluirá nuevos smartphones adaptados al sistema, el lanzamiento de una tienda online propia y un agregador de redes sociales y comunicaciones. El lanzamiento coincidirá, además, con la renovación de la marca, que sustituirá el slogan Make the most of now (Es tu momento, es Vodafone) por el de Power to you. Se trata de dar la vuelta a la ecuación y convertir en fundamental al operador y en irrelevante al dispositivo.

Eso supone apostar por nuevas plataformas, como el sistema operativo LiMo (Linux Móbile) del que se lanzará un primer modelo de smartphone fabricado por Samsung. La plataforma LiMo, probablemente debido a su juventud y debilidad relativa (y al fuerte respaldo de Vodafone, que cuenta con un vicepresidente en el consorcio encargado del desarrollo), es más flexible y receptiva a los requerimientos de personalización de Vodafone, que las plataformas ya consagradas o en vías de serlo como Blackberry, iPhone, Windows o Android.

'VODAFONE PEOPLE'

Parte esencial de 360 será Vodafone People, una nube propia, con un concepto similar a Motoblur. Con People, el grupo británico apuesta por el uso intensivo de las redes sociales en combinación con los servicios móviles, ya que permitirá agregar todos los contactos procedentes de la esfera corporativa o personal, organizarlos por grupos, ordenarlos en el tiempo y como una conversación, recibir integradamente todos los mensajes, saber en todo momento la situación de los amigos o decidir si se está o no disponible para el resto de la red. People correrá por encima de todos los teléfonos (en sus versiones para los diferentes sistemas operativos es compatible con más de 400 modelos de teléfono) y será accesible desde móviles, PC o Mac.

PELIGRO POR CRECIMIENTO

Entremedias

Grupos de Internet como Google, fabricantes de teléfonos como Nokia o Motorola o empresas de software como Microsoft, están invadiendo el terreno de los operadores móviles, con aplicaciones y sistemas que funcionan virtualmente (en la 'nube') y se sitúan entre el operador y el cliente.

Fidelización

Estas aplicaciones intermedias, que funcionan sobre el creciente parque de teléfonos inteligentes, están soportando datos y facilidades esenciales para el usuario, con el riesgo para los operadores de que éste sea fidelizado por el fabricante o el sistema operativo y la identidad del operador se convierta en irrelevante.

Autor:   Ignacio del Castillo



   Enlaces de interés
 
IMDEA Networks
Weblog madri+d: Sociedad de la Información
Weblog madri+d: Tecnocidanos


   Noticias relacionadas
 
Apple lanza un iPhone dos veces más rápido y con la opción de grabar vídeo
Movistar, Vodafone y Orange, unidas por los códigos 'bidi'
Spanair y Vodafone lanzan una tarjeta de embarque para el móvil

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Expansión



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


2ª Edición  Workshop de  Introducción a la  Imagen Molecular  Preclínica y sus  Aplicaciones en  Investigación  Biomédica 2ª Edición Workshop de Introducción a la Imagen Molecular...

UC3M-Universidad Carlos III...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------