Noticias


El ajo y la cebolla beneficiosos para la salud

Un equipo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) viene trabajando intensamente en los últimos años en la evaluación de los efectos beneficiosos para la salud del ajo y la cebolla como fuente de compuestos organosulfurados, que tienen un efecto protector frente al cáncer. No obstante, aún se está lejos de comprender el verdadero papel de estos compuestos en la prevención de la enfermedad.


FUENTE | UCM - mi+d
21/06/2010
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


La presencia en el ajo y en la cebolla de gran cantidad de sulfuros de alilo y propilo, responsables de sus olores y sabores característicos, convierten a estos alimentos en agentes quimiopreventivos frente a la acción carcinogénica de compuestos de la dieta. Las plantas del género (Allium), especialmente el ajo (A. sativum) y la cebolla (A.cepa), son fuentes muy ricas de compuestos organosulfurados. Estas sustancias, que se encuentran en forma de precursores, se transforman en compuestos azufrados cuando estas plantas se dañan, cortan, o maceran, por la acción de unas enzimas denominadas alinasas. Entre estos compuestos destacan el sulfuro de dialilo (DAS) y el disulfuro de dialilo (DADS) en el ajo, y el sulfuro de propilo (DPS) y el disulfuro de dipropilo (DPDS) en la cebolla.

La asociación entre el consumo de ajo o cebolla y el riesgo de padecer cáncer se ha evaluado en múltiples estudios epidemiológicos en los últimos 30 años. Se ha establecido que los individuos que consumen cantidades diarias muy elevadas de ajo (20 g) son menos susceptibles al cáncer que otros con un bajo consumo, particularmente en el caso del cáncer de estómago e intestino.

Además, numerosos estudios in vivo e in vitro han demostrado que los compuestos organosulfurados de estas hortalizas poseen una elevada actividad antioxidante.

Por ello, en los últimos años el grupo de investigación denominado "Estrategias Quimiopreventivas frente a Compuestos Carcinogénicos de la Dieta", del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Veterinaria de la UCM, viene trabajando intensamente en la evaluación del efecto protector de estos compuestos frente a carcinógenos presentes también en nuestra dieta, como las N-nitrosaminas.

Celulas de hepatoma

Células de hepatoma humano tratadas con
N-itrosopirrolidina

Los alimentos constituyen una de las principales fuentes exógenas de N-nitrosaminas para la especie humana, existiendo una gran preocupación por su presencia en nuestra vida diaria, ya que constituyen uno de los grupos de agentes carcinogénicos más estudiados. La formación de las N-nitrosaminas en los alimentos tiene lugar durante su almacenamiento y maduración o en el transcurso de algunos procesos clave en su elaboración, como el tratamiento térmico.

En la investigación se han utilizado los compuestos organosulfurados del ajo y de la cebolla para evaluar si son capaces de inhibir, o al menos de reducir, el efecto genotóxico causado por las N-nitrosaminas. Este estudio se realizó in vitro, utilizando células de hepatoma humano y un ensayo denominado Cometa, ya que las células con su ADN dañado por el efecto genotóxico de las N-nitrosaminas, muestran colas de cometas (veáse la figura).

Los resultados obtenidos mostraron que todos los compuestos organosulfurados protegieron a las células de hepatoma humano frente al daño al DNA inducido por las N-nitrosaminas evaluadas. Además, también se observó que los compuestos con dos átomos de azufre en su molécula ejercían un efecto protector mayor que aquellos que solamente presentaban un único átomo. Esto indica que el número de átomos de azufre en la estructura química de los compuestos organosulfurados del ajo y de la cebolla juega un papel fundamental en su efecto protector. Asimismo, también se han determinado los posibles mecanismos de acción por los que estos compuestos ejercen su efecto protector. Entre ellos caben destacar la inhibición de la actividad de las enzimas hepáticas (Fase I) necesarias para metabolizar las N-nitrosaminas, la estimulación de las enzimas de la Fase II, que convierten los compuestos reactivos en menos tóxicos y más fácilmente excretables y la actividad antioxidante.

No obstante, hoy en día sigue siendo muy complicado determinar el comportamiento de estos agentes quimiopreventivos cuando son ingeridos a través de la dieta, debido a que una sola ración de vegetales puede contener cientos de estos compuestos. De hecho se han descrito interacciones entre ciertos quimiopreventivos que podrían tanto potenciar como interferir el efecto protector individual de cada uno de ellos, ya que pueden afectar a un amplio rango de procesos biológicos como el metabolismo, la biodisponibilidad, la solubilidad, la absorción o la eliminación. La complejidad de estas interacciones hace que estemos lejos aún de conocer y comprender el verdadero papel de estos compuestos en la prevención del cáncer.



Arranz N., Haza, A.I., García, A., Moller, L., Rafter, J. y P. Morales 2007. Protective effects of organosulfur compounds towards N-nitrosamines-induced DNA damage in the single-cell gel electrophoresis SCGE/HepG2 assay. Food and Chemical Toxicology, 45: 1662-1669.

García, A., Haza, A.I., Arranz, N., Delgado, E. Rafter, J. y P. Morales. 2008. Organosulfur compounds alone or in combination with vitamin C protect against N-nitrosodibutylamine and N-nitrosopiperidine-induced oxidative DNA damage in HepG2 cells. Chemico-Biological Interactions, 173: 9-18.


Autor:   Paloma Morales / Ana I. Haza



   Enlaces de interés
 
Círculo de Innovación de Biotecnología madri+d
Marketplace Tecnológico madri+d
IMDEA Alimentación
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)
Blog madri+d: Salud Pública y algo más
Blog madri+d: Macromoléculas, Bioinformática y Fármacos
Blog madri+d: Esos pequeños bichitos
Blog madri+d: Seguridad Alimentaria y Alimentación


   Noticias relacionadas
 
Un compuesto del aceite de oliva podría prevenir el cáncer de mama
El extracto de melón amargo frena el crecimiento del tumor de mama
La protección de la fruta y la verdura frente al cáncer, más débil de lo que se pensaba



2 comentarios



  2
   diana | 18/11/2012   Rosario, Argentina
 
Felicito y me congratulo, con quienes divulgan 'la labor de estudio  e investigación ' del poder de cura y protección que el ajo y la cebolla ejerce sobre el cancer , llevado a cabo  por un equipo de la Universidad Complutense de Madrid.
Como dije anteriormente , mi experiencia  del uso de estos elementos de la naturaleza, me han  hecho ver   que  son la más grande de las vacunas para preservar  la salud, y por supuesto también nos ayuda a recuperarla en el caso de que esta nos quiera abandonar.
Añadir un comentario

  1
   diana | 18/11/2012   Rosario, Argentina
 
Mi experiencia personal con el ajo y la cebolla,   es de  que su uso diario  ( ambos, siempre crudos ) acompañados de una dieta variada, y pobre en alimentos cárnicos cuidan de mi salud y la de mi familia desde siempre, Manteniéndonos alejados de toda enfermedad. Con las defensas altas,
Protegiéndonos de alergias e infecciones. Creo firmemente que el ajo la cebolla y el limón  han de ser  elementos diarios en nuestra dieta
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------