Noticias


MONIQA innova en la calidad y seguridad de los alimentos

¿Hasta qué punto son seguros los alimentos que consumimos? A muchos les ha asaltado esta duda, pero el proyecto financiado con fondos comunitarios MONIQA («Vigilancia y control de calidad de la cadena de suministro de alimentos al completo») la ha respondido gracias al desarrollo de métodos y herramientas fiables para evaluar los alimentos que consumimos.


FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario
22/06/2010
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


El proyecto, financiado con más de 12 millones de euros por medio del área temática «Calidad y seguridad de los alimentos» del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE, ofrece una base de datos sobre la calidad y seguridad de los alimentos y herramientas analíticas para los productores y la cadena de suministro de comestibles.

El consorcio MONIQA, compuesto por 33 organizaciones de dentro y fuera de Europa, se centró en la armonización de las estrategias de control y vigilancia de la calidad y la seguridad de los alimentos. Gracias a esta base de datos innovadora, los usuarios pueden consultar las restricciones legislativas y los métodos analíticos de muestreo correspondientes.

Los socios de MONIQA indican que uno de los componentes fundamentales de la base de datos es el «Sistema comunitario de alerta rápida» (RASFF), una herramienta clave de la UE que garantizará la seguridad alimentaria al permitir un intercambio rápido y efectivo de información entre Estados miembros y la Comisión Europea cuando se detectan riesgos para la salud humana en la cadena de alimentos y piensos.

La base de datos contiene listas exhaustivas de contaminantes y productos en los que dichos contaminantes pueden suponer un peligro para la cadena alimentaria. Estas listas están conectadas a las fuentes de información. Los socios explican que los datos RASFF se utilizaron en un principio para establecer la estructura básica de la base de datos y que desde entonces ésta se ha actualizado con los resultados del proyecto MONIQA.

Estos resultados incluyen métodos utilizados en la actualidad por los socios de MONIQA para identificar y medir grados de riesgo y contaminantes, indicaciones sobre normativas alimentarias nacionales, un archivo de informes y también información basada en informes sobre deficiencias referentes a la calidad y seguridad de los alimentos.

Gracias a los socios del proyecto, la información de RASFF se ha volcado en una base de datos completamente relacionada y que permite realizar búsquedas en todo su contenido. Los usuarios pueden realizar búsquedas de notificaciones por producto, contaminante, país de origen y países notificadores.

Los socios indican que para establecer las categorías de contaminantes en la base de datos se utilizaron amplios grupos de contaminantes incluidos en RASFF y agrupaciones sobre las que la UE ha legislado los niveles máximos permitidos en alimentos o piensos.

La lista de productos se basó en un primer momento en la legislación que rige el nivel máximo de residuos de plaguicidas, pero se amplió para que incluyera especies concretas de frutas y vegetales para los que existe una normativa concreta o que aparecen con frecuencia en RASFF. También se añadieron a la base de datos productos de origen animal y su legislación correspondiente.

Los interesados en obtener más información pueden descargar el documento «Base de datos de métodos MONIQA en siete pasos sencillos» de la página web del proyecto.

Por otro lado, del 8 al 10 de junio se celebró en Cracovia (Polonia) el segundo congreso internacional MONIQA, en el que se abordaron desde una perspectiva interdisciplinar diversos temas pertenecientes a las ciencias de la nutrición y los alimentos y el impacto socioeconómico de las amenazas alimentarias. Se incidió en las novedades existentes en cuanto a normativas de seguridad de los alimentos, micotoxinas y ficotoxinas, alérgenos alimentarios, contaminantes químicos, aditivos alimentarios, contaminación microbiológica y tecnologías para la evaluación de la seguridad y la autenticidad de los alimentos.

Iniciado en 2007 y con una duración de cinco años, MONIQA reúne a expertos industriales e investigadores clave de Europa, Asia y Oceanía bajo la coordinación de la «Asociación internacional de ciencia y tecnología de los cereales» (Austria).



   Enlaces de interés
 
IMDEA Alimentación
Blog madri+d: Seguridad Alimentaria y Alimentación


   Noticias relacionadas
 
La seguridad alimentaria empieza por la investigación
Cómo huir de la hegemonía de las frutas y verduras 'clónicas'



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------