Identificación de usuarios

Noticias


Edward O. Wilson: Los mejores científicos rara vez son religiosos

Entrevista a Edward O. Wilson, (1929, Alabama, EE.UU.). Biólogo y padre de la sociobiología. Fue un muchacho fascinado por los bichos que se convirtió en un caballero en la Universidad de Harvard. Tras llegar a Madrid para recibir el Premio Fronteras del Conocimiento de Ecología y Biología de la Fundación BBVA, este profesor emérito de Harvard explica los detalles de su nueva obra, que se publica en 2012.


FUENTE | Público
16/06/2011
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Edward O. Wilson permanece calmado hasta que se le pregunta por las hormigas. Entonces se revuelve en la silla, gesticula describiendo la ferocidad de unas mandíbulas, imita con sus manos el paso de un ciempiés y sonríe hasta con el ojo que se cegó mientras pescaba cuando tenía 7 años. En Harvard escandalizó a sus colegas y cambió el rumbo de las teorías de la evolución basado en las hormigas, el animal con sociedades más complejas después del hombre. En 1975 propuso que la sociedad dentro de un hormiguero sirve para entender a la especie humana, algo que los marxistas no toleraron y por lo que James Watson, codescubridor del ADN, le retiró el saludo. Desde entonces, la idea de Wilson se ha convertido en una disciplina, la sociobiología, y su padre ha seguido acuñando nuevos términos, como el de biodiversidad, en 1988. También escribe de forma incansable obras de divulgación por las que ha ganado dos premios Pulitzer.

PREGUNTA: ¿Qué hace cuando no está trabajando?
RESPUESTA: Trabajar es divertido. Acabo de regresar de Ecuador y de la costa estadounidense del golfo de México. He estado en junglas y en praderas. En julio me voy a Mozambique. Este es mi trabajo y mi hobby.

P: ¿En qué estado se encuentran los ecosistemas del Golfo tras el vertido?
R: Dirijo varios estudios sobre la biodiversidad en Florida y Alabama. También estoy planeando recomendaciones para que el Gobierno cree nuevos parques nacionales o reservas.

P: ¿Es viable establecer esos parques nacionales?
R: Esperamos que sí. Debemos actuar rápido para crear reservas. Pero al mismo tiempo tenemos que ponernos de acuerdo con los empresarios para crear una economía dentro de los parques y alrededor de ellos. Si no podemos mejorar la vida de la gente de la zona, se perderá todo.

P: Usted se ha mostrado optimista con que el hombre sabrá llegar a un acuerdo para salvar la biodiversidad. ¿Lo sigue pensando?
R: Soy un cauto optimista. No podemos salvar todos los ecosistemas y especies. Es como el cambio climático, ya lleva demasiada inercia. Perderemos especies y ecosistemas hagamos lo que hagamos, pero podemos frenarlo y, al final de este siglo, detener la pérdida. Salvar la biodiversidad quiere decir salvar al mundo vivo. Deberíamos estar prestando mucha más atención a esto. Por ahora, nos interesa el cambio climático o la escasez de agua, pero la humanidad en su conjunto, incluidos los políticos, no entienden que estamos perdiendo el mundo vivo.

P: Su sociobiología causó mucho revuelo hace 30 años. ¿En qué estado está hoy?
R: En los setenta introduje la idea de la sociobiología, es decir, que se puede estudiar el comportamiento social de forma científica. La oposición no llegó por el rechazo de esa idea sino por una objeción de incluir a los humanos. Se asumía que la mente humana está libre de instintos. Que es una página en blanco que se forma a través de la experiencia y la educación. Es una postura difícil de entender hoy en día, pero muy extendida entonces en las ciencias sociales. Era un dogma, también de la extrema izquierda. Los marxistas creían que podían hacer al hombre perfecto y después tener la sociedad perfecta. Pusieron en duda la sociobiología, pero hoy en día está completamente aceptada. Ahora hay estudios en muchas áreas que han recuperado los instintos como característica verdaderamente humana.

P: ¿Cuánto se pueden modificar esos instintos con educación?
R: Hay que buscar el medio. Entonces surge la definición de la naturaleza humana que yo sugiero. Según ella, los instintos no son respuestas absolutas a un estímulo, como en los animales. En humanos, los instintos son la predisposición de aprender una cosa y no otra. Incluye, por ejemplo, la forma en la que los humanos vemos, dividimos y nombramos los colores. Sigue reglas muy claras, una tendencia que no es absoluta, que varía entre sociedades, pero siempre existe. Otra es la tendencia a eludir el incesto. La gente evita tener hijos entre dos personas que han sido criadas y educadas juntas, como hermano y hermana. Es un gran ejemplo de un instinto que no depende del aprendizaje ni las circunstancias, pero aún así es muy poderoso.

P: Usted también defiende que la evolución sucede en grupos de hormigas, por ejemplo, que triunfan sobre otros. ¿Se aplica lo mismo a los humanos?
R: La próxima primavera publicaré mi nuevo libro, Social Conquest of Earth (La conquista social de la Tierra). En él examino el origen de los humanos, pero también el de las otras criaturas exitosas en crear sociedades. En ellas hay una división del trabajo, unos se reproducen y otros se sacrifican a no hacerlo, y se cuida de los individuos jóvenes. Me pregunto cómo han surgido estos comportamientos en todas las criaturas, incluidos los humanos. Con datos de arqueología, psicología, historia y genética de poblaciones, creo que puedo mostrar que la razón es la evolución grupal. Es algo que empezó hace tres o cuatro millones de años y desemboca en que un grupo se queda con el territorio de otro, al que elimina o asimila. Es uno de los rasgos más enraizados del comportamiento humano y también uno de los más peligrosos. Fue lo que creó al ser humano frente al resto de prehumanos. Ahora, lo que nos creó amenaza con destruirnos.

P: ¿Seguimos evolucionando en grupo?
R: Todo el mundo quiere pertenecer a un grupo y quiere pensar que su grupo es mejor que el resto. Los seres humanos somos extremadamente grupales. Queremos estar con otra gente, pero siempre dentro de nuestro grupo, que siempre será mejor que otros sin importar si hablamos de una religión, una nación, un equipo de fútbol Eso es lo que es la naturaleza humana.

P: ¿Cómo cree que surgió el primer animal social?
R: El salto a una sociedad avanzada, como la que tienen las hormigas o los humanos, convierte a ambos en especies extremadamente exitosas. Llegaron al umbral de convertirse en criaturas sociales cuando sus ancestros construyeron un nido para cuidar de sus crías. Esta es, en los 20 casos que he analizado, la regla, sin excepción.

P: ¿Y en los humanos?
R: Empezó hace unos tres millones de años, en un grupo llamado Homo habilis. Fueron los primeros en hacer dos cosas. Primero, comer carne, transformarse en omnívoros. Lo segundo es hacer nidos, o sea, campamentos, como los que se han hallado y que pertenecieron a los Homo erectus, que descendían de los Homo habilis. No eran diferentes de otros animales eusociales [hormigas, abejas, termitas]. Es una preadaptación rara, muy pocas especies hacen nidos para alimentar a los jóvenes. Dentro de éstas, un número mucho más pequeño, unas 20 ó 25 especies, dio el salto al siguiente paso: la nueva generación y la vieja se quedan en el nido y forman un grupo.

P: ¿Eso es todo?
R: Cuando tienes un grupo, la ventaja de la cooperación es enorme, pero requiere saber qué necesita el otro. Si estiro el brazo para agarrar una botella pero no alcanzo, tú lo harás por mí. Un chimpancé no. Nosotros leemos las intenciones del otro. También nos gusta competir con los demás en un entorno de cooperación. Esa es una fuerza primordial de la evolución.

P: ¿Cómo explica el auge del creacionismo en EE.UU.?
R: EE.UU. sigue siendo un país intensamente religioso. Creo que se debe a su carácter de frontera. Hace siglo y medio se formaron pequeños grupos. Comenzaron en Nueva York o Pensilvania y conquistaron el oeste. Necesitaban algo que les uniera. No tenían grandes iglesias como en Europa, ni obispos, ni santos. Lo único que les unificaba era la Biblia. Así que aceptaron que todo lo que dice es verdad. A eso se debe que los americanos sean más religiosos y explica por qué están dispuestos a creer en cosas estúpidas. No es tanto ignorancia como lealtad a su grupo.

P: ¿Es posible ser parte de un grupo religioso y aceptar las teorías de Darwin?
R: Sí. Puedes ser un muy buen científico y no creer en la evolución. Pero apenas ocurre. En 1990 se supo que entre los biólogos de la Academia Nacional de Ciencias, la élite de los mejores científicos de EE.UU., sólo el 3% creía en Dios o en la vida después de la muerte. En otras palabras, los mejores científicos rara vez son religiosos.

"HE BUSCADO ESTA HORMIGA DURANTE AÑOS"

Edward O. Wilson no duda ni un segundo cuando se le pregunta por su hormiga favorita. "Es una que busqué durante años y años", reconoce. Sorprender a este biólogo en materia de hormigueros no es fácil, ya que, como profesor (ahora emérito) de Harvard y conservador del Museo de Zoología comparada de esta universidad, estuvo a cargo de la mayor colección de hormigas del mundo. Pero aquel ejemplar de 'Thaumatomyrmex' era algo único. "Sus mandíbulas son como horcas, con una hilera de dientes que llega hasta la cabeza. Eran tan difíciles de encontrar que no sabíamos qué comían. Por fin unos colegas brasileños encontraron una colonia y supieron que se alimenta de una sola especie de ciempiés que se defiende como un puercoespín. Está cubierto de espinas y es el único alimento de la hormiga. Esta llega con sus mandíbulas, traspasa las púas, lo mata y se lo lleva a casa. Después le quita las espinas gracias a unos parches rugosos que tiene en las patas traseras y así se lo puede comer. Esa es mi hormiga preferida", relata Wilson. Su otra gran pasión es la hormiga podadora, sobre la que acaba de publicar una monografía y que califica como "la más interesante" entre las que ha estudiado. Se caracteriza por formar largas colas de obreras que acarrean trozos de hojas. "Son agricultoras y forman la sociedad más compleja que se conoce después del ser humano. Toman hojas frescas para cultivar hongos. Lo hacen siguiendo una cadena de montaje por diferentes castas. Crean un sustrato en el que cultivan los hongos", comenta.

Autor:   Nuño Domínguez



   Enlaces de interés
 
Blog madri+d: Biología y pensamiento
Blog madri+d: Un Universo invisible bajo nuestros pies
Blog madri+d: Sostenibilidad y Responsabilidad Social


   Noticias relacionadas
 
Los científicos logran crear espermatozoides en el laboratorio
Científicos resuelven el acertijo de Molyneux 300 años después
Unos científicos descubren cómo la nicotina quita el hambre

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Público



22 comentarios



 22
   Pablo | 17/06/2011   Madrid, España
 
Pues sí, Servet y Bruno fueron a la hoguera, uno en una ciudad protestante y el otro en una ciudad católica.
Pero tampoco es cierto que muriesen por alguna idea científica. Murieron por la intolerancia que, en aquella época tomó un cariz religioso, al igual que en el siglo XIX y XX ha tomado otros (político, racial, colonial, etc).
Sí, Servet es bien conocido por haber descubierto la circulación pulmonar de la sangre (era médico). Pero cuando lo que uno cuenta sobre él es sólo eso y que murió en la hoguera, a más de un oyente se le ocurre conectar ambas cosas. Y la verdad es que no tienen nada que ver. Si fue asesinado fue por sus ideas religiosas (Servet era unitario, negaba la trinidad).
Otro tanto con Bruno, que ni siquiera era científico. Aceptó las ideas de copérnico, pero tampoco fue quemado por eso. Ahí la cuestión era que Bruno abandonó la iglesia católica y defendió la infinitud y eternidad del mundo y ya puestos elaboró toda una filosofía-religiosa incompatible con las creencias tradicionales de la iglesia católica que le condenó como un renegado.
Dos asesinatos repugnantes, pero que no tienen nada que ver con la ciencia ni con las relaciones ciencia y fe. Es más, todos los participantes, incluídos Copérnico, Servet y Bruno eran profúndamente religios (cada uno en su propia forma de religión) y se sorprenderían de ver que hoy se contrapone la ciencia a la fe!
Las cosas son más complicadas de lo que parecen y de los que normalmente nos suelen contar...
Añadir un comentario

 21
   Félix | 17/06/2011
 
Jolin Jose 18 encima de no entender lo mio es verdad que has metido bien la pata con lo de Copernico.
Y teniendo a Miguel Servet a mano (cuenta como asesinado del cristianismo, aunque se lo cepillaran unos herejes) y a Giordano Bruno los dos bien churrascaos..............
Inicio

 20
   Pablo | 17/06/2011   Madrid, España
 
José (comentario 18): 'Recordamos Mikolaj Kopernik. ¿A caso lo quemo vivo la tolerancia entre ciencia y religion?'
La verdad es a Copérnico no le quemó nadie. Ni vivo ni muerto. Murió en su cama, de viejo, poco después de la publicación de su gran obra dedicada al Papa, con las recomendaciones de su obispo (Giese) y con la colaboración de su discípulo (el matemático protestante alemán Rético, que fue a trabajar con él enviado por el teólogo y reformador protestante Melanchton).
Algunos veían y ven conflicto. Otros no, entre ellos el propio Copérnico, cuyas ideas sobre como compatibilizar sus descubrimientos con el cristianismo los publicó Rético en un libro perdido durante siglos y redescubierto por un historiador de la ciencia (Hooykaas) en los años 70. Quien quiera puede leer su espléndida edición Latín-Inglés.
Añadir un comentario

 19
   Félix | 17/06/2011
 
Jose del mail 18 yo creo que no has leido con detenimiento mi mail 17.
Es que no dices nada realmente diferente. Me parece a mi que has comentado la primera frase sin leer las siguientes frases por ejemplo: 'Si que se enfrentan culturas: la de la voluntad del conocimiento basada  en pruebas reales y las de la imposición de mitos sin pruebas (ciencia y religión respectivamente por si alguien tiene dudas)'

Inicio

 18
   jose | 17/06/2011   madrid, esp
 
Sobre el primer comentario:
La ciencia y la religion no se enfrentan porque son productos mentales ....
Recordamos Mikolaj Kopernik. ¿A caso lo quemo vivo la tolerancia entre ciencia y religion? Recordamos la Inquisición, que tan generosamente casi no se estudia en las escuelas oficiales. ¿Se dedicaban solo a lo espiritual en la religion?
Dos visiones sobre el mundo se pueden enfrentar siempre cuando tienen relacion con el poder. Sea que sea su naturaleza o los menusculos que sean los detalles que les separan.
Lo unico que contiene el enfrentamiento es que la religion de gran parte esta separada de la religion y donde no lo esta, como por ejemplo Afganistan, la gente sufre. O a veces, la tolerancia hacia la ciencia simplemente se impone de la imperativa de sobrevivir, como en la actualidad en Iran. No creen en la ciencia, pero necesitan las bombas atomicas. Pues segun la fe se pueden conseguir con plegarias, pero algo no cabe...
(siento de no tener acentos en este teclado).

Añadir un comentario

 17
   Félix | 17/06/2011
 
La ciencia y la fe no se enfrentan por que son conceptos en nuestra cabeza: decir eso, que lo digo y lo repito en realidad es solo una metáfora. Como no son seres realmente existentes, no se pueden enfrentar. No son cosas con existencia material (con la única existencia que hay). Pero la ciencia arranca espacios a la(s) religión(es), a la superstición, a las mentiras new age, al mundo de las hadas y los nomos y así sucesivamente a toda esta categoría de cosas falaces. Si que se enfrentan culturas: la de la voluntad del conocimiento basada  en pruebas reales y las de la imposición de mitos sin pruebas (ciencia y religión respectivamente por si alguien tiene dudas)
Y por supuesto la ciencia se equivoca, tambien mete la pata, es manipulada y utilizada para intereses económicos o ideológicos (por ejemplo la carrera espacial del siglo pasado). La ciencia tambien esta sometida a todos los problemas de lo humano, la intolerancia, el orgullo de los que están arriba, la humildad que se transforma en soberbia de los que un día estaban abajo y luego se ven arriba y tantas cosas mas hasta el infinito….tantas cosas demasiado humanas. La diferencia es que para controlar esos problemas la ciencia tiene mecanismos más finos o robustos que otras instituciones (que a veces tambien los tienen) y que es muy difícil mantener errores, mentiras, imposiciones de las elites que se resisten a cambiar de paradigma o intereses ocultos durante cientos de años, como ocurre con otras instituciones. ¡Como no hablar de Galileo!. Un creyente científico que es traicionado y obligado a abjurar de sus descubrimientos. Pues claro que hay que hablar, estaría bueno. Por mas que un librito de tantos que hay circulando trate de salvar lo insalvable de la imposición de la iglesia.
Repito,  creencia ciega y confianza no son lo mismo. Yo estoy dispuesto a creer en dios si se me muestra una prueba evidente. Tambien en los nomos del bosque. El problema es que los creyentes creen en dios aún cuando las evidencias apuntan a lo contrario y a pesar de que la ciencia recorta el espacio de dios de un modo creciente. Pero es mas, es que si a uno le toca la religión musulmana pues cree en la piedra sagrada, si a uno le toca lo hinduista pues que garuda tira del carro de no se quien (garuda es una rata gigante que tira de un carro tipo Ben Uhr, que cosas una conexión con la semana santa) y si te toca creer que el domingo un trozo de pan y de vino se transforman es carne y sangre real pues te lo tragas así, sin espíritu crítico, a palo seco. Enséñenme el análisis químico y si me demuestran que hay carne y sangre de verdad pues me lo creeré (no me vale el espíritu santo, su infusión mística, que dios sabe lo que yo no puedo saber y cosas del estilo)
Javier. Hombre primero a ver si te curras el mensaje por que eso de los teoremas que no recuerdas y los noveles que no recuerdas pues mejor no lo pongas. En cuanto al científico ese (que por supuesto no recuerdas su nombre) y que respecto a la religión siguió el camino contrario al mió, pues que le vaya bien supongo que en algún momento del camino nos cruzamos y nos saludamos amablemente. Deseo que si nos volvemos a cruzar sea por que el desande lo andado, no por que yo me vuelva un cobarde intelectual y existencial y sea yo el que retorne al “redil”. Aunque mas claro que el agua, tu científico teísta ya mayor el hombre se acerca al fin y ha dicho” por si a caso creo en dios no vaya a ser que luego….” eso no es sabiduría eso es morro y debilidad intelectual.
Me decían que me convenía enterarme de San Agustín. Como lo estudie (con aburrimiento por que además en las paginas de al lado estaban lo de Freud, Nietzsche y Marx y me iba a leer esto, donde va a parar la comparación, menudo rollo S.Agustín!!!!!!) en el BUP y COU pero se me olvido. Pues, bueno se que no es quizás muy recomendable pero empecé por lo mas fácil, la wiki. Aquí va que aproveche!: “Agustín, quien tuvo contacto con las ideas del evolucionismo de Anaximandro, sugirió en su obra La Ciudad de Dios que Dios pudo servirse de seres inferiores para crear al hombre al infundirle el alma, defendía la idea de que a pesar de la existencia de un Dios no todos los organismos y lo inerte salían de Él, sino que algunos sufrían variaciones evolutivas en tiempos históricos a partir de creaciones de Dios”. Esto lo tengo que estudiar más, mira por donde lo mismo termino agustiniano.
Unas palabras sobre el OPUS DEI sus científicos y la penetración en instituciones del régimen franquista: Sencillamente como en todos los estamentos de la dictadura fascista a partir de la década de los 60 y antes. Esos “meritos” son los de acaparar el poder en todos los estamentos como en cualquier dictadura (la estalinista, la Cubana, la de Obiang, la Iraní…) los amigotes son los jefes y los que escriben la historia, tambien de la ciencia española de la época. Eso no resta mérito a su trabajo, pero si a la pretensión de que ellos construyeron la ciencia en España: Pues claro, eran los adeptos al régimen quien iba a tener el poder de los estamentos científicos…O sea una vergüenza más para la Iglesia Católica y para el OPUS, la colaboración con una dictadura asesina.

Inicio

 16
   Miguel "Garcia" | 17/06/2011
 
Alfonso, veo que sigues leyendo entre líneas, demasiado rápido o sin entender lo que lees. La especie que menciono (S. anglica) se originó por uno de los mecanismos más comunes de la evolución de las angiospermas, hibridación seguido de poliploidización. No es una planta que existiese antes y se describiese como nueva para la ciencia (especies nuevas se describen todos los días). Esa especie se ORIGINÓ en Inglaterra a partir de un híbrido entre una especie americana y otra europea. Javier (comentario 15), la Spartina NO estaba!!! La duplicación del complemento genómico se produjo de forma natural (por aquel entonces nadie era capaz de crear poliploides artificiales) y el resultado fue una planta completamente distinta, con caracteres morfológicos y fisiología únicos y sobre todo con una increíble capacidad de colonización. Esto es sólo un ejemplo de algo que se puede seguir el rastro históricamente y donde se puede estudiar el destino de los genes cuando se produce la poliploidización (busca en Scopus Spartina y podrás ver lo publicado hasta ahora). Esto se llama evolución; un tipo muy concreto pero evolución. La evolución, a nivel molecular deja incontables huellas (recombinación, pseudogenes, evolución concertada, transferencia entre orgánulos, selección génica positiva, etc. etc....), cada vez más evidentes conforme se analizan más y más genomas y eso para un microbiólogo debía ser más que evidente (me imagino que eres microbiólogo porque tu nombre aparece como autor de uno de los volúmenes de una nueva colección de libros del CSIC). La adaptación es uno más de los incontables elementos que intervienen en la evolución y continuamente, incluso en los telediarios, aparecen noticias de cómo bacterias son capaces de hacerse resistentes a los antibióticos o de volverse mortales. Mutaciones genéticas ocurren continuamente y lo sabes. Los seres vivos no son inmutables y eso no es cuestión de fe, es una evidencia. Afortunadamente la ciencia y el conocimiento avanzan pero para algunos sería más cómodo seguir creyendo que la Tierra es plana y el centro del universo, y que el hombre (no la mujer) está hecho a imagen y semejanza de Dios (que vanidosos somos!)...
Añadir un comentario

 15
   Javier | 16/06/2011   Santiago de Compostela, España
 
Sobre el comentario de Félix: Ciencia y Religión no tienen porqué estar enfrentadas, ha habido y hay mucho científicos creyentes e, incluso, religiosos (para una lista inicial ver post anteriores). Otra cosa es que haya gente a la que le guste enfrentarse con la Iglesia. Pero eso siempre lo ha habido.
Y ojo que lo de pedir perdón por lo de Galileo... bueno, no es que la Iglesia tardara en retractarse y pedir perdón, es que yo, sinceramente, sabiendo lo que sé del tema, lo creo completamente innecesario (hay un librito de divulgación llamado 'La Victoria del Sol' que lo explica muy bien), pero no me voy a meter ahora en tonterías.
Exista Dios o no, creer en su existencia o creer en que sólo existe aquello de lo que tenemos evidencia científica (con lo que nos perdemos muchas cosas, por ejemplo, hasta que se descubrió no creíamos que existiera la Spartina anglica y, sin embargo, ahí estaba), al final todo requiere un acto de Fe. Tanto el que cree en Dios como el que no, creen en algo.
También habría que mencionar un teorema matemático (cuyo nombre no recuerdo, lo siento) que dice que es imposible hacer una teoría completa de algo sin tener, al menos, una hipótesis inicial indemostrable. Es decir, jamás podrá demostrarse la existencia o no existencia de Dios, por muy listo que se crea uno.
Así que todos, de una parte o de otra, somos creyentes en algo. Lo siento, pero es así.
De todas formas, es curioso como la religión nunca intenta demostrar la existencia de Dios (aunque sí anima a dar ese salto de fe), pero hay científicos que lo único que intentan es destruir la religión, cuando de lo que deberían ocuparse ambas partes es de cosas muy diferentes.
Si los científicos perdieran menos tiempo intentando matar a Dios, probablemente hubiéramos llegado más lejos.
De todas formas, el tema original de los post era la aseveración del tal Wilson sobre la creencia o no en Dios de la élite científica (un 3% según él). Y, desde luego, creo que en ese aspecto ha quedado bastante claro que no es así.
Desgraciadamente, no recuerdo el nombre, pero un científico ganador del premio nobel (subrayo lo de científico, porque si hubiera sido el Nobel de la Paz...), dijo una vez:
'Cuando era joven creía en Dios. Luego crecí, aprendí más cosas y me volví agnóstico. Después, convencido de ser cada vez más inteligente, me hice ateo. Ahora, ya mayor, soy más sabio y creo en Dios.'
Hay veces que lo que falta es humildad. No sólo como personas, sino como especie. Hace mucho tiempo que el hombre dejó de considerarse a sí mismo el Rey de la Creación, pero sólo porque el término Creación está desprestigiado... porque todavía se sigue considerando el Rey del Mundo.
Saludos

Inicio

 14
   Juan | 16/06/2011   Madrid, España
 
El Sr. Wilson parece tener un profundo desconocimiento de la historia. Los científicos más importantes del mundo han sido precisamente religiosos y creyentes en Dios. Baste citar a Newton, Pasteur, Pascal, Einstein, el mismo Darwin y un largo etcétera de celebridades. No existe contraposición entre ciencia y fe; son dos caminos para llegar a la única verdad. Lo que ocurre es que la fe ilumina el camino de la rezón. Las personas que creen en Dios ya tienen mucho ganado. Y si no, que se lo pregunte a Einstein.
Añadir un comentario

 13
   Alfonso V. Carrascosa | 16/06/2011
 
Destacable de tus afirmaciones lo real, lo que debe entenderse por veraz, lo constatable y evidente...'la evolución de grandes grupos son procesos tan lentos que no podemos ser testigos de ellos. Evidentemente nadie puede ser testigo de cómo un linaje de prehomínidos evolucionó hacia el ser humano moderno' ¡Bienvenido a quienes tenemos algo de fé!. ¡Los científicos también creen en cosas que nadie (salvo Dios) ha visto! ¿Tú eres científico? Comentable lo de que se pueda afirmar que en el siglo XIX no existía una especie vegetal, porque para los científicos es claro que en la actualidad conocemos no llega al 20% de las especies que existen -luego podrían existir la que tú comentas y muchísimas más que aún a día de hoy no nos las hemos encontrado- que por cierto hay quien sostiene sin evidencia alguna y por tanto de manera anticientífica, que provienen del caos en última instancia, de donde también parece provenir la razón humana, de la generación espontánea, o de un supuesto e hipotético big bang ...y lo de pensar que si esa especie ha surgido en menos de un siglo qué no puede haber ocurrido en millones de años...pues volver al principio,son suposiciones. Algunos científicos somos humildes y pensamos que no todo lo que existe se conoce, y que hay cosas que pueden haber ocurrido, pero que no tenemos seguridad de ello,etc. y es bueno que lo digamos, porque la gente cree que somos los poseedores de toda la verdad, y eso es falso: somos hiperespecialistas ¿ciencia? ¿religión? ¡Llámalo X, Miguel 'sin apellidos'!. Un abrazo.
Inicio

 12
   Félix | 16/06/2011
 
Alfonso, no es que me quiera 'chivar' pero lo de leer bien o mal lo dijo Miguel del mensaje (6) A ver si voy yo a pagar la observacion de Miguel!!!!. Un poco de caridad cristiana y menos soberbia que esas faltas te las apuntan los de arriba (me refiero al cielo).
Por lo demas claro que me considero cientifico. Lo de cuestinarmelo ha sido un mucho de soberbia por tu parte: Yo tambien tengo mi 'patita de hormiga' que conozco bien, incluso mejor que nadie. Patita pequeña, pero patita al fin. Yo no entiendo de lo tuyo pero tu de lo mio no te cuento....
Pero en cuanto a entender  de lo tuyo: es que yo me confirme hace muchos años (en el sacramento de la fe católica). Pero tambien hace mas de 25 años que soy ateo sencillamente por que una vez quitada la patina de lo aprendido sin pruebas y con imposición, no queda nada.
Sin duda hay muchas más pruebas de la evolucion de las especies que de tu dios. Donde va a parar.  Pero bueno esta bien que al final salga lo de la teoria de la evolución. Al final era eso. Yo tengo confianza en las teorías cientificas pero no fe. Mi confianza la puedo cambiar, siempre que el paradigma científico cambie y que este cambio se difunda en los medios culturales y cientificos de difusion para las masas, mas a la cual pertenezco: La fe se acepta sin rechistar o uno se va como hice yo del teismo.
Esa 'pequeña' diferencia hace que yo, confiando en la teoria de la evolución, sin estudiarla a fondo, pueda tener cierta cultura, limitada, seguro, pero cultura. ¿Como quedas tu al no aportar pruebas que refuten la teoría de la evolución?. ¿No hay consenso en el campo de los biologos evolutivos?. Por supuesto que hay biologos con otras opiniones pero la mayoritaría apunta a la existencia de la evolución de las especies. El paradigma ha cambiado con los nuevos descubrimientos. Y la ciencia cuando mete la pata y se demuestra pues se cambia. La Iglesia hace poco que admitio el error con Galileo, pero hace muy muy poco. Si el paradigma sobre la evolución de las especies cambia en los cauces admitidos por la ciencia (publicaciones serias, referees, libros de texto etc), yo confiare en el nuevo paradigma y el viejo a la basura. Eso es cultura, no fe.
Si alguien me presenta una teoría mejor que no sea un dios sacandose algo de la manga, pues hablamos. Pero nunca fe ciega como en la religiones.
Por otro lado comentar: Claro que hay un enfrentamiento entre ciencia y fe. Por que a lo largo de la historia los dogmas religiosos han caido sucesivamente frente al saber cientifico. Con las religiones peleando panza arriba. Y esta tendencia continua. En el límite no se necesita la hipotesis de dios.
Buen día a todos y todas, lo mismo mañana miro y respondo, que esto está muy interesante.
Abrazos tambien Alfonso.

Añadir un comentario

 11
   Miguel | 16/06/2011
 
Alfonso, creo que la evolución de grandes grupos son procesos tan lentos que no podemos ser testigos de ellos. Evidentemente nadie puede ser testigo de cómo un linaje de prehomínidos evolucionó hacia el ser humano moderno. Pero de forma excepcional sí podemos ser testigos de cómo surgen nuevas especies en tiempo histórico a escala humana. Un ejemplo de creación de una nueva especie es la Spartina anglica, un halopoliploide natural de gramínea que no existía en el siglo XIX y que ahora es una gran problema en las costas atlánticas de Europa. Si esto ocurre en menos de un siglo, qué no puede pasar en millones de años! La evolución es una evidencia, lo que son teorías o hipótesis es de qué forma o formas funciona la evolución, aunque en los últimos tiempos y sobre todo con la posibilidad de secuenciar genomas completos (Next Generation Sequencing) se empiezan a entender muchas cosas (así como el papel de la epigenética, fundamental en el desarrollo de innovaciones morfológicas o en adaptación)
Inicio

 10
   Alfonso V. Carrascosa | 16/06/2011
 
Lo dicho Félix: lee un poquito más, y con atención, no como yo, que confundo Alemania con la Academia de Ciencias Americana (buena cazada, Miguel: gracias). Date un tiempo para considerarte científico: calificar de ideología pura y dura la contribución de miembros del Opus Dei al desarrollo científico español es anticientífico. Indaga quién fué Jose Mª Albareda y qué institución puso en pié, algo que te ayudará a volverme a leer..y de paso te lees quién fué Santo Tomás, el de tu '...una y no más...': te gustará saber sobre su capacidad científica. También te comento que nadie ha visto a una especie de mamífero convertirse en otra, un prehomínido convertirse en un ser humano, etc.: la evolución es una teoría. Si tú la consideras verdad científica, bienvenido al grupo de los que tenemos algún tipo de fé, porque no hay pruebas científicas de que la evolución, tal y como en general se entiende, haya ocurrido. Un abrazo.
Añadir un comentario

  9
   María | 16/06/2011   Madrid
 
Sin duda respeto y admiro las enseñanzas de Profesor Wilson en el ámbito de la sociobiología que es su especialidad científica. Por el contrario discrepo de sus declaraciones en el tema Ciencia/Religión. Estas declaraciones suyas tienen para mí el mismo valor que las de cualquier ciudadano que desea opinar sobre el tema. Es lamentable que siendo científico este señor caiga en la trampa de etiquetar como 'buenos'  a los que piensan como él. Donde está la objetividad que se nos presupone a los científicos?.  Otro error, identifica religiosos con creacionistas, este señor desconoce que habemos muchos creyentes que defendemos la evolución. Por favor, tal reduccionismo es poco científico y muy tendencioso!
Inicio

  8
   Félix Garcia Rosillo | 16/06/2011   Madrid, Madrid
 
Aqui va todo mi nombre. Como no escribo mucho en estos sitios pues no se me ocurrio ponerlo entero. Solucionado. Digo por la 'indirecta'.
Pues al final estamos casi de acuerdo. La opinión es opinion pero la de Wilson como la mia o la tuya. No veo yo que Wilson pretendiera dar un tratado científico sobre el tema sino una opinión.
Bueno de acuerdo menos en lo de que te lea, pues una vez y no mas santo tomas, por que lo poco que te he leido ni es saber ni es cultura. Es ideologia  pura y de la dura. Por no hablar de apertura intelectual: 'Aspiran a ser monjes cuyo convento es el mundo', 'porque los demócratas del Frente Popular lo buscaban para matarle' etc
Lo que si me quedo es con 'Y... el que libre esté de pecado, que tire la primera piedra'.

Añadir un comentario

  7
   Rebeca | 16/06/2011
 
Tal como expresa este artículo se constata que los mejores científicos no creen en aquello que no se ha conseguido demostrar o reproducir en experimentación (ahí entra la religión como verdad revelada) y nos enorgullecemos de que sea así.
Pero la ciencia no solo deja fuera de su ámbito la creencia en dios sino todo aquello que no atañe al mundo físico (químico, biológico…), el que se puede conocer mediante los sentidos, único demostrable y reproducible hasta ahora.
Sin embargo tenemos sin responder muchas preguntas a las que la ciencia no da cobertura.
¿Qué pasa con nuestra mente, cómo surge el lenguaje, qué es el pensamiento matemático, de dónde procede...?
¿Cómo explicamos nuestras pulsiones subconscientes?
¿Cómo definimos y manejamos nuestras emociones, la relación entre pensamiento y emoción? ¿Cómo vivimos y modificamos nuestros sentimientos?
¿Por qué podemos experimentar empatía, ser solidarios o crueles?
Ni la religión ni la ciencia alcanzan a explicar estas otras realidades humanas.
Necesitamos ampliar otras vías de conocimiento para hallar respuestas.

Inicio

  6
   Miguel | 16/06/2011
 
Alfonso Carrascosa (1). ¿Te has leído la entrevista? Esa encuesta no se hizo en Alemania sino entre científicos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. Decir que Wilson manifiesta su ignorancia supina sobre el mundo científico en general es un poco fuerte ¿no? Para ser científico hay que leer mucho y además con mucho cuidado!
Añadir un comentario

  5
   pasteur | 16/06/2011
 
En su respuesta “Sí. Puedes ser un muy buen científico y no creer en la evolución.” Wilson identifica “ser parte de un grupo religioso” con “no creer en la evolución”, lo cual es un interesante ejemplo de manipulación, a la vez que una prueba de la debilidad de su argumento, ya que tiene que mentir para defenderlo. Cuando dice “los mejores científicos rara vez son religiosos” quizás está pensando en Copérnico, Galileo, Newton, Kepler, Pascal, Descartes, Lavoisier, Volta, Ampere, Faraday, Maxwell, Gauss, Planck, Heisenberg, Mendel, Pasteur, Poincaré…me canso de escribir (y hablando de biólogos modernos podemos incluir a Francis Collins y F. J. Ayala, este último una autoridad en teoría de la evolución).
Inicio

  4
   Javier | 16/06/2011   Santiago de Compostela, España
 

Obviamente, Mr. Wilson probablemente desconozca quienes fueron Pascal, Newton, Kepler, Copérnico, Mendel, Ortega y Gasset, Pasteur, Faraday, Lemaitrê, Heisenberg, Schrödinger, Millikan, Marconi, Abdus Salam, Max Planck y otros muchos científicos que, además, eran creyentes o, directamente (como en el caso de Mendel, Copérnico y Newton, éste último al final de su vida) religiosos.
Domingo de Guzmán, fraile dominico, fue la primera persona en hablar del 'ímpetu'. Un astrónomo jesuita fue el primero en descubrir las manchas solares (para enfado de Galileo, que, por cierto, también era creyente...).
Confundir a los creyentes con los creacionistas es una animalada, desgraciadamente, a pesar de tanta especialización que los llevan a ser la 'élite' (o quizás justo por eso), en EE.UU. hay bastantes animales.
¡Qué se le va a hacer! Al final, uno piensa, no lo que los hechos le dicen, sino lo que le es más cómodo pensar.
Añadir un comentario

  3
   Alfonso V. Carrascosa | 16/06/2011
 
Exacto, lo has entendido a la primera: científicos con nombre y apellidos, sin miedo a ser conocidos, opinamos porque podemos. Me alegra que me cites y que me leas: te lo recomiendo para que aumente tu cultura, así como tu apertura intelectual. Las opiniones tienen una base científica en mayor o menor medida. En cuanto a lo que es la ciencia y su relación con las encuestas...habría mucho que hablar. Pero insisto: los científicos somos un colectivo de hiperespecialistas que sabemos mucho de muy muy poco, y el resto lo comentamos como los demás.
Inicio

  2
   Félix | 16/06/2011   Madrid, Madrid
 
Como científico yo prefiero una encuesta, que es más ciencia que un libro de propaganda escrito hace dos mil años. Es evidente que Wilson expresa una opinión, como lo es que el siguiente texto del señor Carrascosa no es ciencia, sino una opinión. ¿O hay dudas?
http://iglesia.libertaddigital.com/el-opus-dei-y-la-ciencia-1276236224.html
'Son muchos, desde entonces acá, los miembros del Opus Dei que con su callada labor contribuyen en el CSIC o en las distintas universidades y centros de investigación, al desarrollo científico español y mundial. Aspiran a ser monjes cuyo convento es el mundo. Porque los conozco, porque he recibido en los clubes de Atocha, Usera, etc. comprensión, tiempo, lugar de estudio y práctica de la piedad cristiana....Y... el que libre esté de pecado, que tire la primera piedra.
'
Añadir un comentario

  1
   Alfonso V. Carrascosa | 16/06/2011
 
Edward O. Wilson al afirmar que los mejores científicos rara vez son religiosos, en base a una sóla encuesta hecha en Alemania, no sólo se deja llevar por su opinión, algo muy loable pero en absoluto científico, si no que manifiesta bien a las claras su ignorancia supina sobre el mundo científico en general, y sobre la historia de la ciencia en particular. Los científicos somos hiperespecialistas de un tema, condición imprescindible para poder avanzar en el conocimiento en ese tema, y muy ignorantes del resto. Esta afirmación de Wilson está en esta línea.
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Manipulating inflammation to raise cancer immunogenicity Manipulating inflammation to raise cancer...

CNIO-Centro Nacional de Investigaciones...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------