Identificación de usuarios

Noticias


Richard Gerver: Muchos padres ven que la escuela no funciona

Entrevista a Richard Gerver, (Londres, 1969), experto en educación. Gran comunicador, cualidad importante para ser un buen educador, es una mezcla de ambas cosas; docente, exdirector de un centro escolar, es asesor educativo, pero sobre todo se dedica a agitar y extender la idea de que es necesaria una nueva escuela, una muy distinta de la que existe ahora.


FUENTE | El País Digital
06/07/2011
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Una que prepare a los jóvenes "para vivir en un mundo tan increíblemente incierto, que necesitamos que sepan asumir riesgos, que entiendan mucho mejor la cultura de la innovación, necesitamos que sean muy proactivos, responsables, que sepan trabajar en equipo, manejar la comunicación, las redes sociales; esas son las herramientas que nuestros hijos necesitarán y que les debe dar la escuela". El profesor estuvo en Madrid en junio, invitado por la editorial Santillana, para dar una conferencia en el congreso de la Red Innova.

Pregunta. ¿Cómo empieza el cambio?
Respuesta. Hay que huir del currículo basado en los contenidos. El modelo tradicional da a los niños información y datos y luego les examina para ver si los recuerdan. El nuevo modelo debe hablar de desarrollos y habilidades. Si miras a los países que han conseguido mejorar en el informe Pisa de la OCDE, todos se han alejado de los currículos basados en los contenidos, incluso Shanghái.

P. ¿Y cómo se convence a los padres de esa necesidad de cambio, si la mayoría lo que quiere es que sus hijos aprendan, como ellos hicieron, muchas matemáticas, mucha lengua, muchas ciencias?
R. Es cierto que ese es un gran reto, porque, a diferencia de cualquier otro ámbito, todo el mundo es un experto en educación, ya que todos han ido a la escuela. Basan su opinión en su propia experiencia. La cuestión es ayudar a los padres a entender que el mundo ya no es como era cuando ellos crecieron. Creo que hay muchos padres que piensan que el sistema no está funcionando, pero no saben cómo tiene que ser para que lo haga. Así que los políticos han de tener mucho coraje en lugar de pensar a corto plazo.

P. Pero muchos padres tampoco piensan en cómo será la educación en 20 años, porque para entonces sus hijos ya estarán fuera del sistema.
R. Esa es precisamente la necesidad de hacerlo cuanto antes, ahora mismo, porque si no, los niños de hoy se estarán hundiendo en 20 años. Los políticos necesitan sentir que tienen el control, pero lo que hay que hacer es dar el poder a las escuelas.

P. Entonces, más autonomía, ¿con evaluaciones o sin ellas?
R. Como educadores, tenemos que rendir cuentas, por muchas razones, pero la primera, porque estamos tratando con el recurso más valioso, los niños. Además, los niños de una generación que van a tener que resolver las grandes crisis que les dejaremos como herencia: el desastre medioambiental, la crisis económica... Sin embargo, en un sistema dominado por los exámenes, con las escuelas evaluadas por los logros académicos de esos exámenes, los profesores tendrán una enorme presión para centrarse únicamente en preparar a los niños para hacer esas pruebas.

P. Entonces, ¿cómo se puede evaluar?
R. Primero hay que identificar esos comportamientos y habilidades que necesitamos que tengan los jóvenes, reconociendo que lo que no se puede poner en un examen no quiere decir que no sea valioso. Creo que es muy fácil evaluar la autoconfianza de un niño, cómo es de innovador, de creativo, su capacidad para tomar riesgos y cometer errores. No digo que no tenga que haber una nota del proceso académico, sino que tiene que ser solo una parte de un modelo mucho más sofisticado.

P. ¿Por qué es tan difícil cambiar la escuela?
R. Esa es la pregunta del millón. La mayoría de los profesores y de los padres piensan que el sistema tiene que cambiar, y creo que la mayoría de los líderes económicos también. Me parece que los únicos que no están preparados para permitir el cambio son los políticos (por la necesidad de control y su pensamiento a corto plazo). Lo que tienen que entender en Reino Unido o España es que el cambio verdadero va a llevar tiempo, por supuesto más de una legislatura, quizá más de una generación para que sea una completa realidad.



Autor:   J. A. Unión



   Enlaces de interés
 
Blog madri+d: Pensamiento Pedagógico Radical
Blog madri+d: Universidad 2015


   Noticias relacionadas
 
La buena escuela necesita manos
La excelencia ya es urgente
Un cero en oratoria
Mariano Gago: Quiero impulsar grados ibéricos
Enseñar a los alumnos a pensar

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de El País Digital



4 comentarios



  4
   Pepeprisas | 03/08/2011   Toledo, España
 
pamplinas, lo único que deberían de cambiar por ahora es la educación impartida a  los profesores.
Un profesor debería de tener menos EGO que una persona común, y al mismo tiempo tener mayor voluntad que el resto para controlar sus pasiones ya que los niños aprenden de todo.
Seguirían aprendiendo de memoria datos encontrados en google, y además aprenderían a controlarse a ellos mismos (o al menos saber que existe el autocontrol). Y comenzaríamos a ver menos niños histéricos como si fuera un hecho normal....
Añadir un comentario

  3
   Alfonso J. Vázquez | 07/07/2011   Madrid, España
 
Coincido con los comentarios anteriores.
El actual ministerio de Educacion tiene su origen en el Ministerio de Instrucción Pública que pretendía eso: instruir, una tarea inmensa frente a una poblacion mantenida en el analfabetismo y a la que se opuso la iglesia católica en España alegando que sólo ella tenía derecho - un presunto mandato divino.
La verdad es que si tal mandato existe se habían pasado 19 siglos sin cumplirlo, porque la gente seguía siendo tan analfabeta como en la época del Emperador Augusto, con lo que  lo mejor que podían haber hecho era haberse callado y disimular para que no se notara elcaso que le hacían a los mandatos de su Dios.
Por supuesto que una parte de la instrucción se refiere a la convivencia, no sólo a los conocimientos; por eso no es ajena a la taréa de Instrucción Púlbica la Educación, sobre todo como subsidiaria de la que reciban - o dejen de rcibir - en el ambiente familiar.
Pero un viejo refrán dice que 'de donde no hay no se puede sacar '; parece que el Sr. Gerver, y sus cóngeneres 'expertos eneducacion' lo ignoran.
Quiero que mi mecánico de coches sea habilidoso, también el cirujano que me opera; pero el internista que me atiende no lo quiero habilidoso; lo quiero  lo más instruido posible, y otro tanto me ocurre con el profesor. ¿De que le sirve al alumno su 'habilidad' para enseñar lo que sabe si carece de que conocimientos que transmitir  'habilidosamente' todo lo que ignora, que es casi todo?.
Quién no tiene los conceptos claros - y hoy  se autoriza a todo el mundo a dar clases de lo que desconoce - no puede enseñar lo que ignora.
Un Inspector de Educación (???) pretendía convencer a un químico que estaba obligado a dar clases de biología cuando su nivel de conocimeinto sobre esa materia era el de selectivo, prácticamen igual a la del último curso de bachjilerato con el siguiente argumento: 'con tu capacidad basta con que vayas tres lecciones por delante de los niños'. ¡Vaya con el 'experto'!, porque estoy seguro que ese Inspector de Educación también tendría el título de 'experto' en educación como eol Sr. Gerver.
Ya está bien de pamemadas de que lo que impota es la 'actitud' y no la 'aptitud'.
Lo que uno le pide a un ingeniero es que no se le caiga el puente ni explote la bombona de butano. Lo que le pide a un abogado es que conozca la ley lo suficiente como para poder defender nuestro derecho. No que tenga actitudes proactivas, sino conocimientos eficientes.
A los padres no hay que convencerles de la necesidad de cambio; están convencidos. Pero sobre todo están convencidos de que las 'metafísicas de los expertos en educacion' las deben emplear en 'hacer experimentos con gaseosa ' y no con los hijos de los demás.
El examen es un medio de control de la eficacia en la transmisión del conocimiento, de cómo adquirlo y progresar en él; del conocimiento que tiene el profesor y que debe transmitir al alumno; del placer que implica el conocer .
Negarse a hacerlo - y examinar es lo que menos gusta a un docente - es una formula de evadir su propia responsabilidad. Pero hay múltiples vias de evaluacion distintas del clásico examen clásico.
El examen púlbico y objetiov, igual apra todos los alumnos, es un derecho que tiene el alumno a la determinacion objetiva de su nivel de aprendizaje, evitando así sufrir la venalidad de un profesor arbitrario.
Pero esta realidad la ignoran muchos profesores, padres, alumnos y, sobre todo, los 'expertos en educacion'. En su ignorancia de lo que están hablando, identifican el examen con una agresión al alumno. No saben ver en él una vía de premio y estímulo con el refrendo público que produce la satisfacción del reconcimiento social por haber hecho bien su tarea - la de aprender.
Y ése es también un derecho que tiene el alumno ante la sociedad que - en manos de estos 'expertos'- se lo niegan.
Así desestimulan sobnre todo a los más torpes y a los menos motivados que necesitan, al menos, este estímulo externo, ya que carecen del estimulo interno o familiar de la satisfación por aprender que tiene el buen estudiante que es parte de una familia donde se aprecia el conocimiento.
Es decir, de las familias donde no hay estos 'expertos en educación', que son ¡Dios sea loado!, la mayoría en el mundo.

Inicio

  2
   Cuentin Pamplino | 06/07/2011   Brunete (Madrid), España
 
Totalmente de acuerdo con jmvs.
Richard Gerver no hace sino repetir tópicos e ideas trilladas que parecen destinadas a formar las masas de esclavos del siglo XXI.
Añadir un comentario

  1
   jmvs | 06/07/2011
 
Todos los que nos involucramos en educacion universitaria observamos como, en distintos paises occidentales, los alumnos llegan con una formación más deplorable. Las tesis de quienes defienden la importancia de las habilides en detrimento de materias técnicas como matemáticas, lengua o ciencias, han triunfado en medio mundo. El otro medio va a ser protagonista de la ciencia del mañana.
En las grandes universidades americanas, los estudiantes de doctorado no vienen de países que transmiten habilidades, sino de los mas retrasados a la hora de seguir la demagogia pedagógica. El problema es que gran parte de estas teorías no se testean en experimentos controlados, que llevarían décadas, sino que son pseudo-experimentos muy sesgados y en gran medida se construyen con argumentos muy politizados. Por eso los responsables políticos de la educacion los promueven. Terminamos con masas de titulados (desempleados potenciales) en programas transversales pero superficiales, y muy pocos especialistas en numerosos campos de ingeniería, ciencias, o humanidades que son realmente necesarios (véase el llamamiento realizado por el gobierno Aleman).
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Congreso ESMO Madrid 2017 Congreso ESMO Madrid 2017

ESMO - European Society For...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------