noticias


Ciro de Quadros, Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Cooperación al Desarrollo

El jurado reconoce el papel fundamental del investigador y epidemiólogo brasileño en la lucha contra las enfermedades infecciosas a través de la vacunación que constituye “uno de los principales logros de la Medicina”. Ha cambiado el paradigma en salud global al convencer a los gobiernos de la rentabilidad de la vacunación y responsabilizarles de la financiación y desarrollo de las campañas de inmunización

FUENTE | Fundación BBVA 08/03/2012
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame

El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cooperación al Desarrollo ha sido concedido en su cuarta edición al epidemiólogo brasileño Ciro de Quadros (Rio Pardo, 1940) por “liderar la eliminación de la polio y el sarampión de América y por ser uno de los científicos más importantes en la erradicación de la viruela en todo el mundo. Estos éxitos, en especial la erradicación de uno de los enemigos más mortíferos de la Humanidad, constituyen uno de los principales logros de la Medicina”, según el acta del jurado.

El presidente del jurado, Dr. Pedro Alonso, ha destacado que “no es el premio a una carrera, sino a una contribución que, desde la generación del conocimiento, ha tenido un impacto enorme. De Quadros es un héroe de la salud global, uno de los verdaderamente grandes. No solo ha investigado, sino que ha liderado e inspirado -aportando conocimiento- la lucha contra las enfermedades infecciosas con éxitos comparables al descubrimiento de la penicilina”.

De Quadros ha recibido emocionado la noticia del premio mientras participaba en la ciudad de México en una reunión preparatoria para fijar los objetivos de la Década de las Vacunas. “El objetivo último es que toda la población se beneficie de la tecnología de las vacunas”, ha explicado. Su pronóstico es que incluso se pueda adelantar la erradicación de la polio, prevista para el final de la década.

El jurado ha destacado que De Quadros se formó y comenzó su trayectoria en su Brasil natal, y desde allí se convirtió en referente, lo que le llevó a trabajar en África para la Organización Mundial de la Salud en la erradicación de la viruela, más tarde en la Organización Panamericana de la Salud, donde fue responsable de la eliminación de la polio y el sarampión en América y, desde 2003, como vicepresidente ejecutivo en el Sabine Vaccine Institute, con sede en Washington.

La experiencia en la erradicación de la viruela ha marcado su trayectoria: “Lo que se siente al contribuir a erradicar una enfermedad que ha causado millones de muertes es indescriptible. Se tiene la sensación del deber cumplido y anima a seguir trabajando para mejorar la salud global. Esa sensación me ha dado energía para seguir y, con 72 años, aquí estoy, en activo, como si tuviera 40”.

“A través de su trabajo con las agencias de Naciones Unidas, los gobiernos y el mundo académico, el doctor De Quadros ha cambiado el paradigma de la coordinación de la salud pública para el desarrollo en los países”, señala el acta.

Ese cambio de paradigma, según el jurado, se basa en responsabilizar a los gobiernos de las campañas de vacunación, convenciéndoles de que resulta más rentable vacunar porque el beneficio en términos económicos y de bienestar es mucho mayor que el coste. De Quadros pone un ejemplo: “Varios estudios demuestran que los niños vacunados tienen un rendimiento escolar mucho mayor que los no vacunados y, en conjunto, la contribución de la población vacunada a la riqueza del país es mayor”.

Además, De Quadros ha promovido un nuevo modelo de aprovisionamiento mediante centrales de compras formadas por varios países para lograr vacunas a mejor precio.

“Sus programas han demostrado que la introducción de las vacunas puede hacerse de una manera económicamente sostenible y capaz de promover la participación y el control de los países beneficiarios, en especial en los de rentas medias y bajas. Esto ha facilitado la realización de un esfuerzo sin precedentes contra enfermedades evitables mediante vacunación, como la rubeola, la tos ferina, el rotavirus, el neumococo y el virus del papiloma humano, en especial en zonas con alta morbilidad, y en comunidades desfavorecidas de Asia, África y América”, señala el acta.

En cuanto al futuro, De Quadros lo tiene claro: “El siglo XXI será conocido como el siglo de las vacunas. A las muchas que ya tenemos hay que sumar las que se están investigando como, por ejemplo, contra el cáncer de estómago. Hay enfermedades que consideramos crónicas o degenerativas y que empezamos a descubrir que se deben a agentes infecciosos contra los que se pueden desarrollar vacunas”.

El jurado destaca que De Quadros sigue activo en investigación y educación y que “gracias a su trabajo el mundo está más cerca de lograr el objetivo de desarrollo del milenio que persigue reducir en dos tercios las tasas de mortalidad de los niños menores de cinco años para 2015”.

JURADO INTERNACIONAL

El jurado de esta categoría ha estado presidido por el doctor Pedro Alonso, director de Investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona, (España), y ha contado como secretario con Norman Loayza, Lead Economist en el Development Research Group del Banco Mundial (Estados Unidos). También forman parte del jurado Maricela Daniel, representante de United Nations High Comissioner for Refugees (UNHCR) (España); Vicente Larraga, director del Centro de Investigaciones Biológicas del (CSIC) (España); José García Montalvo, catedrático de Economía en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (España) y Francisco Pérez, catedrático de análisis económico de la Universidad de Valencia y director de investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) (España).

El año pasado, el galardón recayó en el International Rice Research Institute (IRRI), en la segunda edición, el ganador fue el Instituto de Investigación del Desarrollo (DRI), de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), en la edición inaugural de estos galardones, resultó premiado el Laboratorio de Acción contra la Pobreza del Massachusetts Institute of Technology (MIT) (EEUU).

BIOGRAFÍA

Ciro de Quadros nació en Brasil, donde estudió Medicina (1966) y realizó un master en Salud Pública (1968). Aun antes de acabar el master comenzó a trabajar en salud pública en la Amazonia brasileña. Allí se propuso conseguir un 100% de tasa de vacunación entre la población atendida en el centro de salud, una meta muy ambiciosa si se considera que a finales de los años 60 en muchos lugares de Brasil apenas llegaba al 10%.

En noviembre de 1970 la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hizo con sus servicios y le envió a África para trabajar como epidemiólogo jefe del Programa de Erradicación de la Viruela, con sede en Adís Abeba (Etiopía). El último caso de viruela endémica en el mundo fue diagnosticado en Merka, puerto de Somalia (país vecino a Etiopía) el 26 de octubre de 1977.

Apenas siete meses antes, y tras dejar a la viruela virtualmente derrotada en Etiopía, De Quadros había vuelto a su continente natal para unirse a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como asesor en Inmunización y jefe del Programa Extendido de Inmunización para las Américas. En febrero de 1994 fue nombrado director del Programa Especial de Inmunización y Vacunas de la OPS y, entre 1999 y 2002, fue director de la División de Vacunas e Inmunización de este mismo organismo.

Al llegar a la OPS, De Quadros comenzó a trabajar planes de vacunación sistemática contra la poliomielitis y, especialmente a partir de 1981, se impuso la meta de erradicar la enfermedad de América, algo que muchos de sus colegas consideraban inviable. Comenzó por Brasil, donde consiguió implantar un programa de dos jornadas nacionales de vacunación que se realizaban en fin de semana. "Cada fin de semana, alrededor de 20 millones de niños menores de cinco años recibían una dosis de la vacuna antipoliomielítica oral", escribió de Quadros en el libro Polio, publicado en 1997. "Los casos de poliomielitis disminuyeron drásticamente; pasaron de un promedio de entre 100 y 200 casos por mes a menos de 20". En 1989, la enfermedad quedó eliminada de Brasil.

El éxito de la experiencia brasileña fue esencial para que el director de la OPS, Carlyle Guerra de Macedo, se persuadiera de que la misión era posible y, en 1985, anunciara públicamente el objetivo de erradicar la polio en el continente. Tanto la Asociación Rotaria Internacional como UNICEF, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional se comprometieron a donar fondos que hicieran posible la adquisición de las vacunas necesarias.

En El Salvador y Perú, los trabajadores de las campañas de vacunación temían por sus vidas debido a los conflictos que vivían sus países. De Quadros hizo un llamamiento a UNICEF, la Cruz Roja y la Iglesia católica para que intervinieran. También se dirigió a las partes en conflicto. Negociando con el Gobierno y la guerrilla en El Salvador logró un acuerdo para establecer los "días de tranquilidad". "Cada año organizamos tres días de tranquilidad y vacunamos a casi todos los niños de El Salvador", dice De Quadros.

En Perú, las negociaciones con el movimiento guerrillero Sendero Luminoso fracasaron. Sin amilanarse, De Quadros y sus profesionales organizaron una serie de campañas de "barrido" para ayudar a limitar la transmisión del virus de la poliomielitis a apenas unas cuantas zonas. También comprometieron a los medios de comunicación y se hicieron ruedas de prensa para llamar la atención de todos —incluida la guerrilla— sobre la necesidad de cooperar con los esfuerzos de vacunación. En 1991, Perú notificó el último caso de poliovirus salvaje y, en 1994, una comisión internacional declaró oficialmente que la enfermedad había quedado erradicada de la Región de las Américas.

En 1999 De Cuadros fue nombrado director de la División de Vacunas e Inmunización de la OPS. Tras el éxito en viruela y poliomielitis, concentró sus esfuerzos en la erradicación del sarampión, una meta que él mismo había promovido en la OPS a partir de 1994. En noviembre de 2002 la región anunciaba que había logrado interrumpir la transmisión de la última cepa endémica del virus del sarampión.

De Quadros es catedrático asociado adjunto en el Departamento de Salud Internacional de la Facultad de Higiene y Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins y catedrático adjunto en el Departamento de Medicina Tropical de la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington. Ha sido catedrático asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad Case Western Reserve.

Autor de más de 80 publicaciones en revistas internacionales y de cuatro libros, y doctor honoris causa por la Universidad Federal de Ciencias Médicas, en Porto Alegre (Río Grande del Sur, Brasil), ha recibido numerosísimos galardones: World Health Day Award de la Asociación Americana de Salud Pública en 1987 y nombrado Public Health Hero por el Presidente de México (2002).



   Enlaces de interés
Emprendedores en madri+d
Empresas en madri+d


   Noticias relacionadas
El Instituto Internacional de Investigación del Arroz, Premio Fundación BBVA en Cooperación

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Fundación BBVA



1 comentario



  1
   Franciso Z. Lantos | 01/05/2012
 
8)        COOPERACIÓN Y DESARROLLO: Cuando ha logrado establecer el hombre el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana que ocurría durante la época clásica de la antigua cultura de Grecia y durante la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, y logra recuperar con ello su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados (animales) debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y restablecer su ordenado y armonioso desarrollo, mientras duraba este perfecto estado de su naturaleza, existía una perfecta Cooperación y Desarrollo en todos los niveles de la Existencia en nuestro planeta Lograr este deseado y necesitado situación, mientras mantenemos nuestro erróneo modo de vida, nuestros científicos un pueden hacer nada sólo prologar nuestra agonía, hasta que la Naturaleza no pone fin a nuestros sufrimientos.

Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags



Seminarios del CBGP: Plantas en el espacio: la ausencia de gravedad altera la competencia meristemática en células proliferantes Seminarios del CBGP: Plantas en el espacio: la ausencia...

UPM - Centro de Biotecnología...








sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org