Noticias


El secreto del suelo lunar está en las nanopartículas

La naturaleza del polvo lunar y del regolito lleva años desconcertando a los científicos. Las partículas que componen el suelo de la Luna están cargadas electroestáticamente de manera que flotan sobre la superficie, son extraordinariamente activas químicamente, pueden variar su temperatura de forma radical y son extremadamente pegajosas, como bien saben los astronautas de las misiones Apolo. Pero, ¿a qué se deben estas propiedades?


FUENTE | lainformacion.com
17/06/2012
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Un equipo internacional acaba de encontrar una posible explicación a todas estas propiedades inusuales observando los diminutos cristales con una nueva técnica de nanotomografía. "Estamos muy sorprendidos por lo que hemos encontrado", asegura Marek Zbik, líder de la investigación. "En lugar de gas o vapor en el interior de las burbujas, como encontraríamos en la Tierra, las burbujas del cristal lunar están rellenas con una red de partículas altamente porosas que cubren su interior".

El descubrimiento, publicado en la revista ISRN Astronomy and Astrophysics, podría resolver el misterio de las partículas de suelo lunar, aseguran los investigadores. "Los científicos llevan mucho tiempo observando el comportamiento extraño del suelo lunar", explica Zbik desde la Universidad de Queensland (Australia), "pero no habían prestado mucha atención a las nanopartículas y su fuente seguía siendo desconocida".

Estas nanopartículas se forman en el interior de las rocas derretidas por el impacto de meteoritos contra la superficie lunar. Este bombardeo constante de meteoritos y las condiciones particulares de la luna provocaron la aparición de un tipo de material que no se produce en la Tierra. ‘Podría ser’, especulan los autores del estudio, ‘que cuando estas partículas se liberan de las burbujas de gas, se mezclen con otros componentes del suelo y esto produzca las propiedades inusuales’.

Al no haber atmósfera lunar, las reacciones tras el impacto de un meteorito son extremadamente violentas. La roca se derrite y la ausencia de presión genera un vacío en el que se forman estas burbujas y sus nanopartículas. "Nuestro trabajo es comprender cómo se forman estas partículas", asegura Zbik. "El proceso podría conducirnos también a descubrir una manera completamente diferente de fabricar nanomateriales"



   Enlaces de interés
 
IMDEA Materiales
IMDEA Nanociencia
Blog sobre novedades en Ingeniería de Materiales


   Noticias relacionadas
 
Un mismo sustrato afecta de forma distinta a las nanopartículas de plata
Un impulso europeo a la bionanotecnología
Una empresa española fabrica nanopartículas para proteger de bacterias a los hospitales

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de lainformacion.com



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------