Noticias


¿Por qué engordan las células grasas?

Un equipo de científicos de la Universidad de Michigan (EE.UU.) ha hecho un hallazgo sorprendente que podrían ayudar a desarrollar nuevos tratamientos contra la obesidad, una de las pandemias más relevantes de este siglo. Su trabajo, que se publica en Journal of Clinical Investigation, explica por qué las células que almacenan grasa -adipocitos- engordan y queman las grasas de una forma más lenta y menos eficiente.


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
01/07/2012
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Si sus resultados, obtenidos en ratones, pueden aplicarse a los humanos, podrían proporcionar una nueva diana para fármacos contra la obesidad.

Los investigadores han analizado las «pequeñísimas señales» que hacen que la grasa se envíe de unas células a otras; así, han demostrado un papel fundamental y previamente desconocido de una molécula llamada Sfrp5.

El trabajo ha identificado una vía de señalización de esta molécula, conocida como WNT, que estimula a los adipocitos a crecer más y que suprime la orden de quemar las grasas. En el estudio, los expertos modificaron esta vía de señalización y provocaron que los adipocitos de los ratones, a pesar de haber sido alimentados con una dieta rica en grasa, no engordaran y quemaran la grasa de una forma más acelerada.

RETROALIMENTACIÓN

Según los expertos, coordinados por Ormond MacDougald , la señalización WNT juega un papel crucial en la regulación y la inhibición del crecimiento de los adipocitos y en el reclutamiento de nuevas células para almacenar la grasa. Pero, explican, «parece que en la obesidad, la molécula Sfrp5 puede interferir en este proceso y, así, provocar una especie de bucle de retroalimentación que mantiene la producción de grasa».

Estos nuevos resultados contradicen trabajos anteriores publicados que atribuían una función contraria a Sfrp5. «A partir de nuestros resultados, creemos que Sfrp5 es un moderador importante de la actividad mitocondrial -una especie de horno quemagrasas de nuestro organismo-», explica MacDougald.

Las compañías farmacéuticas ya están trabajando con esta vía señalización de Wnt como una posible diana para los fármacos relacionados con la formación de hueso, los nuevos hallazgos sugieren que tal vez la misma vía de señalización podría ser una diana para fármacos contra la obesidad.

Pero, advierte MacDougald, «los resultados deben ser explorados en ratones y seres humanos. Con la epidemia de obesidad poniendo cientos de millones de personas en riesgo de todo tipo de enfermedades, la investigación tiene una urgencia especial».

Autor:   S. Gutiérrez



   Enlaces de interés
 
IMDEA Alimentación
Blog madri+d: Seguridad Alimentaria y Alimentación
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)


   Noticias relacionadas
 
En busca del 'gen de la obesidad'
El mejor interruptor de la grasa 'buena' está en el cerebro
El sobrepeso de la humanidad, otro peligro para el planeta

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------