Identificación de usuarios

Noticias


José Miguel Mulet: El miedo a los transgénicos acabará antes de finales de esta década

Entrevista a José Miguel Mulet, profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia.


FUENTE | Público
12/02/2013
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Si a la mayoría de personas les ofrecieran hoy un alimento indicándole que es transgénico, el rechazo estaría casi garantizado. Pero mientras esta reticencia crece en Europa, España se ha convertido en el estado de la UE que acapara la gran mayoría de la agricultura transgénica, donde se multiplica desde hace un lustro el número de hectáreas dedicadas a los OGM.

Desde que el ser humano comenzó a practicar la agricultura y la ganadería ha modificado el genoma de plantas y animales, mezclando y seleccionando artificialmente las variedades que resultan mejores. Muchas de las hortalizas, frutas, legumbres y cereales que consumimos hoy en día son resultado de la modificación. Incluso la leche y la carne que consumimos y conseguimos de muchos animales son en realidad modificaciones de originales de la naturaleza sobre los que hemos intervenido sin ningún control.

"Parece que todo es una cuestión de apreciación. La realidad está separada de la percepción ciudadana", señala el doctor José Miguel Mulet, que pasó por Madrid para ofrecer una charla sobre la situación actual de los transgénicos en España. En el congreso 'Alimentación ConCiencia', celebrado en el marco de la feria de gastronomía MadridFusión, este especialista en Bioquímica y Biología Molecular aseguraba que la cuestión de los transgénicos no se ha comunicado bien.

"La técnica de un transgénico consiste en coger ADN de un individuo e introducirlo en otro", comienza explicando. "De 3 kilómetros de cadena de ADN en un transgénico se modifican sólo micras", asegura, remarcando que un transgénico es simplemente un paso más en la agricultura, que consiste en la selección de los mejores ejemplares. Gracias a la ingeniería genética actual podemos crear variedades de plantas que sean más resistentes, pero concebirlas supone obtener variaciones genéticas que no se darían en la naturaleza. "Nada sale al mercado sin ser seguro", remarca Mulet. "Ahora el consumidor no ve las ventajas, pero el miedo a los transgénicos acabará antes de finales de esta década".

La legislación española está cargada de reglamentos que garantiza la producción de transgénicos. Sin embargo, más allá de la seguridad de los alimentos, la crítica que recibe la industria de transgénicos es que fagocita a los pequeños agricultores. "Cada transgénico comercializado se somete a un proceso de evaluación y autorización independiente", asegura este profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y que dirige la línea de investigación de crecimiento celular y estrés abiótico del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas; un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la UPV que trata de desarrollar nuevas variedades tolerantes al frío o la sequía. "Hoy el 50% del algodón que se consume a nivel mundial es transgénico, también todos los medicamentos, los jabones...", enumera, consciente de que este tipo de productos están en muchos materiales.

Hoy hay plantas que son resistentes a insectos, pesticidas, virus... Pero también las hay optimizadas para conseguir una mayor ahorro de energía o contribuir a reducir los pesticidas en el medio ambiente. "Tenemos trigo para celiacos, arroz dorado con vitamina A y todo tipo de modificaciones mediante injertos, esquejes y mutaciones", detalla, aventurando que lo que vendrá después "serán los organismos quiméricos".

"No deberíamos ver los transgénicos como una amenaza evidente para el planeta ni como un riesgo seguro para la salud. Tampoco es su rasgo más relevante el hecho de que en su desarrollo estén comprometidas grandes compañías multinacionales (lo mismo pasa con la telefonía y no por eso dejamos de usar el teléfono). Son, ante todo, una interesante posibilidad tecnológica sobre la que los ciudadanos tienen el deber y el derecho a pronunciarse de forma responsable y bien informada", escribía Miguel Ángel Quintanilla Fisac, catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia, en este mismo diario en 2009. Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de las 114.624 hectáreas que hay en Europa de cultivos transgénicos, el 85% (97.326 hectáreas) son españolas.

Autor:   Pablo Oliveira y Silva



   Enlaces de interés
 
IMDEA Alimentación
Blog madri+d: Seguridad Alimentaria y Alimentación


   Noticias relacionadas
 
El negocio de transgénicos huye de Europa por el rechazo social
Un estudio indica que ratas alimentadas con transgénicos tienen más tumores

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Público



9 comentarios



  9
   Juan E. Echevarría | 18/02/2013
 
Entrar en el fondo de esta cuestión técnica es algo tan complejo como necesario, ya que, como ocurre con otras muchas, se ha poblado de mucha maleza que hay que desbrozar. Por otra parte, ya hay unos cuantos años de experiencia en el uso de transgénicos para ser analizada; no se trata, por tanto, de una discusión tan teórica como en su origen. ¿Se ha asociado el uso de transgénicos a problemas de salud? ¿Se han mejorado las técnicas de selección clonal para evitar, por ejemplo, el uso de genes de resistencia a antibióticos?  ¿Se han producido daños en el ecosistema asociados al uso de transgénicos? ¿Se han lesionado los intereses de los pequeños agricultores por prácticas monopolistas de Monsanto? Estas son las cuestiones que hay que conocer y sobre las que supongo que ya hay estudios serios disponibles hechos por profesionales independientes de la salud, la ecología o la economía y si no los hay habrá que promoverlos.
Aludir a simplezas como la de la longitud del fragmento de ADN que se modifica en relación a la longitud total del genoma (hay mutaciones puntuales asociadas a graves enfermedades e incluso letales), cuando quienes lo hacen son personas presuntamente informadas, impregna la cuestión de un tufo a manipulación que no ayuda nada a la mejor información de la sociedad y por tanto no contribuye a un debate sosegado. No pueden tener otra consecuencia que la aparición inmediata de textos en mayúscula. Este no es el camino y este no debe de ser nuestro papel. En este foro se pueden leer intervenciones que sí que muestran por donde hay que ir.
Inicio

  8
   Joaquin | 18/02/2013
 
Don Agustín, esa frase que retoma con tanta indignación supongo que pretende mostrar lo más gráficamente posible que en un transgénico los cambios que se producen son puntuales: típicamente se introduce tan sólo un gen. En un proceso de mejora clásica para introducir un carácter ventajoso desde una especie o variedad silvestre a otra cultivada 'de élite' se suele partir de un cruce entre ambas. Como consecuencia de ese cruce se intercambia una enorme cantidad de material genético entre ambas formas. Sucesivas generaciones de más cruces van reduciendo ese material introducido en la variedad de élite para tratar de dejar sólo la que produzca el carácter ventajoso, pero no hay demasiado control en ese proceso. El resultado es que típicamente va a quedar bastante más cantidad de nuevo DNA en la variedad cultivada que en el caso de los transgénicos y que no sabemos nada de buena parte de él.
Volviendo a la frase, en la mejora clásica que ha dado lugar a casi todos los cultivos actuales la longitud del DNA modificado (incluyendo partes procedentes de otras especies) puede ser quizás de varios milímetros y estar distribuida por casi cualquier parte del genoma.
¿No le parece que las mayúsculas, las frases altisonantes y las acusaciones de espionaje lo único que hacen es desautorizar al que las lanza, aparte de ser un poco cómicas?
Añadir un comentario

  7
   agustin perez piquero | 15/02/2013   paris, francia
 
Me consterna leer un articulo de tan dudosa calidad y obgetividad cientifica .
O bien Pablo Oliveira y Silva no se ha enterado de nada de la entrevista de Jose Manuel Mulet. O bien este es un espia de Monsanto infiltrado.
RETOMO SU FRASE; 'de tres kilometros de la cadena ADN en un trnsgenico se modifican solo micras'
ENTRE UN SER HUMANO ESQUIZOFRENICO Y UNO SANO HAY MENOS DE UNA MICRA DE ERROR GENETICO...hAY QUE SER UN SUB-NORMAL PARA CREER QUE LO IMPORTANTE DEL ADN, ES SU LONGITUD. Razonamientos como el suyo llevaron hace algunas decadas a la toria del ADN basura..
LA NATURALEZA ES TRANSGENICA. GRACIAS.YA NOS HABIAMOS DADO CUENTA. Eso no les da derecho a privatizarla. Palabra de campesino Bio.
Inicio

  6
   nave | 15/02/2013
 
Tuve ocasión de charlar con un agricultor de los de toda la vida sobre el tema. Esta persona era totalmente contraria al uso de semillas transgenicas. Cuando le pregunte por que entonces su cooperativa las usaba me respondió: porque son mas baratas, producen mas por hectárea, resisten las heladas, las malas hierbas, etc., etc. Pero ojo, que quede claro, son semillas muy muy malas.
Recuerdan ustedes la película La Vida de Brian de los Monthy Python? La escena en la cual se preguntan: Que nos han dado los romanos? Nada, se esfuerza por argumentar el protagonista, nada a excepción del acueducto que trae agua fresca, el agua caliente, el derecho romano, las calles empedradas, las vías romanas, etc. etc. Pues esto igual.
Añadir un comentario

  5
   Joaquin | 13/02/2013
 
Don Régulo: usar semillas de buena calidad genética no es un invento de las transnacionales, es una enseñanza de la Mejora Vegetal, es decir, de la Genética. Si usted argumenta de esa forma en eso pierde credibilidad en el resto de lo que dice porque demuestra poco conocimiento sobre el tema.
Desde principios del siglo XX los genetistas se dieron cuenta de que en especies como por ejemplo el maíz los rendimientos que se obtienen con semillas híbridas son bastante mejores que con semillas procedentes de una sola variedad.
Incluso en los casos en que no es preciso aprovechar el efecto del 'vigor híbrido' usar semillas de variedades que han sido selecionadas para crecer mejor en una cierta zona es una buena práctica. Si se utilizan durante varios años semillas que se han obtenido de la cosecha propia, sin preocuparse de que los caracteres favorables de la variedad se pierdan, el rendimiento suele bajar. Por eso existen empresas, o centros públicos, que se dedican a producir semillas de buena calidad para los agricultores teniendo cuidado de que esas cosas no pasen. La Genética no es un invento de nadie para ganar dinero, es la manera de funcionar de los seres vivos.
Inicio

  4
   José Manuel Echevarría | 13/02/2013   Majadahonda, Madrid
 
Las selecciones que los agricultores han hecho por siglos no han tenido absolutamente nada que ver con la adaptación al ecosistema, Régulo, las plantas y los animales no nos necesitan para eso. Su objeto ha sido siempre obtener un mejor rendimiento en su producción: vacas que dan más leche, ovejas que dan más lana, árboles que invierten una cantidad absurda de nutrientes y energía en dar unos frutos más grandes... Y no sólo en el contexto de nuestra economía liberal de mercado, que lo mismo hicieron todas las civilizaciones avanzadas de Meso y Sudamérica, por poner ejemplos de su propio entorno. Mire usted el maíz. Léase El Origen de las Especies de Charles Darwin y se le disipará cualquier duda al respecto. Más de la mitad de esa obra trata, precisamente, de eso.
No hay mucha investigación seria que justifique el temor a los transgénicos, Régulo. Simplemente, no la hay. Lo que hay es un temor mal informado que considera 'antinatural' que un gen de una especie termine insertado en el genoma de otra. Sin embargo, esto ha sucedido, sucede y sucederá habitualmente (con o sin nuestra intervención) en la naturaleza. Solo por poner un ejemplo, los indígenas amazónicos preparan curare indistintamente con el jugo de varias plantas o con el mucílago que suda la piel de varias especies de ranas. ¿Casualidad? En absoluto. Esas ranas son venenosas (y eso las ayuda a sobrevivir) porque su genoma incorporó genes productores de veneno presentes en plantas de su entorno. Nosotros no hemos inventado la ingeniería genética, la hemos descubierto, y la usamos ahora para lograr en unos meses lo que antes nos tomabas unas décadas o unos siglos, y con los mismos fines. Nada más. La naturaleza está plagada de ingenieros genéticos, los especialistas en virología tratamos a diario con ellos.
Añadir un comentario

  3
   Régulo León Arteta | 12/02/2013   Xalapa Ver., México
 
Los transgenicos son propiedad de las transnacioales y ellas no son damas de la caridad. Buscan el màximo de ganancia y para ellos es su dios. Las selecciones que los agricultores han hecho por siglos son adaptaciones a sus ecosistemas y no requieren de tantos agroquímicos como muchos transgenicos, Tampoco es necesarios comprar las semillas para cada siembra, como es una de las topillerias de las transnacionales. No es miedo de analfaburros hay mucha investigación seria.
Inicio

  2
   E. Pingarrón | 12/02/2013   Madrid
 
Hay un viejo dicho que reza algo así como:
'Donde hay hambre, no hay pan duro'
Tal tristemente, eso será lo que haga falta para vencer nuestra reticencia y reparos hacia lo desconocido, y el dicho se cambie por: 'donde hay hambre no hay transgénicos'.
No se cuanto habrá de verdad en los temores, pero si sé que España está entre los países más longevos del planeta.
¿Que se consumen muchos transgénicos?, pues enhorabuena.
Añadir un comentario

  1
   José Manuel Echevarría | 12/02/2013   Majadahonda, Madrid
 
Admitir y entender que una coliflor no es jamás -y bajo ninguna condición de cultivo- un producto 'natural', sino el resultado de siglos de modificación genética de una especie vegetal por la mano del hombre, requiere conocimientos aún muy ajenos al ciudadano común, por cuánto su esencia no se enseña bien a los niños en los colegios e institutos. Podría hacerse sin ningún problema, pero rara vez se hace. Ya que las personas concedemos más valor a la confianza que nos genera quien nos relata una historia que al contenido de la propia historia en sí (ver noticia reciente al respecto en este noticiario), me temo que la predicción del doctor Mulet es excesivamente optimista. Que habrá que esperar a que, a fuerza de que se haga evidente que sus especulaciones no toman cuerpo, la confianza que pone hoy una significativa parte de la población en los detractores de los transgénicos se esfume por sí sola. Y eso -pienso yo- tomará más tiempo que el que Mulet estima.
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Autophagy in pancreatic diseases Autophagy in pancreatic diseases

CNIO-Centro Nacional de Investigaciones...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------