noticias


El error del Índice de Masa Corporal: uno de cada tres delgados son realmente obesos

Es el método más utilizado para saber si estamos en nuestro peso ideal, pero ahora un grupo de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra ponen en entredicho la eficacia del Índice de Masa Corporal (IMC), resultado de dividir el peso en kilogramos entre la altura en metros al cuadrado.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 15/02/2013
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame

Según las conclusiones de un estudio llevado a cabo en más de 6.000 individuos por especialistas del Laboratorio de Investigación Metabólica y del Departamento de Endocrinología y Nutrición de esta clínica, un tercio de las personas clasificadas como delgadas por su IMC son realmente obesas. Las distintas vertientes de este extenso estudio han sido publicadas en las revistas científicas Obesity, International Journal of Obesity y Diabetes Care.

El trabajo evaluó el grado de error en el diagnóstico de la obesidad que ofrece el procedimiento más habitual de valoración de esta condición, que es el Índice de Masa Corporal. Como principales resultados, el trabajo concluyó que un 29% de las personas que según el IMC se sitúan en el rango de normalidad ofrecen realmente un porcentaje de grasa corporal propio de una persona obesa y que un 80% de las personas que, según el mismo índice, presentan sobrepeso, realmente son obesas.

"Comprobamos que el método del IMC ofrece una altísima tasa de error en el diagnóstico de personas obesas", advierte el primer firmante del artículo, el doctor Javier Gómez Ambrosi, investigador del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica, grupo liderado por la doctora Gema Frühbeck, directora del Laboratorio y presidenta de la Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO).

Partiendo de esta hipótesis, el equipo de la Clínica diseñó el estudio en una muestra de 6.123 sujetos, de los que en torno a 900 eran delgados según su IMC, 1.600 presentaban sobrepeso y 3.500 eran obesos. El conjunto de individuos era de raza caucásica (blanca), de entre 18 y 80 años y, de ellos, un 69% eran mujeres.

El método utilizado para comprobar el margen de error que cometía el sistema del IMC en el cálculo del porcentaje de grasa corporal fue la pletismografía por desplazamiento de aire. Dicha valoración se realiza mediante un equipo denominado BOP-POD, cuyo funcionamiento se basa en la medición del volumen corporal a través del desplazamiento de aire que produce un cuerpo dentro de una cámara especial (mantiene constante presión, temperatura y humedad). En definitiva, se trata de un método específico para medir la composición corporal.

Además, los especialistas establecieron en todos los individuos estudiados los marcadores sanguíneos de sensibilidad a la insulina, el perfil lipídico (de riesgo coronario), así como por otros factores de riesgo cardiometabólico. Según estos biomarcadores, los investigadores comprobaron que los factores de riesgo cardiometabólico se encontraban elevados en aquellas personas delgadas o con sobrepeso, según el IMC, pero clasificados como obesos según su porcentaje de grasa corporal, en comparación con los individuos que presentaban índices normales de grasa corporal.

"Hemos demostrado -indica el investigador- que estos sujetos considerados delgados o con sobrepeso, que realmente tienen un porcentaje elevado de grasa, presentan elevadas cifras de presión arterial, glucosa, insulina, así como de colesterol, triglicéridos y marcadores de inflamación". En este sentido, el especialista destaca que "todos estos biomarcadores revelan unas consecuencias negativas en la salud de personas en las que se están obviando estos factores de riesgo porque son consideradas delgadas o, como mucho, con sobrepeso según su IMC y en las que, por tanto, no se están valorando ni midiendo estos indicadores de riesgo".

UNA NUEVA ECUACIÓN MÁS PRECISA

Para los investigadores, la principal conclusión del estudio es el beneficio que se obtendría de incorporar en la práctica clínica diaria, a la medición del índice de masa corporal, el cálculo de la composición grasa del cuerpo junto con el de los factores de riesgo cardiometabólico, "tanto para el diagnóstico, como para implantar el tratamiento necesario para hacer frente a esa obesidad", explica el doctor Gómez Ambrosi.

Los especialistas han elaborado una herramienta para intentar compensar los errores en el diagnóstico de la obesidad que arroja el IMC. Basándose en los resultados obtenidos del estudio de los más de 6.000 individuos analizados, el equipo desarrolló una nueva ecuación, "bastante compleja, pero para cuyo cálculo hemos confeccionado una hoja Excel (http://care.diabetesjournals.org/content/suppl/2011/12/13/dc11-1334.DC1/DC111334SupplementaryData2.xls) que puede descargarse en el ordenador cualquier profesional interesado", subraya el especialista.

La nueva fórmula, denominada CUN-BAE, aporta una estimación de la composición de grasa de cada individuo y los clasifica de acuerdo a rangos previamente establecidos según los cuales una persona tiene una composición de grasa corporal normal cuando presenta un índice por debajo del 20% en hombres y del 30% en mujeres; tiene sobrepeso cuando el valor de su ecuación se sitúa entre un 20 y un 25% en varones y entre un 30 y un 35% en mujeres y se consideran obesos los hombres con un índice por encima del 25% y las mujeres con más del 35% de composición de grasa corporal. Pincha aquí para comprobar cuál es tu composición de grasa corporal.



   Enlaces de interés
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)


   Noticias relacionadas
La distribución de la grasa corporal define el riesgo de enfermedad cardiovascular
El consumo regular de bebidas azucaradas aumenta el riesgo genético de obesidad
Explican la relación entre obesidad y asma

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico S.A.



4 comentarios



  4
   comment | 26/02/2013
 
Carmen, si con 57 kg llevas una talla 40 seguramente estés un poco pasada de grasa corporal, a menos que tengas las caderas muy anchas para tu estatura. Yo mido 1.72, peso 61 kg y llevo una 38, pero es porque tengo bastante poco porcentaje de grasa y mucho músculo, que abulta menos y pesa más. Y no tengo ni la espalda ni la cadera estrecha.
Hago bastante deporte y con esta fórmula me ha salido que estoy en mi peso, así que me he puesto muy contenta :D.
Añadir un comentario

  3
   Juan E. Echevarría | 18/02/2013
 
Tengo 48 años, soy varón, mido 1,75, voy en bici a trabajar, hago seis horas de deporte a la semana y peso 70 Kg: según la fórmula tengo sobrepeso. ¡Tendría que pesar 67 Kg! ¿Dejo de trabajar y entreno como un atleta profesional? ¿Sigo dieta de deportista de élite?
En tiempos como los que vivimos en que han emergido patologías como la anorexia asociadas a un culto exagerado a la belleza, una fórmula como esta no debería divulgarse.  Hay muchas vidas de adolescentes arruinadas por la imagen publicitaria, como para que la ciencia ponga también su granito de arena.
Inicio

  2
   carmen | 15/02/2013   madrid, españa
 
¡cielos¡ Estamos todos obesos, por lo menos todas las personas que yo conozco.
Tengo 47 años y mido 1,60. Peso 57 kilos y uso una talla 40. Según esta fórmula soy obesa ¿?
Añadir un comentario

  1
   Papi | 15/02/2013
 
Una alternativa al IMC, con fórmula de Excel para calcular el porcentaje de grasa. Según esto, yo tendría que pesar ¡75 kg!, que me parece demasiada delgadez. Besos,   Elhigo
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags



XII Marcha a pie a Los yacimientos de La Sierra de Atapuerca XII Marcha a pie a Los yacimientos de La Sierra de...

Fundación Atapuerca








sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org