Identificación de usuarios

Noticias


Saskia Sassen: La ciudad inteligente no consiste en meterle muchas tecnologías

Entrevista a Saskia Sassen, socióloga de la Universidad de Columbia, una de las voces más respetadas y estimulantes del estudio del fenómeno urbano y la globalización, que ha sido galardonada con el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, tras imponerse en el voto final al conocido economista norteamericano Paul Romer.


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
16/05/2013
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Sassen, holandesa nacionalizada estadounidense que creció en Argentina durante 16 años, es solo la tercera mujer en hacerse con este premio, después de la irlandesa Mary Robinson en 2006 y la filósofa de EE.UU. Martha Nussbaum en la edición anterior. "Martha es amiga mía, trabajamos juntas en la universidad de Chicago, es muy típico allí que llamen para un proyecto a gente de otras disciplinas", explica en una entrevista con ABC en el salón de su casa en Londres, apenas unas horas después de haber conocido la noticia. "Ya les dije que me sentía muy honrada solo con figurar entre los nominados", dice.

Sassen estuvo todo el martes sin conectarse al email o al teléfono viajando entre Nueva York y Londres, sus dos centros vitales y profesionales. Terminó de cenar con su marido y su hijo muy tarde, hacia las dos de la mañana, y se conectó a Twitter a ver las reacciones a una entrevista que había dado sobre la situación económica. Así notó muchos mensajes con su nombre y el de Romer. "Escribí al jefe de mi departamento en Columbia y le dije que, aunque creía que no iba a ganar, estaba entre los finalistas y eso era bueno para la sociología". Hacia las 4 de la mañana por fin abrió su email, y vio entonces el correo de la Fundación.

Pregunta. ¿Qué partidas deberían proteger de la austeridad los políticos locales para salvaguardar el pálpito de sus municipios?
Respuesta. Yo discrepo de la lógica misma de la austeridad. Lo que está haciendo en Reino Unido el ministro de Economía, George Osborne, no es economía, es contabilidad. Hay que ver el momento actual en una trayectoria que comienza en los 80 en los países del sur global con el mecanismo de la deuda. Esta época global es una era de tendencias conceptualmente subterráneas. No es que estén debajo de la tierra, es que no las vemos. El ojo del Estado, el ojo de la ley o el ojo del teórico no las ve. El significado profundo de lo que es la globalización deberíamos buscarlo en ese origen del problema de la deuda en los 80. La deuda no nos cae del cielo, se hace, a través de una serie de mecanismos, en un momento de exceso de capital que se empuja a países de África y de América Latina.

P. ¿Y hay una salida económica a la crisis?
R. Un país como España tiene varias economías, pero una de ellas es una economía muy fuerte de pequeñas empresas con larga historia, alta calidad y mercados mundiales. Lo mismo puede decirse de Italia. Este sector está pagando un precio por algo que nunca hizo. Lo que ha ocurrido en Europa con esta crisis es una distorsión enorme que ha generado la confusión de que la banca es la finanza y la finanza es la economía. Y no lo es.

P. ¿Cuál es su alternativa a la era de la austeridad y de los contables?
R. Lo que necesitamos es una política de austeridad del sector financiero. Hemos visto cómo Grecia, por ejemplo, ha expulsado del espacio económico a muchas personas, a pequeñas empresas e incluso ciertos lugares. Lo que permite al BCE y al FMI decir después que "Grecia se está recuperando". Es el equivalente económico de la limpieza étnica. No hablamos de pobreza o de desigualdades, asistimos a un proceso mucho más radical de expulsiones sistémicas. Los desahuciados en España no son expulsados a una frontera, sino que desaparecen del mapa económico. Es necesario instalar otro tipo de economía, relocalizar los métodos de producción y recuperar la capacidad de lo social, que hemos perdido al convertirnos en consumidores.

P. ¿La ciudad es hoy el corazón de la guerra, si miramos a Aleppo en Siria?
R. Cuando los ejércitos convencionales van a la guerra, hay muchas probabilidades de que el enemigo sean combatientes irregulares, por decirlo de manera elegante. En ese sentido, la guerra asimétrica urbaniza la guerra. Y, si urbaniza la guerra, ¿no nos enseña también los límites del ejército convencional, entendido como una fuerza militar superior? Israel podría eliminar literalmente Gaza. Unidos podría haber lanzado sus superbombas y se acabó Bagdad. Pero no lo hacen. Hoy las bombas atómicas sobre Japón o los bombardeos de fuego sobre Dresde no se podrían hacer tan fácilmente, creo, por esa capacidad urbana de hacer visibles los límites de la fuerza militar.

P. ¿La respuesta a sus interrogantes es entonces la ciudad inteligente?
R. La genuina ciudad inteligente sí. Pero no la categoría que se refiere a meter el mayor número de tecnologías inteligentes en las ciudades. Todo es una curva, y no es necesariamente verdad que cuanto más, mejor, y que todos saldrán ganando cuantas más tecnologías introduzcamos, porque estaremos en un nuevo punto de la curva, en una nueva realidad. Para que las tecnologías disponibles realmente alimenten las ciudades la tecnología debe reflejar el conocimiento de los habitantes de la ciudad.

PERFIL

Saskia Sassen (La Haya, 1949) es una de las grandes expertas en urbes globales y vive escindida entre dos de ellas. En Nueva York ocupa la cátedra Robert S. Lynd de Sociología de la Universidad de Columbia. En Londres viven sus mejores amigos y es, además, profesor visitante de la London School of Economics. Sassen habla con la claridad analítica de los científicos sociales estadounidenses, solo que envuelta en la calidez del dulce acento porteño que adquirió creciendo en Argentina. Nueva York es su patria universitaria. "He recibido muchas ofertas de universidades europeas pero me quedo aquí". En Londres vive en un luminoso apartamento en Clerkenwell con su marido, el sociólogo estadounidense Richard Sennett. Su obra clave es La ciudad global (1991), que ya va por su cuarta edición. Y su último libro es Territorio, Autoridad y Derechos, de los ensamblajes medievales a los ensamblajes globales (Katz, 2010). En unos meses publicará un libro titulado Expulsiones.

Autor:   Borja Bergareche



   Enlaces de interés
 
Blog madri+d: Sociedad de la Información


   Noticias relacionadas
 
Una 'app' analiza la desigualdad social ligada a la movilidad en grandes urbes
Ciudades y hogares inteligentes gracias a la inteligencia computacional
Hacia la ciudad programable

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Congreso ESMO Madrid 2017 Congreso ESMO Madrid 2017

ESMO - European Society For...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------