Noticias


José Manuel Torralba e Ignacio Martín Bragado: El investigador es, ante todo, un ser humano que utiliza su habilidad particular para resolver problemas

Entrevista a José Manuel Torralba, director adjunto e Ignacio Martín Bragado, investigador del Instituto IMDEA Materiales. Maestros de ceremonias de 'Tu coche y un F1: ciencia y tecnología del siglo XXI'.


FUENTE | IMDEA Materials Institute - mi+d
24/09/2014
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Pregunta. ¿Os habéis dado cuenta de que este proyecto europeo lleva en su título 'de los investigadores' y no 'de la investigación'?

La Noche de los Investigadores 2014

Respuesta. Sí, es curioso. Estamos acostumbrados a participar en proyectos de investigación en los que lo importante es 'ella' y pasar en éste a ser nosotros los protagonistas, nos resulta extraño.

P. Extraño y muy interesante ¿no?
R. La verdad es que sí, aunque lleva aparejada una gran responsabilidad. En muchas ocasiones nos parece que vivimos en dos mundos paralelos y perfectamente separados: el del trabajo, con colegas que hablan nuestro mismo lenguaje científico, lleno de fórmulas y de ideas nuevas, lleno también de artículos y congresos...; y el 'otro', el de nuestra familia, nuestros amigos y conocidos, que nos suelen mirar como si fuésemos raros y nos imaginan con nubes llenas de bombillitas encendidas saliendo de nuestra cabeza. Y un proyecto como el de La Noche Europea de los Investigadores nos permite vivir por unas horas en los dos a la vez. Durante esas horas sabemos que tenemos que trabajar para alcanzar varios objetivos a la vez, pues este proyecto europeo se puso en marcha hace casi diez años para ayudar a cumplir con todos ellos. Por ejemplo, debemos traducir nuestro lenguaje de trabajo al de cualquiera que se acerque a vernos. Sabemos también que debemos convencer de que lo que hacemos es útil para todos, no sólo para nosotros. Y por si esto fuera poco, creemos que debemos contribuir a que entre quienes nos escuchen haya alguien que piense que merece la pena imitarnos y se convenza de que no respondemos a algunos de los estereotipos que circulan sobre los científicos. Bueno, al menos, ¡no todos o no tanto!

P. ¿Fue eso lo que os llevó a dedicaros a la carrera científica, el imitar a alguien?
José Manuel Torralba: No, creo que lo de imitar a alguien estaría en el último lugar. Yo creo que la mayoría de los que nos dedicamos a la ciencia lo hacemos por casualidad. Empiezas 'enredando' con un proyecto fin de grado, ves que te engancha el gusanillo de la experimentación y la búsqueda de respuestas, te metes en la aventura de la tesis doctoral...

Ignacio Martín Bragado: No siempre es imitación de alguien. Aunque es cierto que hay cierta vocación, también los vericuetos de la vida te van llevando por donde quieren. El investigador creo que no nace, sino que más bien se hace.

P. Se dice que el mundo de la ciencia es muy competitivo y está muy internacionalizado ¿es eso cierto?
R. Sí, hoy en día es ambas cosas, competitivo e internacionalizado. No podría ser de otra manera si realmente queremos que la sociedad avance. Es más, cuando deja de ser alguna de estas dos cosas, deja de cumplir adecuadamente con su razón de ser. Es competitivo, porque para investigar hacen falta fondos (que son siempre competitivos) y es internacional porque el nuevo mundo en el que vivimos se nos ha quedado pequeño y hay que buscar contrastes y colaboraciones en todo el mundo. Uniendo ambos requerimientos, la investigación en el marco de proyectos internacionales competitivos es la que, posiblemente, proporciona más satisfacción ¡a la par que problemas!

P. ¿No hace esto que la sociedad vea a los investigadores como seres extraordinarios con capacidades de superhéroe?
R. ¡Esperamos que no! Si hay alguien que sabe que eso no es cierto, somos nosotros. Nuestros superpoderes se limitan a tener fuerza de voluntad para ser capaces de pasarnos muchas horas trabajando sin tener resultados inmediatos y no rendirnos cuando las cosas no salen como estaba previsto; tener bastante curiosidad por lo que hace el que está a nuestro lado; saber que tienes que seguir aprendiendo siempre; y cosas por el estilo. Como puedes comprobar, superpoderes que tiene mucha gente de la que conoces. Es más, se podría decir que 'para nada'. Si fuéramos superhéroes no existiría la ciencia, porque todo estaría descubierto, desarrollado. Aunque, si nos dejas contradecirnos un poco, lo cierto es que a veces sí sentimos que somos algo superhéroes, en una sociedad como la española, donde investigar sigue siendo heroico. La financiación es mínima, la gestión de la investigación es muy compleja y burocrática, las trabas para la contratación de buenos investigadores extranjeros siguen siendo muy grandes, las estructuras son, en general, rígidas, y seguimos considerando la investigación como un gasto y no como una inversión. Por eso, algo de héroes sí tenemos.

P. Hablando de superpoderes que muchos pueden tener ¿qué partes de vuestra formación y vuestra experiencia investigadora os han ayudado más a conseguirlos?
IMB: Creo que el investigador moderno requiere, por una parte, de unos sólidos conocimientos científicos de índole general, y por otra, de una visión pragmática de cómo se pueden lograr los objetivos de la investigación, junto con las capacidades sociales necesarias para poder coordinar a un grupo de gente, generalmente heterogéneo, para lograr dichos objetivos. En este aspecto, la formación es muy útil para la primera necesidad, y la experiencia como investigador y como persona para la segunda. También hay que decir que se necesita intuición. Pero la intuición no es un superpoder. Yo creo que se puede describir como facilidad de ver algo claro cuando se ha pensado y trabajado mucho sobre eso. Por tanto, no existe intuición sin trabajo. Es igual que el pianista, que sólo tras miles de horas de práctica, puede 'intuir' qué notas tocar.

JMT: Cada uno de nosotros es consecuencia de toda una trayectoria que implica formación y experiencia. Y todo contribuye de alguna manera a ser lo que somos. Nada es menos importante.

P. En el instituto IMDEA Materiales ¿en qué estáis centrando vuestro trabajo? En nuestro ideario está hacer investigación de calidad, orientada y en base a la captación de talento. Todo lo que entra bajo este paragua nos interesa.
JMT: Yo desarrollo nuevos materiales mediante diversos métodos, entre ellos, la Pulvimetalurgia, que permite fabricar piezas de alta calidad, con formas complejas y excelentes tolerancias, de forma relativamente barata.

IMB: En particular yo me estoy centrando en el desarrollo de programas que utilizan métodos de Monte Carlo Cinético, que son unos métodos numéricos particulares, para lograr predecir el comportamiento de materiales para microelectrónica y para aplicaciones energéticas.

P. Siendo científicos acostumbrados a trabajar en 'laboratorio' ¿qué os ha llevado a participar otro año más en un proyecto como La Noche Europea de los Investigadores de Madrid?
IMB: Romper con el tópico. Los científicos somos personas como otras cualquiera. Tenemos casa, perro y coche (algunos), bebemos café y nos duchamos por la mañana. El investigador es, ante todo, un ser humano, y este ser humano utiliza su habilidad particular para resolver problemas con el fin de lograr un beneficio para la sociedad en la que vive.

JMT: Además de científicos, muchos somos profesores, y desde luego 'formadores'. Nuestra actividad científica la desarrollamos también formando doctores que también son ciudadanos. A mí personalmente me gusta divulgar. Me encanta ver el brillo en la mirada de un niño cuando consigues transmitirle lo importante que es un fundamento científico con un ejemplo sencillo. Cuanto más educada en la ciencia esté una sociedad, desde sus ciudadanos más humildes hasta sus dirigentes, más sencillo nos resultará a los científicos hacerles ver lo importante que es para ella invertir en futuro a través de la ciencia. Por eso, divulgar lo que hacemos creo que es una parte importante de nuestro trabajo, y a mí, además, me gusta.

P. Para terminar hablando un poco de 'Tu coche y un F1: ciencia y tecnología del siglo XXI' la actividad con la que, como investigadores de los institutos IMDEA, participáis en esta quinta edición de La Noche Europea de los Investigadores Madrid 2014 ¿a alguno de vosotros le hubiera gustado ser piloto de fórmula 1? ¿O ingeniero de alguna de las grandes escuderías?
JMT: Piloto, no sé, pero trabajar en una escudería de F1 sí creo que debe ser una experiencia fuera de lo normal, y desde luego atractiva para cualquiera al que le guste superar retos.

Más información: La Noche de los Investigadores







Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------