Identificación de usuarios

Noticias


Estudio para evaluar el efecto de nuevos ingredientes bioactivos y alimentos para la salud

Es ampliamente aceptado que el riesgo de enfermedad coronaria se incrementa progresivamente en mujeres en la perimenopausia y más aún después de la menopausia, lo que dispara la mortalidad en este grupo etario. La elevada incidencia de aterosclerosis y de enfermedad cardiovascular en este periodo, están principalmente asociadas a la reducción de estrógenos circulantes.


FUENTE | Instituto IMDEA Alimentación
05/11/2015
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Los estrógenos son considerados potentes antioxidantes, su reducción durante la menopausia favorecería al aumento de especies reactivas del oxígeno y de peroxidación lipídica por lo que la oxidabilidad de las LDL podría estar aumentada, además, después del cese del sangrado menstrual la ferritina aumenta y esto podría promover la oxidación de las LDL por el hierro que contiene. El aumento del estrés oxidativo podría influenciar sobre la injuria endotelial promoviendo al mismo tiempo un estado inflamatorio.

La depleción de estrógenos provoca la acumulación de la grasa intra-abdominal, de forma tal que más del 60% de las mujeres en este período tienen un IMC >25. La obesidad, a su vez, eleva el estrés oxidativo y este estrés oxidativo puede ser el mecanismo que subyace al estado de inflamación. La hipertrofia de los adipocitos que tiene lugar en la obesidad, conlleva a un aumento en la producción de adipoquinas y citoquinas pro-inflamatorias.

Por otro lado, la menopausia tiene efectos en los niveles de lípidos plasmáticos, evidenciándose un aumento significativo de las LDL, colesterol total y triglicéridos, asociados al descenso de las HDL. También se observa un aumento de la prevalencia de hipertensión en este colectivo.

La presencia de Síndrome metabólico llega hasta un 60% en mujeres en período de menopausia, lo cual se asocia también a un incremento de la inflamación y oxidación.

Con el objetivo de atenuar todos estos cambios asociados al incremento de los niveles de inflamación y oxidación promovidos por la edad y la presencia de menopausia, se ha estudiado el efecto de diversos alimentos y suplementos con principios bioactivos capaces de contrarrestarlos.

La granada podría tener un amplio interés debido a la presencia de compuestos fenólicos a los que pueden atribuirse gran parte de su importancia organoléptica y posible papel beneficioso de esta fruta para la salud. Los antocianos son los responsables de su atractivo color rojo y los taninos de su sabor astringente (siendo los ácidos orgánicos, cítrico y málico, los responsables del sabor acidulado), mientras que los elagitaninos y, en menor proporción, los antocianos le confieren propiedades antioxidantes.

ESTUDIO DE INTERVENCIÓN NUTRICIONAL

Es por ello que en el mes de febrero dará comienzo en la Unidad de Nutrición y Ensayos Clínicos perteneciente al Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Alimentación (IMDEA Alimentación), centro de investigación en nutrición, alimentación y salud, de la red IMDEA de la Comunidad de Madrid, un estudio de Intervención Nutricional para evaluar el efecto del consumo de una mermelada con extractos de granada.

En este estudio se prevé que participen 60 voluntarias, seleccionadas desde IMDEA Alimentación y distribuidas aleatoriamente: un grupo deberá consumir la mermelada funcional y otro grupo la mermelada control de iguales características, pero sin la presencia del extracto. Antes de iniciarse el estudio será aprobado por el Comité de Ética de la Investigación de la Fundación IMDEA Alimentación (CEI IMDEA-Alimentación).

Los participantes del estudio deberán incorporar a su dieta la mermelada de estudio o control dentro del contexto de una alimentación saludable durante 8 semanas. Durante el estudio se evaluará el efecto de su consumo, sobre la modificación de los niveles de oxidación, inflamación, perfil de lípidos, presión arterial y glucemia, en mujeres sanas en posmenopausia. Además, se darán pautas para mantener una dieta saludable y equilibrada adaptada a las necesidades de la edad.

Podrán participar en este estudio mujeres posmenopáusicas con al menos 1 año de menopausia natural y no más de 10 años de amenorrea y que no se encuentren tomando medicación para colesterol, presión arterial o hipoglucemiantes.

En caso de estar interesado contactar con la doctora Rocío de la Iglesia González o Mª Isabel Espinosa Salinas en el teléfono 91 727 8100, ext. 300 / 91 279 6961 o en el correo electrónico: genyal.alimentacion@imdea.org.



   Enlaces de interés
 
IMDEA Alimentación
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)


   Noticias relacionadas
 
Uno de nuestros mayores retos es la prevención eficaz de las enfermedades crónicas mediante la alimentación
Estudio para evaluar el efecto de nuevos ingredientes bioactivos y alimentos para la salud

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Instituto IMDEA Alimentación



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------