Identificación de usuarios

Noticias


Tecnologías antiincrustaciones ecológicas de interés para la industria naviera

Investigadores financiados con fondos de la Unión Europea trabajan en la creación de recubrimientos contra las incrustaciones biológicas para barcos e infraestructuras marinas que serán rentables y más respetuosos con el medio ambiente.


FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario
24/01/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


En el proyecto SEAFRONT, de cuatro años de duración y puesto en marcha en 2014, se ensayaron procesos y métodos nuevos diseñados para comprender con precisión los mecanismos de la bioincrustación y dar con los modos ideales para resolver este problema. Su trabajo contribuirá al desarrollo de una nueva generación de tecnologías contra las bioincrustaciones que serán capaces de reducir este fenómeno en las infraestructuras y las herramientas marinas sin perjuicio para los ecosistemas.

"Aún es demasiado pronto para hablar de resultados concretos, pero ya hemos atraído el interés de varias empresas en busca de tecnologías antiincrustaciones para sus barcos, aplicaciones estacionarias, redes de pesca y cables", informó el Dr. Arie Brouwer, coordinador del proyecto SEAFRONT y perteneciente al Instituto Neerlandés de Polímeros (Países Bajos). "Confiamos en que las empresas y los institutos científicos participantes en el proyecto saquen provecho desarrollando la capacidad de crear nuevos productos y servicios". La bioincrustación consiste en la acumulación de microorganismos, plantas, algas e invertebrados marinos en superficies expuestas al entorno acuático. La acumulación de bioincrustaciones en barcos, por ejemplo, es un problema importante que reduce la eficacia, provoca daños estructurales en los cascos y merma la capacidad de los sistemas de propulsión.

Sus desventajas son tanto económicas como medioambientales, pues la acumulación paulatina de bioincrustaciones aumenta el volumen hidrodinámico de un barco y la fricción de este con el agua, por lo que también crece la resistencia al avance. Se sabe que esta resistencia puede reducir la velocidad en un 10%, y que para compensar el consumo de combustible puede aumentar en hasta un 40%. Si además se tiene en cuenta que el combustible supone el 70% de los costes de explotación de un buque comercial oceánico medio, los métodos antiincrustaciones podrían ahorrar a las empresas navieras varios miles de millones y, además, contribuir a la reducción de sus emisiones. "El proyecto SEAFRONT confía en desarrollar recubrimientos que mejoren en un 50% la prevención y eliminación de las bioincrustaciones lo cual se medirá con tecnologías de ensayo de nueva creación", explicó el Dr. Brouwer. "También se diseñarán recubrimientos que atenúen en gran medida la resistencia hidrodinámica y mejoren la eficacia operativa".

Todas las propuestas serán respetuosas con el medio ambiente, sostenibles y ampliables y limitarán la liberación de biocidas, hidrocarburos y metales pesados al entorno marino. La tecnología de SEAFRONT tendrá en cuenta además la normativa medioambiental vigente, cada vez más estricta, y se anticipará a las futuras normativas evitando el uso de sustancias químicas potencialmente peligrosas que pudiesen prohibirse en un futuro.

"Este proyecto precisa de un enfoque europeo dado el tamaño y la diversidad del mercado europeo de los recubrimientos antiincrustaciones, que comprende a empresas grandes y pequeñas dedicadas a la navegación, la energía marítima y otros sectores que operan en alta mar", añadió el Dr. Brouwer. "El método multidisciplinario adoptado nos permitirá también relacionar entre sí las tecnologías facilitadoras esenciales, las labores de desarrollo de productos y las aplicaciones para usuarios finales. Ninguna nación o región por sí misma podría movilizar a responsables de todas estas disciplinas. Además, muchos Estados miembros comparten mares y el océano, por lo que se enfrentan a los mismos retos".

En junio de 2016 se celebrará en Toulon (Francia) un taller especial en el marco del XVIII Congreso internacional sobre corrosión e incrustación marina (18th International Congress on Marine Corrosion and Fouling, ICMCF). En él se darán cita representantes de los ámbitos académico e industrial para conocer los resultados de SEAFRONT y entablar contactos de cara a futuras colaboraciones. El proyecto concluirá a finales de 2017.



   Enlaces de interés
 
IMDEA Materiales
Blog madri+d: Materiales al día
Blog madri+d: Ciencia Marina y otros asuntos


   Noticias relacionadas
 
AORAC-SA y ATLANTOS, dos de los proyectos de investigación oceánica de Horizonte 2020 que han levado anclas
Cómo los satélites nos protegen en el mar



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


V edición del Ciclo de Astrofísica y Cosmología. LIGO abre una nueva ventana al universo V edición del Ciclo de Astrofísica y Cosmología. LIGO abre...

Fundación BBVA




Boletín informativo 'diariodeSol'




sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org