Identificación de usuarios

Noticias


Tecnologías de minería sostenible para impulsar la industria de alta tecnología

Investigadores financiados con fondos de la Unión Europea trabajan en el desarrollo de tecnologías ecológicas destinadas a que Europa aproveche sus propios recursos minerales y reduzca los costes de fabricación.


FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario
13/02/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


El objetivo principal del proyecto financiado con fondos de la Unión Europea EURARE fue explotar de un modo sostenible los elementos de tierras raras (ETR) de Europa. Estos elementos -los quince lantánidos, el escandio y el itrio- son fundamentales para la fabricación de componentes de alta tecnología en automóviles, ordenadores y teléfonos inteligentes, industrias que han dependido hasta ahora de importaciones. Esta ausencia de un abastecimiento propio y seguro implica un riesgo de escasez, aumentos de precio y problemas imprevistos en la cadena de suministro. Por todo ello, el proyecto EURARE se propone crear una industria europea viable de extracción y procesamiento de ETR. Hoy en día no hay minería de ETR en Europa, pero sí que existe una abundancia de recursos.

Su aprovechamiento ofrecerá ventajas a largo plazo para el sector de la alta tecnología de Europa, reducirá las emisiones relacionadas con la importación e impulsará el sector de la minería en el continente. El proyecto realizó hace poco un sondeo de prueba de roca mineralizada en Suecia. En él se extrajo una muestra de 6,5 toneladas que posteriormente se trituró, molturó y separó por medios magnéticos. En total se obtuvieron cerca de 1,9 toneladas de concentrado mineral enriquecido de ETR y unas 3,7 toneladas de nefelina y feldespato como subproducto.

La extracción de concentrado mineral enriquecido de ETR demostró la viabilidad de la extracción en Europa y que la obtención de nefelina y feldespato también podría resultar provechosa. Estos minerales resultan útiles para varios sectores, como la fabricación de cerámicas para el saneamiento, tejas y azulejos, loza, relleno de construcción, pinturas, cemento e incluso productos cosméticos. La fase siguiente se dedicará a ampliar el proceso con la intención de aumentar el atractivo comercial de este subproducto que hasta ahora se consideraba un desecho. El equipo al cargo del proyecto confía en que la infraestructura de carreteras y ferrocarriles cercana a la mina sueca empleada en la prueba y la proximidad a grandes mercados favorezcan el proceso de comercialización.

Hasta ahora, el proyecto ha desarrollado y ensayado varias tecnologías diseñadas para aprovechar con eficacia los recursos europeos de ETR sin que estas operaciones afecten en gran medida al medio ambiente. Se han ensayado dos procesos nuevos que parten de concentrados de mineral de baja ley para recuperar metales o aleaciones de ETR, y también un proceso innovador de extracción y separación de ETR. Una gran ventaja ofrecida por la técnica de separación magnética empleada en Suecia, reside en que no precisa del empleo de procesos químicos de ningún tipo. Todas las actividades ensayadas cumplen con la legislación europea en materia medioambiental.

Durante el proyecto se explotarán y tratarán depósitos de mineral de ETR en plantas piloto de cuatro regiones europeas distintas. Los concentrados producidos, junto con el subproducto de lodo rojo de la producción de aluminio primario, se utilizará en dos plantas piloto de procesamiento en Alemania y Grecia. Los productos finales, compuestos de ETR, metales e imanes serán evaluados por usuarios finales europeos apropiados.

A pesar de su nombre, las tierras raras son, con la excepción del prometio radioactivo, abundantes en la corteza terrestre. No obstante, debido a sus propiedades geoquímicas, los ETR suelen encontrarse muy dispersos y por lo general en depósitos con concentraciones que no permiten una explotación rentable. Empleando tecnología de última generación que aprovecha todas las materias primas recuperadas, el proyecto EURARE podría superar este reto y generar una industria europea viable. El proyecto finalizará en diciembre de 2017.



   Enlaces de interés
 
Oficina del Espacio Europeo de Investigación madri+d


   Noticias relacionadas
 
Consiguen mejorar con láser la resistencia de materiales metálicos
Cáscaras de gambas para un nuevo lubricante
Nanomateriales para lograr espacios interiores más saludables



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


Presentación del libro: 'Plagas de langosta. De la plaga bíblica a la ciencia de la acridología' Presentación del libro: 'Plagas de langosta. De la plaga...

Sociedad de Amigos del Museo...




Boletín informativo 'diariodeSol'




sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org