Identificación de usuarios

Noticias


Posible explicación a un misterio sobre el fin de una era hiperglacial

Hace alrededor de 720-640 millones de años, buena parte de la superficie de la Tierra estaba cubierta por hielo, durante una glaciación extrema que duró millones de años.


FUENTE | Noticias de la Ciencia
24/01/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Muchos aspectos de esta era hiperglacial siguen siendo dudosos, pero se cree ampliamente que la rotura del supercontinente Rodinia resultó en una mayor descarga fluvial hacia el océano. Esto cambió la química de este último y redujo los niveles atmosféricos de dióxido de carbono (CO2), que aumentaron la cobertura global de hielo y empujaron a la Tierra hacia unas condiciones de frío severas.

Dado que la superficie terrestre estaba cubierta de hielo en su práctica totalidad, la erosión continental cesó de forma efectiva. Esto bloqueó al planeta en un estado de 'Tierra Bola de Nieve' hasta que el dióxido de carbono liberado por la actividad volcánica en marcha calentó la atmósfera lo suficiente como para derretir la cubierta de hielo. Este modelo no explica, sin embargo, las características más desconcertantes de esta rápida desglaciación; en concreto, la formación global de depósitos de ciertos sedimentos pétreos ricos en carbonato, con cientos de metros de grosor en aguas cálidas. El equipo de Tom Gernon, de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, ofrece ahora una explicación para estos grandes cambios en la química oceánica. El trabajo se ha publicado en Nature Geoscience.

Cuando el material volcánico es depositado en el mar, experimenta una alteración química muy rápida y profunda que impacta en la biogeoquímica de los océanos. Gernon y sus colaboradores han hallado que muchos de los fenómenos geológicos y geoquímicos asociados con la 'Tierra Bola de Nieve' concuerdan con lo que cabe esperar de un extenso vulcanismo submarino a lo largo de las dorsales oceánicas (cordilleras submarinas) poco profundas.

Durante la ruptura de Rodinia, se formaron decenas de miles de kilómetros de dorsal oceánica a lo largo de decenas de millones de años. La lava hizo erupción de manera explosiva en aguas poco profundas, produciendo grandes cantidades de una roca piroclástica vítrea llamada hialoclastita. A medida que estos depósitos se apilaron sobre el fondo marino, ciertos cambios químicos rápidos liberaron cantidades masivas de calcio, magnesio y fósforo en el océano.

Gernon y sus colegas han calculado que, en el transcurso de una glaciación 'Bola de Nieve', esta acumulación química es suficiente para explicar la formación global, en aguas cálidas, de depósitos con cientos de metros de espesor de la clase antedicha de material pétreo rico en carbonatos y con rasgos peculiares. Este proceso también ayuda a explicar los niveles oceánicos inusualmente elevados de fósforo, al parecer el catalizador para el origen de la vida animal en la Tierra.



   Noticias relacionadas
 
La 'Pompeya' de Latinoamérica espera ser desenterrada
Una 'erupción colosal' arrasó la Península Ibérica hace 477 millones de años

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Noticias de la Ciencia



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


V edición del Ciclo de Astrofísica y Cosmología. LIGO abre una nueva ventana al universo V edición del Ciclo de Astrofísica y Cosmología. LIGO abre...

Fundación BBVA




Boletín informativo 'diariodeSol'




sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org