Identificación de usuarios

Noticias


Los sonidos del ambiente modelan las capacidades musicales del cerebro

A la hora de procesar los estímulos acústicos, los sonidos del ambiente tienen un peso fundamental, según una teoría desarrollada por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). La investigación repasa diferentes estudios de disciplinas como la antropología, la historia o la neurociencia. Los sonidos del siglo XVIII que rodearon a Mozart le influyeron decisivamente a la hora de componer.


FUENTE | UCM - mi+d
02/03/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Desde que nacemos estamos rodeados de sonidos. Diferentes estudios han abordado la relación que tienen con la formación del individuo, tanto desde el punto de vista antropológico como cultural o neurológico.

En una investigación que analiza trabajos de estas disciplinas, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han desarrollado una teoría que establece que los sonidos del ambiente modelan las capacidades musicales del cerebro.

"Las modelan activamente e incluso antes de nacer, pero con unos márgenes amplios de modificación", explica Javier Campos Calvo-Sotelo, investigador de la facultad de Geografía e Historia de la UCM y autor principal del estudio, que se publica en Psychology of Music.

Existe una afinidad sónica en cada persona, innata y que se va adquiriendo con el paso del tiempo en función de los estímulos ambientales. / Hernán Piñera
Existe una afinidad sónica en cada persona, innata y que se va adquiriendo con el paso del tiempo en función de los estímulos ambientales. / Hernán Piñera

Según esta teoría existe una afinidad sónica en cada persona, innata y que, a la vez, se va adquiriendo con el paso del tiempo en función de los diferentes estímulos ambientales. El papel de los progenitores, especialmente el de la madre, resulta fundamental.

"La vocalidad materna en particular y el ambiente sonoro del hogar en el que viva el niño ejercerán una influencia considerable en la relación que este establezca y desarrolle con la música", afirma el autor.

MOZART Y LAS CALLES ADOQUINADAS

El trabajo realiza una revisión de diferentes iconos musicales, señalando la época y el contexto en el que realizaron sus obras. Mozart, por ejemplo, escuchaba principalmente "pájaros, voces humanas, carros con ruedas metálicas que se mueven por las calles adoquinadas y los sonidos agudos del látigo del cochero", según describió el compositor Murray Schafer.

En opinión de este autor, habría una correlación entre los sonidos del siglo XVIII y la música compuesta por Mozart, llena de frecuencias medias y altas, donde los tonos graves son bastante ligeros.

Las óperas de Rossini, por su parte, cuentan con ritmo fuerte, influido por la incipiente maquinaria industrial que se desarrollaba en la época en que las creó, en el siglo XIX, según el musicólogo Roger Alier.

En cuanto a géneros, el rock se asocia con motores de combustión, motos, taladros, golpes de martillo, máquinas mezcladoras de cemento y el metro, típicos de la sociedad en la que se compone, en los siglos XX y XXI.

"El estudio plantea la existencia de una afinidad sónica que obedecería a una serie de causas funcionales dentro de la lógica de la evolución de la especie humana", concluye Campos.


Referencia bibliográfica:
Javier Campos Calvo-Sotelo. Sonic affinity. Psychology of Music, 44/1, 2016, p. 95-113. DOI: 10.1177/0305735614557855.




   Enlaces de interés
 
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)


   Noticias relacionadas
 
El alzhéimer no puede con la música
La música nos emociona más que la pintura



1 comentario



  1
   Luis | 29/04/2016
 
¡Me parto de risa!
¿No será que en la época de Mozart el único instrumento que podía dar notas graves con cierta soltura era el órgano?
Hasta que la tecnología no permitió utilizar cuerdas metálicas o de plástico, las notas graves eran poco útiles en música, con excepción de los instrumentos de viento. Pero estos no cuadraban bien con la música de salón de la época de Mozart.
Otro ejemplo: la sobreabundancia de trinos de esa época y anteriores se debía a que la duración de las notas en instrumentos como el clave o el pianoforte era muy corta, y había que 'apretar teclas' como fuera si se quería mantener la duración del sonido.
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------