Identificación de usuarios

Noticias


Aunar vocación y empleo es posible en Humanidades y Ciencias Sociales

Hay quien elige qué estudiar en función de las perspectivas futuras de empleo; otros se dejan guiar solo por su vocación, especialmente si se trata de carreras de Humanidades y Ciencias Sociales. Estos estudios empiezan a escalar puestos en las listas de empleo, reivindicando que su versatilidad tiene recompensa en múltiples salidas profesionales.


FUENTE | UCM - mi+d
25/05/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Aunque pueda parecer sorprendente, los estudios de Historia de la Música o Musicología tienen una de las diez tasas de empleo más altas, del 90,7%, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística elaborada con datos de 2014 y 2015 que corresponden a titulados del curso 2009-2010. Estos estudios, cuya tasa de paro es del 7,8%, ocupan el decimoprimer lugar de una lista que lideran Ingeniería en Electrónica, Medicina e Ingeniería en Automática y Electrónica Industrial.

Las titulaciones con mayores tasas de empleo, con Musicología en 11º lugar. / INE
Las titulaciones con mayores tasas de empleo, con Musicología en 11º lugar. / INE

A punto de cerrar un nuevo curso, el último en el instituto para los alumnos de segundo de Bachillerato, surge la pregunta "ahora, ¿qué?" Los estudiantes deben decidir qué hacer con su futuro y, si eligen estudios universitarios, tienen que pensar qué carrera escoger y si será una buena opción seguir su vocación, aunque sean estudios a los que se les cuelga el cartel de "no hay salida".

A pesar de que no ocupen los primeros puestos de ratios de empleo, los estudios de Geografía, Historia, Historia del Arte y Arqueología demuestran la versatilidad de las opciones a las que dedicarse los estudiantes recién salidos del horno universitario.

EMPLEO AL COMPÁS DE LA MÚSICA

"Entre tanta ingeniería, llamaba la atención la Musicología", indicaba Enrique Megías, refiriéndose a la encuesta del INE que se presentó en la sesión informativa sobre salidas profesionales organizada el pasado 28 de abril en la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Luis Enrique Otero, decano de esta facultad, inauguraba la sesión con un mensaje positivo hacia los asistentes, la mayoría de último curso de carrera, animándolos y mostrando, a través de cinco exalumnos del centro, que se puede vivir de las Humanidades y Ciencias Sociales. Megías, licenciado en Musicología, actualmente trabaja en el centro de documentación y archivo de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Atlas de geografía. / Brunno Oliveira
Atlas de geografía. / Brunno Oliveira

Además de la docencia y la investigación, esta disciplina tiene salidas tan variadas como la gestión y difusión de patrimonio cultural, la documentación, la gestión de actividades culturales, la interpretación y hasta los medios de comunicación, que demandan expertos en música para sus secciones culturales.

Entre las razones de la buena posición de esta carrera en el ranking del INE, el joven apuntaba a la "oferta ajustada a la demanda". De hecho, al año se gradúan solo 200 personas en las siete universidades españolas en las que se imparte.

FUTURO GEOGRÁFICO 2.0

Las nuevas tecnologías han servido como motor para impulsar el empleo en Geografía. Aunque la mayoría piense en la docencia en distintos niveles de enseñanza al hablar de salidas en esta disciplina, lo cierto es que los geógrafos han ampliado su campo de actuación.

Según la encuesta del INE, la tasa de empleo se sitúa en el 60,4%, la segunda más alta de los estudios de esta facultad después de Musicología.

Hoy, el nicho que más expansión tiene, según el docente Justino Losada, es la tecnología de información geográfica, que incluye algunas salidas como la cartografía digital, el geomárketing o las simulaciones en tres dimensiones.

Le siguen la planificación territorial y urbanística, presente en trabajos de usos del suelo, transporte o registro de la propiedad; el medioambiente como analista de riesgos naturales; el desarrollo socioeconómico y territorial en el campo de la cooperación, y la solidaridad internacional o el turismo.

"El desarrollo de las comunidades autónomas y la entrada de España en la Comunidad Económica Europea diversificaron el papel del geógrafo y aumentó su presencia", señalaba Losada.

Además, el joven enumeraba los retos del geógrafo del siglo XXI. "Eliminar complejos, socializar la geografía, afianzar nichos tecnológicos, ilusión e innovación. En resumen, la actitud".

DIFERENTES CAMINOS DE LA HISTORIA

Administraciones públicas, archivos y bibliotecas, asesoría cultural, organismos europeos e internacionales, gestión del patrimonio y hasta medios de comunicación. El grado de Historia tiene tantas opciones como asignaturas diferentes a lo largo de los años de estudio. Según los resultados de la última encuesta del INE, la tasa de empleo de Historia, cuando aún era una licenciatura, es casi del 55%.

Los exalumnos de la facultad en la jornada. / UCM
Los exalumnos de la facultad en la jornada. / UCM

Silvia Nieto conjugó sus estudios históricos con los de un máster de Periodismo y hoy trabaja en la sección de Internacional del diario ABC, siendo un claro ejemplo de la versatilidad de esta carrera humanística.

En cuanto a Historia del Arte, su posición en la encuesta (con una tasa de empleo del 53,2%) no debe desalentar. Al contrario, las nuevas ofertas laborales que se van abriendo camino en esta disciplina sirven de aliciente a exalumnos como Sara González e Iván López, licenciados en estos estudios.

En el caso de la joven, ha dirigido sus conocimientos adquiridos en la carrera y en el máster de antropología en la empresa LABRIT, donde gestiona patrimonio cultural.

Por su parte, el brillante expediente de Iván López le llevó a imaginarse dando clases en el mundo universitario. Sin embargo, un día, la casualidad quiso que contactara con el mundo del turismo y hoy es uno de los socios de Cícero Madrid, empresa de visitas turísticas. El emprendimiento, como en el caso de este joven, es una opción cada vez más habitual. Esta facultad es consciente de ello y por eso lo está fomentado en los últimos años.

Por último, en este centro también se imparte el grado de Arqueología, una carrera ausente en las listas con más empleo del INE pero también, en las de menos. Las salidas profesionales pasan por la investigación, la gestión del patrimonio arqueológico, museología, enseñanza, recursos humanos, turismo, cooperación, comunicación o administraciones públicas.

Una vez terminados los estudios universitarios, la facultad de Geografía e Historia oferta másteres orientados más que al profesorado al mundo profesional, como son el de Tecnología de Información Geográfica o el de Patrimonio Cultural en el Siglo XXI: Gestión e Investigación. Versátiles, vocacionales y humanísticas, estas carreras tienen salida y futuro si se sabe buscar y aprovechar.



Autor:   UCC+i UCM



   Noticias relacionadas
 
Resuelta la convocatoria de los Premios de Investigación de la Comunidad de Madrid Julián Marías y Miguel Catalán 2015
La UCM celebra la fiesta de la transferencia y la divulgación científica



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------