Identificación de usuarios

Noticias


El origen social influye en la posibilidad de tener mejor empleo y más salario

Las investigaciones que está llevando a cabo la profesora del departamento de Economía de la Universidad de Alcalá (UAH) Olga Cantó ponen en evidencia que los antecedentes familiares afectan a la hora de conseguir un puesto de trabajo y a la calidad de éste. Los de familia bien situada lo tienen más fácil.


FUENTE | UAH - mi+d
20/09/2016
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


¿Nuestro lugar en la escala social nos condena a nivel laboral, sobre todo en momentos de colapso económico, como la crisis que hemos padecido y estamos padeciendo? La respuesta a esta pregunta tiene multitud de matices pero, según las investigaciones llevadas a cabo por la profesora de la UAH Olga Cantó, en colaboración con Silvia Avram, de la Universidad de Essex (Reino Unido), en países como Italia o España pertenecer a una familia bien situada en el ámbito social y económico sigue siendo una tarjeta de visita para encontrar un buen empleo. Y eso independientemente de la formación recibida. Es decir, que entre dos personas con la misma formación pero descendientes de familias distintas a nivel social, tendrá más posibilidades de encontrar un buen empleo aquella que pertenezca a una familia con posibles.

El estudio, titulado Resultados del mercado de trabajo y origen familiar. Evidencia de 5 países europeos durante la recesión, analiza y compara, mediante los datos EU-SILC -estadísticas sobre distribución de la renta-, de 2005 y 2011 hasta qué punto el origen familiar impacta sobre las posibilidades laborales de los jóvenes antes y durante la crisis.

En este trabajo se analizan si las probabilidades de empleo, el nivel salarial y el tipo de contrato que obtienen los individuos de entre 25 y 55 años de los diferentes países está relacionado con la variable que resume el origen familiar (ocupación de los padres, educación de los padres, número de hijos dependientes en el hogar y situación económica del hogar cuando el individuo a analizar tenía 14 años).

"Comparamos España, Reino Unido, Polonia, Italia y Holanda y la conclusión es que, sobre todo en España y en Italia, hay una relación directa entre los que tienen peor origen familiar y el salario que obtienen en su trabajo. Eso sí, la diferencia entre el año 2005 y 2011 tampoco es significativa", señala la profesora del departamento de Economía de la UAH.

No en todos los casos es igual. En Holanda, el origen social determina menos la posibilidad de encontrar un buen trabajo con un salario alto, pero "observamos que hay algunos países, como España, donde el origen social baja tus posibilidades de tener un mejor salario, al margen de la formación académica que tenga el sujeto", agrega Olga Cantó.

La profesora de la UAH también advierte que, aunque todavía no se puede confirmar con datos exactos, la crisis económica va a generar en España un estancamiento o un descenso de la igualdad de oportunidades. "Es pronto para decirlo porque es difícil estudiar la equidad intergeneracional a corto plazo y aún no ha pasado el tiempo suficiente para evaluar dónde se situaban los padres y dónde están los hijos que han vivido la crisis, porque aún no están en el mercado de trabajo. Pero sí podemos decir que existen indicios de que, vista la relación entre la desigualdad social y la transmisión intergeneracional de oportunidades, en España se está produciendo un estancamiento o incluso un descenso en la igualdad de oportunidades".



   Noticias relacionadas
 
Un indicador evalúa la calidad del empleo en el mercado laboral



7 comentarios



  7
   Pedro | 23/09/2016   Majadahonda, España
 
No sé el estudio, pero lo que es la noticia no deja de ser muy cualitativa ya que no muestra indicador. Tampoco parece que el estudio se dedique a analizar las posibles causas y su influencia de que esto, que pasa en todo el mundo, sea así. Porque independientemente de la formación académica hay otros muchos factores que, más allá de que seas hijo de (parece que mucho simple lo considera lo fundamental), influyen en el salario. Desde las habilidades sociales, la red de contactos, la apariencia física, etc., muchos de ellos con cierto carácter ''hereditario'' son capacidades o circunstancias que aportan valor y, por tanto, son remunerados. Aparte la ''ambición'' de cada uno en lo que se refiere al patrón de vida pretendido. Casos de gentes de familias bien que son inútiles profesionales que viven de las rentas, los que quieras. De lo que se trata es de que todos tratemos de dar a nuestros hijos una educación en el más amplio sentido de la palabra, y que los estudios que de estos temas se realizan o las referencias que se haga a ellos muestren indicadores objetivos de la situación, la evolución y las causas.
Inicio

  6
   E Pingarrón | 20/09/2016
 
Cualquier excusa es buena para echarle la culpa a los ricos de la falte de esfuerzo de los que no han sido capaces de llegar.
Yo no llegué porque no me esforcé lo que las circunstancias me exigían.
Otros lo tuvieron fácil?
A mi eso no me consuela ni me justifica.
Jamás he envidiado fortunas, si acaso, he tenido admiraciones por las voluntades que otros han demostrado y de las que yo carecí cuando más necesitaba.
Añadir un comentario

  5
   Walter Quiñonez | 20/09/2016   Guayaquil, Ecuador
 
Así es, no hace falta un estudio para darnos cuenta de algo tan obvio, pero también son concecuencia de la mala estructura del los departamentos de talento humano, y no culpemos tanto a la clase social si no a la falta de ética  de quienes son son los responsables de la selección del personal dentro de las empresas. Como diríamos en mi país 'el que no tiene padrino, no se bautiza'
Inicio

  4
   Espectador7 | 20/09/2016   Madrid, España
 
Seguro que en la empresa privada los antecedentes familiares son importantes, aunque no creo que Amancio Ortega provenga de una familia especialmente adinerada. Y no digamos en el extranjero: por ejemplo, Steve Jobs era adoptado y no había completado ningún estudio superior. De hecho, hay un dicho: el abuelo crea la empresa, el padre la amplía y el hijo la arruina.
En la Administración en España siempre ha habido oportunidades para todo el mundo. Obviamente, si alguien procede de una familia que tiene un par de libros en casa y considera que no necesita más, es difícil que se dedique a la Investigación o a preparar Oposiciones. He vivido en una Residencia para opositores a todos los Cuerpos de la Administración (Notarías y Registros incluidos), y ninguno era de clase alta (supongo que estos preparan las oposiciones en sus palacios). Y conozco Departamentos Universitarios en los que NADIE proviene de familias pudientes, y que en muchos casos son los primeros en tener estudios superiores.
Por supuesto, una situación económicamente desahogada simplifica muchas cosas (estudiar por la noche mientras se trabaja por el día requiere esfuerzos heróicos), pero es mucho más importante la actitud. El hijo de un maestro ('más pobre que un maestro de escuela') es fácil que estudie con más provecho que muchos hijos de familias acomodadas, a los que todo les ha sido regalado sin esfuerzo, y que se derrumban a la primera contrariedad.
Añadir un comentario

  3
   Ana Prado | 20/09/2016   Quito, Ecuador
 
Coincido con Luis, es evidente que hay una relación directa entre al acceso al empleo y el origen social de los postulantes. Realidad que la sufrimos en América Latina.
Inicio

  2
   Clara Janneth Santos Martinez | 20/09/2016   Madrid, España
 
Muy importante este tipo de estudios y muy necesario para reflexionar entre lo que queremos ser y lo que realmente somos. España e Italia siguen anclados en raíces ancestrales que ahondan la brecha económica. Esta es una de las razones por la que muchos españoles tenemos que emigrar: para tener mejores oportunidades laborales en el extranjero. El precio es alto.
Añadir un comentario

  1
   Luis | 20/09/2016
 
En España esto es muy evidente, no hace falta ningún estudio.
Los resultados están ahí. Como no asciende en la escala social el que más vale sino los descendientes de las mismas familias de siempre, por lo general bastante indolentes por acomodados, lo que resulta es una acumulación de mediocridad galopante en las áreas de poder del país.
Un ejemplo ilustrativo es nuestro 'plasmado' presidente, que no estaría en el plasma si no fuera por su ascendencia. Y si no, busquen en Internet el 'Caso Redondela'.
Así nos va, claro.
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags


CONCORDi 2017 - Innovation and Industrial Dynamics: Challenges for the next decade CONCORDi 2017 - Innovation and Industrial Dynamics: Challenges...

European Commission - Joint...




Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------