Noticias


Viejos telediarios (1960)

Viejos telediarios (1960), de Joan Margarit, es ejemplo de un tipo de poesía en que se produce un tránsito del discurso poético por el discurso, en este caso, tecnológico. El poema trata de la presencia e influencia de los seres queridos muertos en quienes sobreviven. El barco K 'anclado' en un punto 'fijo' del Atlántico, lanzando de modo incierto señales y ayudándonos con la meteorología, es imagen de la idea central del poema de que la presencia de aquellos que ya no están y a quienes (aún) se ama, cuidan de nosotros y debemos estar atentos a encontrar sus voces allí dónde se forman las borrascas. Más información en el Blog La Alegría de las Musas 2.


FUENTE | madri+d
09/05/2017
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


En los mapas del tiempo
el punto K representaba un buque
meteorológico que estaba anclado
en medio del Atlántico,
allí donde se forman las borrascas.

Aquellos a los que amas y se llevó la muerte
son lejanas presencias.
Cuidan de ti en algún sentido,
y hasta puede que alcances a encender
en tu interior sus restos oscuros y herrumbrosos.
Busca muy lejos dentro de tu mente,
y habla con tus muertos
allí donde se forman las borrascas.
Barco fantasma en el espejo, al alba,
son las luces del K, que tan pronto surgen
como se hunden, detrás del oleaje.



De 'Cálculo de estructuras', 1932, Visor, Madrid, 2008

Visite la Sección de Poesía y Ciencia.


Autor:   Joan Margarit (Sanahuja, Lérida. 1938)





Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------