Noticias


El desafío de ser como Einstein

No ha pasado a la historia por haber sido un superdotado, sino por enfocar sus capacidades hacia el desarrollo de la sociedad. La revista Time nombró a Albert Einstein en 1999 el hombre más destacado del siglo XX.


FUENTE | Expansión
03/03/2007
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


La Teoría de la Relatividad nació de un desafío. El mismo al que se enfrentan los más de 800.000 superdotados que se calcula que viven actualmente en España. Padres, asociaciones y expertos critican el sistema educativo y aportan un dato: casi un 65% de los niños superdotados sufre fracaso escolar. Desmotivación, aburrimiento, falta de concentración y una débil autoestima contribuyen a su bajo rendimiento académico.

Los expertos que se reúnen en el I Congreso Internacional de Altas Capacidades, en Madrid, aseguran que no existe un método único para educar a los alumnos con alta capacidad. Isabel Durán, coordinadora de la Fundación Pryconsa para este encuentro, explica que "los profesores tienen que reaprender a impartir clase y a llevar diferentes ritmos de forma que unos alumnos y otros se enriquezcan. Los alumnos superdotados requieren una atención curricular extra para que no se aburran en clase".

PROMOCIÓN DE CURSO

El principal problema es que, a menudo, el cociente intelectual de estos niños avanza por delante de su madurez emocional. María Antonia Casanova, directora general de Promoción Educativa de la Comunidad de Madrid, asegura que "la ley permite la aceleración de la escolaridad (los diez años de educación obligatoria pueden cursarse en siete), pero no es algo matemático. Depende de cada caso. La familia juega un papel importantísimo en este sentido, supliendo en ocasiones las carencias que el niño encuentra entre sus compañeros, con los que no siempre puede compartir sus intereses".

Las escuelas exclusivas para superdotados son una opción que cada vez menos familias contemplan. Para Beatriz Pizarro, neuropedagoga experta en altas capacidades, "ser diferente no debe ser una carga para nadie. Ese tipo de centros sólo sirve para convertir los valores de los niños superdotados (por ejemplo, la competitividad) en una patología. Una de las mejores soluciones es ofrecer programas de apoyo para el desarrollo del talento. Los niños encuentran compañeros con sus mismos intereses y problemas, pero con los que no pasan todo el tiempo".

Todos coinciden en que el desafío del sistema educativo es saber quiénes y no cuántos son los alumnos con altas capacidades. Javier Tourón, director del Center for Talent Youth (CTY), adscrito a la Universidad John Hopkins, señala que el sistema educativo "debe dar un paso fundamental: la alta capacidad es un punto de partida y no de llegada. El talento debe ser fomentado, porque si no se cultiva, se pierde. No hay ni un solo estudio que demuestre que los desajustes sociales y culturales que sufren a menudo los niños con alta capacidad se deba a la aceleración educativa. Lo que ocurre es que hay que hacerlo correctamente: asesorándose y preparando al niño para el cambio".

Alguien dijo una vez que la riqueza de un país depende de la inteligencia de sus habitantes. Tourón se reafirma en ello: "La sociedad tendría que ser consciente de la pérdida irreparable que supone el fracaso escolar de estos niños".

Autor:   Ana Martínez



   Noticias relacionadas
 
La 'fuga de cerebros' de la Universidad española se fragua en la escuela

Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de Expansión



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------