Identificación de usuarios

Noticias


Muere en Tubinga el gran lingüista y maestro de lingüistas rumano Eugenio Coseriu

Autor de obras fundamentales como «Sistema, norma y habla» o «Sincronía, diacronía e historia», Coseriu defendió siempre una teoría del lenguaje con fundamento filosófico que se remonta a los conceptos de Aristóteles, Hegel y Humboldt. Catedrático de la Universidad de Tubinga desde 1963, fue distinguido en julio de 2001 con la Gran Cruz de Isabel la Católica, y era catedrático «honoris causa» por las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid, Granada, Salamanca y Vigo. Contaba en España con numerosos discípulos, entre los que destacan el académico Gregorio Salvador, su hija Aurora Salvador Rosa o José Polo, quien lo visitó recientemente.


FUENTE | ABC Periódico Electrónico
08/09/02
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame


Creo que la lingüística actual no sería ni por asomo lo que es sin el gigantesco aporte de este maestro, el más grande de la segunda mitad del siglo veinte. Si Saussure es el padre reconocido del estructuralismo lingüístico, Coseriu lo es de la semántica estructural. Pero no sólo. El maestro rumano fue prolífico, y aunque mi propio quehacer investigador me vincule estrecha y directamente a su figura precisamente por lo que ésta ha supuesto para la ciencia del significado, lo recuerdo por mucho más. No yo. Cualquiera que se haya adentrado mínimamente en la lingüística actual, de la que ninguna parcela le fue ajena a Coseriu: nadie como él supo ver la lengua desde tantos ángulos, quizá porque nadie comprendió con mayor claridad hasta qué punto su objeto de estudio podía y debía ser analizado con amplitud de miras. Nos enseñó con absoluta claridad (porque él era esencialmente un hombre de discurso luminoso) que el verdadero científico, no importa si de la naturaleza o de la cultura, lo que hace es mirar la realidad que quiere conocer de acuerdo con lo que es ella misma, pues el camino para llegar a desvelarla no puede ser igual en todos los casos. Ante la lengua, irreductible, no valen simplificaciones, pues es creación humana y, como tal, depende del hombre y sus designios, mas no por eso deja de tener parte en el mundo de los fenómenos físicos, que escapa a nuestro gobierno, es devenir e instante, es actividad, es técnica es producto. A Coseriu los árboles no le impidieron ver el bosque. No obstante supo apreciar visiones distintas de la suya: nada de lo hecho y de lo dicho por los demás lingüistas a lo largo del tiempo dejó de interesarle. Tanto le interesó, que se preocupó, también, de incluir en su magna obra el mejor y más completo panorama de la lingúística actual de cuantos se hayan trazado.

No sólo la lingüística, la filosofía está de luto, la historia está de luto, la ciencia está de luto porque ha muerto Coseriu. Hasta donde puede morir un hombre cuyo pensamiento ha quedado inscrito en el de quienes aún alentamos. Coseriu es presente . Y futuro. La demostración corre a cargo del tiempo.

Autor:   Aurora Salvador Rosa



Prohibida la reproducción de los contenidos de esta noticia sin la autorización de ABC Periódico Electrónico



Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags







Boletín informativo 'diariodeSol'
------- ------------