Ilustración. / teeveesee (PIXABAY)

Ilustración. / teeveesee (PIXABAY)


El estrés traumático altera la genética

La depresión y la ansiedad asociadas a un trauma emocional aparecen porque se altera un gen asociado al sistema inmunitario.

Accidentes de tráfico, violaciones, ataques terroristas y exposición a otros tipos de estrés traumático aumentan la probabilidad de aparición de enfermedades en las personas que los sufren directamente, tanto psicológicas como físicas.

Los tratamientos preventivos actuales basados en apoyo psicológico y fármacos son efectivos en algunos casos, pero no para la mayoría de personas. Se sabe también que cuanto antes se aplican estos tratamientos preventivos después de una vivencia grave, más efectivos suelen ser.

Investigadores del Instituto de Neurociencias de la Universitat Autònoma de Barcelona (INc-UAB) han descubierto en estudios con ratones y personas que la expresión del gen Ppm1f (Proteína fosfatasa 1f) es una de las principales alteraciones que se producen tras la exposición a estrés traumático y que, además, este gen está relacionado con la aparición de trastorno de estrés postraumático, depresión y ansiedad. Su trabajo se ha publicado en Biological Psychiatry.

La principal función de Ppm1f es regular la actividad de la proteína Camk2 (Calcio calmodulina quinasa 2), que es fundamental para muchos procesos básicos del cuerpo humano tales como la memoria, el funcionamiento del corazón y las defensas inmunitarias.

"Al descubrir la importancia de la relación entre el gen Ppm1f y la aparición de diferentes enfermedades psicológicas por la exposición a acontecimientos traumáticos, quisimos encontrar posibles tratamientos preventivos que se basaran, precisamente, en reducir la expresión alterada del gen y evitar, así, sus consecuencias negativas en el cerebro" comenta Raül Andero Galí, investigador de la UAB que ha liderado el estudio.

CUESTIÓN DE HORMONAS

Ya se sabía que administrar la hormona del estrés, un glucocorticoide, a las pocas horas de un estrés traumático, puede prevenir la aparición de enfermedades psicológicas, así que los científicos administraron la hormona a los ratones una hora después de un acontecimiento traumático.

"Los resultados mostraron que, efectivamente, había una disminución de la aparición de los síntomas de ansiedad y depresión y, al estudiar los mecanismos por los que se producían estos efectos, vimos que esta hormona prevenía los cambios de expresión en el gen" señala Eric Velasco, investigador del INc-UAB y coautor del estudio. "Esta aparente contradicción de que la hormona del estrés disminuya la probabilidad de aparición de enfermedades tras la exposición al estrés es una de las mayores paradojas de la medicina actual" según Andero. "El estudio aporta luz a esta paradoja y descubre cómo la hormona del estrés podría prevenir enfermedades, al menos las psicológicas, a través de la regulación del gen Ppm1f", explica.

"Hasta ahora la hormona del estrés se ha aplicado en muy pocos casos en personas. Nuestro hallazgo abre la puerta a aplicarla de manera más amplia y al desarrollo de tratamientos específicamente dirigidos a regular las funciones del gen implicado", añade Antonio Florido, también del INc-UAB y coautor del trabajo.

Los investigadores están ahora interesados en colaborar con otros laboratorios y obtener financiación para extender los estudios sobre el papel del Ppm1f en estrés traumático a otras enfermedades, como las del corazón o incluso el cáncer, sobre las que los eventos traumáticos pueden tener influencia, para comprobar si sus conclusiones pueden ayudar en su prevención.


Referencia bibliográfica:
Expression of the PPM1F gene is regulated by stress and associated with anxiety and depression.
Biological Psychiatry, https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2017.08.013

Comentarios

Felicito a los autores trabajo porque eliminan el principal dogma de la psiquiatría y de la mayoria de los psiquiatras de todo el mundo: los trastornos mentales se producen por alteraciones bioquímicas. Por el contrario, como sostiene este artículo, las alteraciones bioquímicas, incluyendo una expresión alterada de los genes, se producen por los trastornos mentales y no al revés. Cabe recordar que al indstria farmacéutia asociada a la psiquiatría algunos la denominan la industria de la muerte, igualmente es destacable que miles de pacientes mueren todos los años en centros psiquiátricos y que decenas de miles de pacientes son secuestrados (ingresados contra su voluntad), una práctica criminal que es habitual en España, tanto en centros públicos como privados. ¿Tomarán nota las facultades de psiquiatría de este artículo o seguirán fabricando criminales?

Como suele ser habitual, el titular no es correcto. En el estudio no se dice que el estrés post-traumático altere la genética, sino su expresión, es decir, la epigenética. Felicito a los autores trabajo porque eliminan el principal dogma de la psiquiatría y de la mayoria de los psiquiatras de todo el mundo: los trastornos mentales se producen por alteraciones bioquímicas. Por el contrario, como sostiene este artículo, las alteraciones bioquímicas, incluyendo una expresión alterada de los genes, se producen por los trastornos mentales y no al revés. Cabe recordar que al indstria farmacéutia asociada a la psiquiatría algunos la denominan la industria de la muerte, igualmente es destacable que miles de pacientes mueren todos los años en centros psiquiátricos y que decenas de miles de pacientes son secuestrados (ingresados contra su voluntad), una práctica criminal que es habitual en España, tanto en centros públicos como privados. ¿Tomarán nota las facultades de psiquiatría de este artículo o seguirán fabricando criminales?

Es muy importante porque aporta las bases biológicas de respuestas anómalas. De alguna manera parece importante estudiar los compuestos que puedan anular la expresión de dicho gen. O dicho de otra forma restablecer el equilibrio hormonal. Muchas veces tendemos a recurrir a la cortisona para ajustar el mecanismo de adaptación a los agresores externos....pero sabemos que solo es útil en el corto plazo, ya que el uso continuado va bajando el sistema inmunitario. Hay que estudiar las señales hipofisiarios que restablecer nuestra generación de cortisol y el control sobre el equilibrio hormonal.

Interesante el articulo....desde que sufrí un accidente en la carretera, choque del bus en que viajaba....tenía problemas de al dormir, inapetencia, sobresaltos al viajar en bus. aparte del problema del dolor fortísimo de la columna (que se alivió con el collarín). Ahora los médicos lo ven bisturí. Me derivaron al médico, no encontró nada en las placas de RAYOS X...de ahí al psiquiatra, que de inmediato me indicó TRAUMA, y recta de ansiolíticos, y otras drogas. No consumí ninguna, mi madre enfermera...es para aquellos que perdieron la razón o perdidos en el espacio y tiempo. Otro médico, estoy en fase postraumatica y rol de medicamentos....todo lo ven drogas. Viaje al exterior, solo indicaron reposo por lo de la columna y pasear. Solucionado. sino estaría en silla de ruedas.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Le informamos que de acuerdo a la normativa de Protección de Datos Personales, 15/99 y 8/2001, sus datos pasarán a formar parte de un fichero automatizado de acuerdo a la Política de Privacidad.