Leuko avanza en el desarrollo de PointCheck, el primer producto para monitorizar glóbulos blancos sin muestra de sangre

La investigación que llevó a la creación de esta start-up innovadora fue financiada inicialmente por la Fundación madri+d a través del consorcio M+Visión Madrid-MIT y posteriormente por el programa Marie Curie COFOUND de la UE

El recuento de glóbulos blancos es crucial para los pacientes con cáncer tratados con quimioterapia. Los glóbulos blancos son las células responsables de combatir las infecciones, por lo que si caen a niveles muy bajos, supondrá un alto riesgo de desarrollar una infección para la persona afectada. Por ello, es importante monitorizar el nivel de estas células. En este contexto, Leuko, una start-up tecnológica, desarrolla su primer producto, PointCheck, que permite monitorizar los niveles de glóbulos blancos sin necesidad de pinchazos o de una muestra de sangre. Por primera vez se podrá hacer un control diario y desde casa.

Las infecciones, un efecto secundario frecuente y grave de la quimioterapia

Cada año en la Unión Europea, más de un millón de pacientes comienza tratamientos con quimioterapia y 250,000 acaban hospitalizados alrededor de una semana debido a infecciones causadas por una bajada extrema en los niveles de glóbulos blancos. Estas hospitalizaciones no sólo empeoran la calidad de vida, el pronóstico clínico y el riesgo de mortalidad de los pacientes, sino que además conllevan un alto coste para el sistema sanitario. Cada año en la Unión Europea, se gastan unos 4.000 millones de euros sólo por estas complicaciones.

La mayoría de las infecciones ocurren mientras los pacientes están fuera del hospital, ya que actualmente no hay forma de detectarlas. Esto hace que los pacientes y los médicos no puedan prevenirlas.

Limitaciones críticas de las tecnologías actuales

Con la tecnología existente, la frecuencia con la que se pueden analizar los niveles de neutrófilos es limitada. El procedimiento actual requiere una extracción de sangre en un centro médico y analizarla en un laboratorio, lo que puede llevar varias horas. Además del tiempo, es costoso de realizar en pacientes con cáncer y requiere que estos pacientes con las defensas bajas tengan que visitar el hospital, lo cual ya de por sí, aumenta el riesgo de desarrollar una infección.

Un nuevo producto para cambiar el paradigma en medicina

Por esta razón, la start-up Leuko ha desarrollado PointCheck, un producto que permitirá monitorizar a estos pacientes sin necesidad de una muestra de sangre y con mucha mayor frecuencia de lo que es posible con las tecnologías actuales. “Hemos entrevistado a más de 50 oncólogos en hospitales de todo el mundo que nos han confirmado el valor que este producto podría tener para ellos. Con la información adicional que proporciona PointCheck, serían capaces de identificar cuándo los pacientes están inmunosuprimidos e intervenir para reducir de forma efectiva su riesgo de infección. A más largo plazo, nuestra tecnología podría tener otras aplicaciones clínicas, incluyendo su uso como acompañamiento diagnóstico de fármacos que producen inmunosupresión, o la detección de infecciones virales o bacterianas.”, explica Carlos Castro-González, CEO y co-fundador de Leuko.

La novedad principal de PointCheck es que es el primer producto del mundo que no necesita extracción de sangre para detectar niveles críticamente bajos de glóbulos blancos. En vez de usar una muestra de sangre, PointCheck simplemente capta imágenes a través de la piel en el dedo y detecta los glóbulos blancos en los capilares de los pacientes cerca de la uña sin tener que pinchar al paciente. Para ello, usa un sensor óptico parecido a un microscopio combinado con métodos computacionales que analizan las imágenes y producen una medición. Para pacientes y médicos, el carácter no invasivo de este producto permite la posibilidad de su uso remoto y flexible desde casa o centros clínicos desprovistos de laboratorios o condiciones adecuadas para hacer análisis hematológicos. De esta manera, el test se puede realizar más frecuentemente de lo que es posible hoy en día permitiendo monitorizar a determinadas poblaciones de pacientes para identificar aquéllos que están en alto riesgo de infección. Esto permitiría usar tratamientos preventivos y evitar las complicaciones clínicas y las costosas hospitalizaciones motivadas por esta complicación de la quimioterapia.

Leuko acaba de publicar los resultados de su primer estudio clínico que demuestran la eficacia de PointCheck en más de 40 pacientes para detectar esta bajada de defensas. Para ello se ha desarrollado un método automatizado para el análisis y la medida de los datos. Los resultados se han publicado en el American Journal of Hematology, una de las revistas de hematología/oncología más importantes a nivel mundial. “El trabajo que hicimos como parte de este estudio ha permitido validar nuestra tecnología y ha ayudado en preparar el proceso final de desarrollo y de industrialización de nuestro producto en el que estamos ahora trabajando.”, dice Aurélien Bourquard, Chief Data Scientist y co-fundador de Leuko.

El estudio ha involucrado pacientes que recibieron quimioterapia en dos hospitales de gran prestigio: el Hospital Universitario La Paz en Madrid y el Massachusetts General Hospital en Boston, EE.UU.. “En este estudio, también se ha validado con éxito un método clave de inteligencia artificial que ha permitido automatizar toda la cadena de análisis de los datos. Esta etapa ha sido crucial en el desarrollo de un producto operativo y escalable.“, dice Alberto Pablo Trinidad, ingeniero en visión artificial en Leuko y primer autor del estudio. Los co-fundadores de Leuko Ian Butterworth y Álvaro Sánchez-Ferro, y la profesora María Jesús Ledesma Carbayo de la UPM, son otros de los participantes principales de este trabajo detrás del cual hay un amplio equipo de médicos e ingenieros de Madrid y Boston.

Leuko, una start-up innovadora

Leuko, la startup que desarrolla PointCheck, es una spin-off basada en España y en Estados Unidos, surgida de un proyecto de investigación financiado por la Comunidad de Madrid, a través de la Fundación para el Conocimiento madri+d y que permitió a los co-fundadores colaborar con la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), los Hospitales de La Paz y MGH, y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (Boston, EE.UU.) para desarrollar esta tecnología innovadora. Leuko ha resultado ganadora de varios premios nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Madri+d a la Mejor Idea de Base Tecnológica, el UPM innovatech 2T Challenge, el premio de emprendimiento social de Ashoka, el Rice Business Plan Competition, el M2D2 200K Challenge, el Pulse@MassChallenge, el ASME iSHOW, y la Start up World Cup Competition, que reúne a startups de todo el mundo, ganando el primer premio de $1.000.000 en inversión. Leuko también ha participado en el ambicioso programa de aceleración organizado por Sanitas-Bupa en Madrid, llamado Disruptive.

Una financiación de más de 1.8 millones de euros

Gracias a este hito, Leuko acaba de conseguir financiación de inversores privados basados en España y EE.UU., incluyendo los fondos de inversión Good Growth Capital, Pegasus Tech Ventures, y Nina Capital situado en Barcelona. Además también han participado inversores “Angel” de EE.UU. y España. La ronda de financiación semilla alcanza los 1.8 millones de euros. “Esta inversión es la que está permitiendo a Leuko industrializar PointCheck para su uso clínico por parte de los pacientes”, dice Ian Butterworth, Chief Technical Officer y co-fundador de Leuko. “En combinación con otras fuentes de financiación, también nos permitirá trabajar para conseguir el marcado CE en Europa y la aprobación por la FDA en USA, lo que abrirá la introducción de nuestro producto en el mercado de salud. Tenemos contactos con hospitales y clínicas comprometidas con PointCheck.”, dice Álvaro Sánchez-Ferro, Chief Medical Officer y co-fundador de Leuko.

La investigación que llevó a la creación de Leuko fue financiada inicialmente por la Fundación para el Conocimiento madri+d a través del Consorcio M+Visión Madrid-MIT, y luego por el Programa Marie Curie COFUND de la Unión Europea, la Fundación Ramón Areces, el Centro CFTCC del NIH, el Deshpande Center del MIT, la Fundación Wallace H. Coulter en BU, el Programa de Oportunidades de Investigación de Pregrado del MIT (UROP), el Fondo de Innovación MIT Sandbox, y el programa SBIR del NIH. Esperemos que Leuko pueda tener esta innovación lista lo antes posible para que la podamos utilizar en los Hospitales de Madrid y España.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.