Noches de Orión

En estos días de mediados de febrero, Orión es visible, dominando el firmamento, desde poco después de la puesta de Sol hasta eso de las 3h de la madrugada

Orión, la reina de las constelaciones, sigue dominando los cielos nocturnos invernales. Aprovechemos también estas noches sin luna para observar el Hexágono del invierno que está formado por seis de las estrellas más brillantes del firmamento.

DE LOS ORINES DE LOS DIOSES

Orión, el cazador gigante de la mitología griega, nació a partir de los orines de los dioses, y de ahí su nombre. En el firmamento, Orión aparece equipado con una espada y un escudo. Va acompañado por sus dos perros de caza, el Can Mayor y el Can Menor, y persiguiendo a las Pléyades, las hijas de Titán.

Orión es una constelación que puede ser observada tanto desde el hemisferio norte como desde el sur, por lo que es conocida por las culturas de todo el planeta. En estos días de mediados de febrero, Orión es visible, dominando el firmamento, desde poco después de la puesta de Sol hasta eso de las 3h de la madrugada. Como el novilunio ha sido el día 11, podemos disfrutar de estas noches oscuras para observar sus brillantes estrellas en condiciones óptimas.

Las dos estrellas más brillantes de la constelación son Rigel (en la pierna del cazador) y Betelgeuse (en uno de sus hombros), ambas se encuentran entre las diez estrellas más brillantes del cielo. Rigel es un sistema triple cuya estrella principal en una supergigante azul extremadamente luminosa; se encuentra a unos 860 años luz de la Tierra. Betelgeuse, está algo más próxima, a unos 640 años-luz; se trata de una supergigante roja ya fría y en un estado de evolución muy avanzado.

También son espectaculares "las tres Marías": las tres estrellas del cinturón de Orión que forman uno de los alineamientos estelares más distintivos del cielo.

En la constelación de Orión se encuentran algunas de las nebulosas más vistosas del cielo. Se trata de grandes nubes de gas y polvo que se encuentran a unos 1.500 años luz de la Tierra. Constituyen la región más cercana a la Tierra donde puede observarse la formación de estrellas masivas. La denominada 'Nebulosa de Orión' (M42) es una de las más brillantes conocidas, puede ser observada a simple vista si miramos con atención la región central de la espada del cazador. Es uno de los astros mejor estudiados del cielo. Allí se observan numerosas estrellas jóvenes rodeadas de discos gaseosos que están formando planetas.

HEXÁGONO DEL INVIERNO

En el entorno de Orión hay otras estrellas también muy brillantes. Uniendo mentalmente seis de ellas se forma el distintivo 'Hexágono del invierno'. No es una constelación propiamente dicha, sino un asterismo formado por estrellas de diferentes constelaciones.

Este enorme hexágono está centrado cerca de Betelgeuse y sus vértices están ocupados por la ya mencionada Rigel, Aldebarán (en Taurus), Capella (en Auriga), Pólux (en Géminis), Proción (en Canis Minor) y, finalmente, Sirio (en Canis Major).

Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno, fue identificada por todas las civilizaciones de la antigüedad y ha jugado un papel importante en varias de ellas. Por ejemplo, en Egipto, su primera aparición por el horizonte, tras el período en el que había permanecido invisible, marcaba el inicio de la época de las inundaciones del Nilo.

Mirar las estrellas siempre es una actividad relajante que nos permite mantenernos en contacto con la naturaleza y que nos invita a reflexionar y a soñar. Aprovechemos pues las maravillas de los cielos invernales. Observar el cielo nos recuerda nuestra modesta ubicación en el universo y hace que reconsideremos el sentido de nuestro viaje a bordo de esta nave espacial llamada Tierra.

Rafael Bachiller es director del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional) y académico de la Real Academia de Doctores de España.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..