gabinete de prensa



  Imprimir Enviar a alguien
El ejercicio físico puede reducir el porcentaje de cesáreas
Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) concluyen que el ejercicio físico regular y supervisado por profesionales durante el embarazo reduce el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea en gestantes sanas.
4/3/2013   

Los resultados de un programa de ejercicio físico adaptado a las particularidades de la gestación, diseñado por investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la UPM, han mostrado cómo el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea en mujeres que mantienen una práctica física regular y supervisada durante el embarazo es menor que en las del grupo de control, es decir, aquéllas que tienen un embarazo inactivo. Estos datos pretenden animar a las mujeres embarazadas a mantenerse activas durante su gestación al mismo tiempo que abundan en la idea de que el ejercicio físico es un factor de mejora de la calidad de vida de futuras poblaciones.
Ejercicio Físico
Autor: Rubén Barakat

Un hecho fisiológico como es el proceso de embarazo y parto puede condicionar en gran medida la futura salud y calidad de vida de la mujer, así como del niño/a.

Existen a este respecto una serie de complicaciones causadas a la mujer gestante por estilos de vida inadecuados (sedentarismo, mala alimentación, deficiente higiene postural, bipedestación excesiva) que ponen en riesgo el normal desarrollo del proceso de embarazo-parto. Todo esto se traduce actualmente en una elevada tasa de partos instrumentalizados y por cesárea, con sus consiguientes riesgos para madre y recién nacido/a.

En este sentido son muchos los investigadores que llaman la atención acerca de la necesidad de un proceso de embarazo más sano como una solución para la citada problemática. Lo que abre las puertas a la correcta utilización del ejercicio físico como un factor de mejora de la salud de la mujer gestante.

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) ha diseñado y desarrollado un Ensayo Clínico Aleatorio con mujeres embarazadas, utilizando en su intervención un programa de ejercicio físico adaptado a las particularidades de la gestación, con el objeto de valorar los posibles beneficios del mismo en una serie de parámetros materno-fetales fruto del proceso de embarazo, fijándose especialmente en el tipo de parto.

El citado Programa puso en práctica todo un conjunto de tareas físicas adaptadas a la situación de embarazo, la frecuencia fue de tres sesiones semanales, cada sesión tuvo una duración aproximada de 50-55 minutos y se emplearon diversos ejercicios para la mejora de la resistencia aeróbica, una adecuada tonificación muscular de aquellas zonas comúnmente afectadas por la situación de embarazo, así como también el necesario fortalecimiento del suelo pélvico.

Las mujeres embarazadas se integraban en el Programa inmediatamente superada la primera consulta de control prenatal (semana 10-12 de gestación) y habiendo obtenido el visto bueno médico para la práctica física. Una vez dentro del Programa permanecían activas durante la práctica totalidad de la gestación, hasta la semana 38-39 de embarazo.

Dentro de los parámetros estudiados, además del tipo de parto, se incluyeron todo el conjunto de los llamados "Resultados del embarazo": un amplio número de variables tanto maternas (ganancia de peso, tensión arterial, edad gestacional al momento del parto, posibilidad de incontinencia urinaria, etc.) como del recién nacido/a (peso de nacimiento, estado de salud del recién nacido/a, etc.)

Los interesantes resultados de este estudio[1] muestran cómo en el grupo de intervención (n=138), mujeres gestantes que mantienen una práctica física regular y supervisada durante su embarazo, el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea es menor que en el grupo de control (n=152), mujeres que desarrollan un embarazo inactivo.

Los investigadores creen que hallazgos de este tipo permiten animar a las mujeres embarazadas a mantenerse activas durante su gestación y al mismo tiempo ayudan en la idea del ejercicio físico moderado y correctamente supervisado como un factor de mejora de la calidad de vida de futuras poblaciones.

[1]Barakat, R; Pelaez, M; Lopez, C; Montejo, R; Coteron, J. Exercise during pregnancy reduces the rate of cesarean and instrumental deliveries: results of a randomized controlled trial. JOURNAL OF MATERNAL-FETAL & NEONATAL MEDICINE, 25 (11):2372-2376; NOV 2012.


 Enlaces de Interés  
Blog madri+d: Bio (Ciencia+Tecnología)
 Noticias Relacionadas    
La cesárea no es siempre la mejor opción para bebés prematuros
Por qué el embarazo dura nueve meses
"Mamá, háblame, que te escucho"

 



sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org