Capital humano se entiende el conjunto de habilidades y conocimiento que el trabajador posee y que, en términos familiares, se lleva consigo al término de la jornada laboral. Por Capital estructural, por el contrario, entendemos el conocimiento que permanece en la empresa al término de la jornada laboral, por ejemplo el clima de trabajo, la cultura o la estrategia. Finalmente por Capital relacional se entiende el conjunto de relaciones externas de la empresa, tanto con clientes y proveedores como con otros agentes como pueden ser las universidades, la administración, etc.