Número 33, diciembre 2005
INVESTIGACIÓN Y UNIVERSIDAD>> Reseñas bibliográficas
 
  Markets for Technology      
Arora, A.; Fosfuri, A.; Gambardella, A. (2002)
The MIT press.
 

Es corriente suponer que la tecnología siempre viene incorporada en el producto final que se comercializa en el mercado, y desde ese punto de vista se ha venido considerando la tecnología como un factor de productividad, o como una competencia interna de las empresas. No obstante observando como las tecnologías se comercializan algunas veces de forma separada del producto final, a través de la concesión de licencias, no se debe pasar por alto que la tecnología es también un producto intermedio que se intercambia directamente en un mercado entre empresas. Es precisamente este segundo punto de vista el que los autores del libro han elegido para presentar sus hipótesis y ofrecer sus conclusiones al respecto.

Arora, Fosfuri y Gambardella, articulan las aportaciones académicas de diversos autores, para identificar las claves que explican la aparición de los mercados de tecnologías en ciertos sectores industriales, y la razón de su ausencia en otros. Estas claves resultan tener una relación mayor con las características de los mercados de los bienes finales, que con la tecnología en si misma. En este sentido los autores muestran a lo largo de su exposición, que tanto el nivel de competencia en el mercado final, el grado de diferenciación de los productos que reciben la tecnología, y también la mayor o menor integración dentro del sector, son cuestiones fundamentales a la hora de comprender los mecanismos que regulan y condicionan el funcionamiento de los mercados de tecnologías.

Por otro lado es necesario analizar las características de los distintos tipos de tecnologías, en cuanto a su grado de complementariedad y de convergencia, haciendo hincapié en su mayor o menor predisposición a facilitar la división y especialización de los trabajos que componen el proceso de investigación y desarrollo.

La primera parte del libro se orienta a la descripción y dimensionamiento de los mercados de tecnologías existentes, utilizando como medio ilustrativo el examen de cuatro sectores industriales norteamericanos; en concreto el sector químico, la industria del software, la biotecnología y el sector de los semiconductores. De esta forma los autores identifican algunas situaciones inequívocas asociadas a la existencia de mercados explícitos de tecnologías, como por ejemplo:

  • Que el coste medio del desarrollo de la tecnología incorporada en un producto sea muy superior al coste medio de fabricarlo.

  • Que los proveedores tengan autonomía respecto del cliente para diseñar los componentes o funcionalidades que configuran el producto final.

  • Que sea posible la división del trabajo de investigación y la existencia independiente de empresas especializadas en conocimiento, que no tienen activos de fabricación.

  • Que los productos finales estén modularizados y sus componentes sean compatibles mediante estándares industriales.

En la parte central del libro se plantean diversas variables, de cuya combinación dependerá la decisión de las empresas a la hora de elegir si comercializan su propia tecnología, o si la explotan de forma incorporada en sus productos finales. La línea argumental se apoya, en gran medida, sobre la idea de Nonaka y Winter de que la codificación del conocimiento en un ámbito determinado, no es una propiedad inherente de cada tipo de tecnología, sino que es una decisión de índole económica, que dependerá del coste de articular dicho conocimiento, así como de la voluntad o necesidad de transferirlo fuera de la empresa. Siguiendo esta hipótesis los autores sugieren que la alternativa que elegirá una empresa para valorizar su tecnología, dependerá de la comparación entre los costes de transacción de comercializarla directamente, con los costes de transacción de la adquisición de los activos complementarios requeridos para su explotación interna.

Al final del libro se abordan los efectos inter-sectoriales e intra-sectoriales que los mercados de tecnologías originan sobre el entorno industrial, así como la importancia que tiene para las empresas y para la administración pública el tenerlos en cuenta a la hora de diseñar sus actuaciones. Los autores exponen como para una empresa, la comercialización explícita de su tecnología puede ser una fuente de oportunidades o de amenazas, en función de la compatibilidad de sus decisiones con el mercado de productos finales y con los recursos y capacidades internas. Además la existencia de mercados de tecnologías hace imprescindible una evaluación y definición continua de los límites de la organización y de su "core business".

En cuanto al posicionamiento de la administración pública a la hora de diseñar sus políticas de innovación industrial, los autores vuelven a incidir en la importancia del tamaño del mercado final para que sus actuaciones sean realmente efectivas. Tanto es así, que los países con mercados poco significativos deberían plantearse la integración de sus políticas dentro de un ámbito internacional. Estos países deberían utilizar principalmente su soberanía, para promover el desarrollo de capacidades complementarias que sirvan para adaptar los avances tecnológicos a las condiciones locales, así como para identificar los nichos de especialización adecuados a su estructura industrial.

En resumen este libro aborda, dentro del ámbito académico del cambio técnico, el estudio de la tecnología desde un nuevo punto de vista, considerándola como un producto que puede intercambiarse directamente en un mercado especializado. Este enfoque contrasta con la línea de investigación más tradicional, en la que se asume que la tecnología se difunde y se transfiere indirectamente fuera del mercado, a través de los "spillovers" o desbordamientos. Será pues fundamental, en el futuro, discriminar claramente aquellos fenómenos económicos, en relación a la transferencia de tecnología, que presentan una cierta ambigüedad a la hora de ser reconocidos bien como externalidades del mercado, o bien como transacciones comerciales.

En cuanto al planteamiento general del libro destaca la claridad con la que los autores relacionan cuestiones tan diversas, como los mercados de tecnologías, la generación de spillovers, la transferencia de conocimiento a través de las multinacionales, el comercio internacional de productos tecnológicos, los costes de transacción del mercado, los patrones sectoriales del cambio técnico, etc... Es por eso que este libro puede considerarse una referencia para disponer de una visión amplia de la tecnología como factor inductor del crecimiento económico, a partir de su comercialización explícita en el mercado.

Antonio J. Pastor Gómez