Número 33, diciembre 2005
INVESTIGACIÓN Y UNIVERSIDAD>> Tribuna de debate
 
  El papel de los Parques Científicos y Tecnológicos en la estrategia de I+D+i de las universidades públicas: el caso de la Universidad Politécnica de Madrid

Existe cierta unanimidad en aceptar que en el proceso de construcción de una sociedad basada en el conocimiento las universidades deben jugar un papel determinante. Así también lo ha reconocido la Comisión y el Consejo Europeo en el contexto de la denominada Estrategia de Lisboa. Ello implica un reto profundo sobre las estructuras organizativas, modelos de financiación y papel social de las universidades europeas.

     
Gonzalo León
Vicerrector de Investigación, UPM

vicerrector.investigacion@upm.es
 


1. Introducción

Existe cierta unanimidad en aceptar que en el proceso de construcción de una sociedad basada en el conocimiento las universidades deben jugar un papel determinante. Así también lo ha reconocido la Comisión y el Consejo Europeo en el contexto de la denominada Estrategia de Lisboa. Ello implica un reto profundo sobre las estructuras organizativas, modelos de financiación y papel social de las universidades europeas.

Si bien todas las universidades han asumido plenamente en sus estructuras organizativas la función docente (es decir, la transmisión a los alumnos de conocimiento consolidado), y también se ha ido imponiendo de una manera progresiva en su entramado institucional la función de generación de nuevo conocimiento científico y tecnológico, son las funciones ligadas a la transmisión y compartición de este conocimiento con los sectores empresariales y la divulgación del mismo a la sociedad en su conjunto las que aún requieren un mayor esfuerzo de integración en sus estructuras institucionales.

Es relevante reconocer que uno de los déficits del sistema español de ciencia y tecnología, como así han reconocido sucesivos análisis, sea precisamente la debilidad de ese proceso de transferencia de tecnología. Por ello, no es extraño que los planes nacionales de I+D+i introdujeran entre sus objetivos estratégicos el apoyo a la creación y consolidación en el sistema público de investigación y de educación superior (universidades y OPIs fundamentalmente) de unidades especializadas capaces de favorecer la explotación de resultados y el acercamiento de la actividad investigadora del sistema público a las necesidades de los sistemas productivos. También la política regional europea a través del apoyo a la innovación en los programas operativos de los fondos estructurales comparte un objetivo similar.

Con todo ello, se pretendía estimular una cooperación entre el sector público y el privado que, a partir de la promulgación de la Ley de Reforma Universitaria (LRU) en el año 1983 y la puesta en marcha efectiva de su ya histórico dinamizador artículo 11 (hoy artículo 83 de la Ley Orgánica de Universidades, LOU), generarían unos recursos adicionales para las universidades a través de la contratación con el sector privado y permitiría estabilizar los grupos de investigación de la universidad en aquellas áreas más expuestas al abandono de la universidad hacia el sector privado.

Aunque los resultados obtenidos en estos años han sido dispares, y muy dependientes de la mentalidad, experiencia histórica, y objetivos prioritarios de cada una de las universidades españolas, en el caso concreto de las universidades politécnicas puede afirmarse que el efecto fue muy positivo, incrementando sustancialmente sus recursos económicos, apoyando una actividad de investigación aplicada, y frenando el abandono de la universidad por parte del profesorado más activo.

Desde el punto de vista estructural, y como consecuencia de esta acción continuada de apoyo por las administraciones públicas, todas las universidades y organismos públicos de investigación españoles disponen de una unidad ligada a la transferencia de tecnología comúnmente denominada Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) con el fin de favorecer la realización de proyectos de I+D con entidades privadas, y apoyar la protección y explotación del conocimiento generado. Posteriormente, cada universidad desarrolló e hizo evolucionar su propia OTRI asignándoles diversas funciones como parte de una estrategia propia de cada universidad.

La realidad demostró que ese modelo no era suficiente si se deseaba promover una actuación de cambio estructural en el que la generación y fortalecimiento del tejido empresarial se imbricase con la propia actividad de la universidad en estructuras estables de I+D+i. Esa necesidad era, sin embargo, sentida de forma muy diferente de unas universidades a otras. Para las que, como es el caso de la UPM, la interacción estrecha con los sectores empresariales es un objetivo central de su papel social, plenamente aceptado por su comunidad universitaria, la necesidad de disponer de otras estructuras era urgente. No tanto para facilitar las relaciones empresariales al margen del resto de la universidad (eso no es un problema en la UPM) sino para conseguir actuaciones de mayor peso, masa crítica, horizonte temporal y ambición.

Una de las actuaciones que ha supuesto un cambio más importante en la reforma estructural de las universidades con el comienzo del sigo XXI es la constitución en el seno o con el concurso de las universidades públicas y otras entidades de “Parques Científicos y Tecnológicos”, derivados del concepto de “parque empresarial de carácter tecnológico” ya existente. Su apoyo por las Administraciones Públicas tanto nacionales como regionales ha constituido un revulsivo para las universidades superando las limitaciones que el modelo departamental, los institutos universitarios de investigación, y las estructuras débilmente integradas del tipo de una OTRI tienen actualmente para cubrir el objetivo de fortalecimiento de la actividad de I+D+i en estrecho contacto con el sector empresarial.

Los parques científicos y tecnológicos suponen para las universidades una oportunidad de mejorar la eficiencia en la generación de conocimientos y su transferencia a los sectores productivos mediante la disponibilidad de nuevos espacios para la instalación de estructuras y sistemas de gestión “diferentes” para la I+D+i. Este propósito de mejora de eficiencia en las actividades de I+D+i se pretende conseguir fundamentalmente mediante los siguientes objetivos:

  • Construir nuevos centros de investigación o de apoyo a la innovación tecnológica ligados a la transferencia de tecnología con imbricación de los sectores empresariales capaces de generar una actividad económica que permita aprovechar la financiación pública disponible (como son los anticipos reembolsables).


  • Cubrir actividades de carácter multidisciplinar y de alto valor añadido que no pueden ser satisfechas por las estructuras universitarias convencionales ni con criterios ligados a las actividades docentes (en un momento de reducción paulatina del número de alumnos) a partir de áreas de conocimiento estancas.


  • Facilitar el desarrollo de nuevo tejido empresarial de base tecnológica ligado a la universidad con actuaciones que promuevan el espíritu emprendedor y que contribuyan a la valorización de los resultados de la actividad de I+D.

Obviamente, existen muchas formas de desarrollar estos objetivos por cada universidad. Dentro de los objetivos generales de los parques científicos y tecnológicos, la visión de la UPM es que, para lograr el éxito, es preciso definir un modelo propio y no limitarse a la mimetización de otros modelos no adaptados a sus necesidades, fortalezas y debilidades. Que para ello se requiera espacios físicos separados de la misma y concentrados geográficamente en determinadas áreas es una de las opciones posibles pero no la única. En todo caso, es necesario asegurar una estrecha interacción con las actuaciones que se llevan a cabo en las escuelas y facultades de la UPM.

Movidos por la convicción de la necesidad de crear un modelo propio, recientemente se ha elaborado un Plan Estratégico del Parque UPM con el objetivo fundamental de, a partir de las condiciones de partida, establecer un marco de actuación plurianual (hasta el 2010) que sirva como guía básica para su desarrollo.

Este artículo se aborda siguiendo este esquema. En una primera parte se describe la situación actual del Parque UPM, después se describen algunas de las líneas básicas del Plan Estratégico del Parque UPM, para finalizar con una reflexión general sobre el desarrollo del mismo en el contexto de la estrategia de I+D de la UPM.

2. Génesis del Parque UPM

2.1 Necesidad de un Parque científico y tecnológico para la UPM

La UPM, a diferencia de otras universidades, no dispone de un campus único. Aunque la mayor parte de sus centros docentes se encuentran en la Ciudad Universitaria también posee otras escuelas localizadas en diversas zonas del centro de Madrid en la que encuentran dificultades serias de crecimiento debido a la saturación del volumen de edificación posible, asimismo, existen otras zonas en el extrarradio de Madrid en las que se ubican algunas escuelas y facultades con más posibilidades de expansión como son el Campus Sur (Vallecas) o Montegancedo (Boadilla y Pozuelo).

Esta situación se convierte en un condicionante importante para expandir las actividades de I+D+i, dado que algunas de ellas requieren condiciones de aislamiento difíciles de superar en las zonas actuales (laboratorios de pruebas con maquinaria pesada, viveros experimentales, etc.) o que impiden la creación de nuevos laboratorios o instalaciones de I+D de tamaño medio. Asimismo, las actividades de carácter multidisciplinar no encuentran fácil acomodo con la estructura actual.

La idea de constitución de un Parque Científico y Tecnológico propio de la UPM (Parque UPM) surge a finales del año 2001 como respuesta de la UPM a la promoción de parques científicos y tecnológicos por parte de las Administraciones Públicas mencionada anteriormente.

La UPM delimitó determinadas zonas como ubicación del Parque UPM, a las que se sumó en 2005 el usufructo de otra parcela en el Área Tecnológica del Sur (Getafe). Ello permitió disponer de terreno adecuado para la construcción de nuevos centros de I+D+i así como promover la posible reubicación de algunas de las estructuras de I+D+i ya existentes en la UPM permitiendo una refundación de sus objetivos y equipamientos.

Este proceso ha implicado la aprobación de algunas propuestas de iniciativas procedentes de los centros de la UPM que, aunque no ligadas a un objetivo estratégico global predefinido y sin que existiese una financiación asegurada para la puesta en marcha de las mismas, suponían una clara mejora de la situación de partida.

2.2 Estructuras actuales de I+D+i en la UPM

Como la mayor parte de las universidades, la UPM posee algunos institutos universitarios de investigación (a partir de la LRU y en algunos casos adaptando estructuras anteriores). A ellos se suman laboratorios de prueba y ensayo que reflejan la misión de apoyo a las administraciones públicas y a los sectores empresariales característica de la UPM. Más recientemente, han empezado a surgir algunos centros de I+D+i regulados mediante normativa propia y con un carácter más ligado a la investigación aplicada. Algunas de estas estructuras se han asociado al Parque UPM por su ubicación actual o por el objetivo de reubicación de las mismas.

La figura 1 representa esquemáticamente los diferentes tipos de estructuras de I+D+i existentes que pueden instalarse en el Parque UPM. Se han clasificado en función del tipo de actividad realizada (desde investigación básica hasta transferencia de tecnología) y en función de la relación estable con los sectores empresariales.

Se destacan dos aspectos en las que es conveniente realizar un mayor esfuerzo. Por un lado, estimular la creación de nuevas estructuras en cooperación con otras entidades (públicas y privadas), y por otro disponer de plataformas de servicios tecnológicos, limitadas en el momento actual a viveros de empresas de base tecnológica.

Figura 1. Tipos de entidades potenciales de un parque

La figura 2 representa esquemáticamente, siguiendo el modelo de la figura 1, las diferentes estructuras de I+D+i “ligadas” a diversos centros de la UPM existentes en estos momentos y susceptibles de situarse en el Parque de la UPM.

Figura 2. Tipología de entidades actuales de I+D+i de la UPM

2.3. Sedes actuales del Parque UPM

La consideración como parte del Parque UPM de estructuras de I+D+i ya existentes, ha permitido un desarrollo más rápido del Parque UPM, que en los casos en los que sólo se cuenta con la actividad de los grupos de investigación para el inicio de nuevas actividades. Aunque no todas estas estructuras deben o pueden estar relacionadas con el Parque, para algunas de ellas, su ubicación en el Parque supone la mejor forma de asegurar su actividad y facilitar su expansión con la incorporación de áreas de actividad que no pueden ser llevadas a cabo en la actualidad.

El Parque UPM se ha concebido mediante un conjunto de sedes distribuidas geográficamente que son:

Campus Sur. Parcela cercana a los centros docentes de la UPM sitos en el Campus Sur (Vallecas). Se pretende la ubicación de centros de I+D+i de carácter industrial que permita su uso por empresas. En el momento actual ya se encuentran instalados varios centros (INSIA y Centro Láser) así como el vivero de empresas de La Arboleda en el que se encuentran situadas 12 empresas de los 21 spin-off que tiene la UPM. La figura 3 corresponde al vivero de empresas.

Figura 3. Vivero de empresas La Arboleda

Getafe. Parcela de 101.000m2, 50.000 m2 edificables, situado en el municipio de Getafe. En esta sede está prevista la ubicación de instalaciones de carácter industrial y laboratorios de prueba y ensayo de la UPM. En la actualidad está en fase de construcción un edificio que albergará el Centro Tecnológico Aeronáutico, el Centro Tecnológico Industrial y el Centro Tecnológico “Tierra, Energía y Materiales” y un Vivero de Empresas. Es de destacar que en Febrero de 2005 se firmó el acuerdo de financiación de los centros tecnológicos de la sede de Getafe con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Getafe lo que ha permitido ya adjudicar, tras un concurso de ideas, la redacción de los proyectos de construcción.

Montegancedo. Parcela de 480.000m2, 216.000 m2 de espacio natural y 100.000 m2 edificables, situada cerca de la Facultad de Informática entre los municipios de Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte. Inicialmente se ha previsto la instalación de institutos o centros mixtos de investigación, alejados del uso industrial de las áreas TIC, Biotecnología y Aeroespacial. En estos momentos se encuentra en fase de instalación el USOC (Centro de usuarios científicos de la ESA). Adicionalmente, se pretende instalar los siguientes centros:

  • Centro de Investigación en Domótica Integral (CEDINT)


  • Centro de Investigación en Biotecnología y Genómica de plantas (CIBGP) cuyo laboratorio de cultivo de plantas ya se encuentra operativo.


  • Centro de Supercomputación y Visualización (CesViMa) cuyo supercomputador se ha instalado provisionalmente en la Facultad de Informática.


  • Centro Integrado de Servicios y Vivero de Empresas en el que se radicará el CeSViMa.

La figura 4 es una vista aérea del USOC. En el mismo edificio se ha reubicado el Instituto de Microgravedad concentrando actividades con la Agencia Europea del Espacio (ESA).

Figura 4. Vista aérea del USOC (sede de Montegancedo)

3. Objetivos estratégicos del Parque UPM

3.1. Contexto de definición

Con objeto de dinamizar el proceso de desarrollo del Parque y asegurar la implicación de la universidad en su conjunto se hizo patente la necesidad de contar con un plan integrado de actuación, que fuera más allá del aprovechamiento de las oportunidades concretas con actuaciones basadas en las iniciativas aisladas. Ante esta necesidad, con el apoyo de la Comunidad de Madrid, se asumió el compromiso de elaborar un Plan Estratégico con el objetivo fundamental de establecer un marco de actuación plurianual, compartido por la comunidad universitaria de la UPM. Tras un período de consulta con los distintos actores involucrados en el Parque (Comunidad Universitaria, Administración Pública Local, Regional y Nacional y el Sector Empresarial), el borrador del Plan Estratégico fue entregado en el mes de marzo a la Comunidad de Madrid y aprobado por unanimidad por el Consejo de Gobierno de la UPM en su sesión de 1 de julio de 2005.

El Plan Estratégico del Parque UPM supone un paso importante para la consolidación y el fortalecimiento de las actividades de I+D+i de la UPM, en las que el parque UPM constituye un elemento fundamental. La visión que la UPM tiene de su Parque puede resumirse esquemáticamente en el siguiente diagrama en el que se han representado la relevancia de ocho factores significativos. Muy posiblemente el diagrama de otros parques pertenecientes a otras universidades será muy distinto.

Figura 5. Perfil deseado del Parque UPM

A continuación se expondrá a grandes rasgos la estrategia de la UPM en 5 aspectos básicos para el desarrollo del Parque UPM: prioridades temáticas, alianzas estratégicas en I+D+i, recursos humanos, establecimiento de empresas de base tecnológica y financiación de las actuaciones.

3.2. Prioridades temáticas: conjugando nuestras necesidades con las necesidades de la sociedad

Las entidades de I+D+i existentes actualmente suponen una realidad de partida en la elaboración del Plan Estratégico que una priorización temática y tecnológica del Parque UPM efectuada a posteriori no puede ignorar.

No obstante, la disponibilidad de espacio aún sin asignar en las sedes del Parque UPM (dentro de los límites de edificabilidad concedidos) permite elaborar una estrategia de creación de nuevos centros de I+D+i o de institutos universitarios de investigación propios o conjuntos con otras entidades, que ligados a las prioridades científicas y tecnológicas que la universidad establezca y la consiguiente asignación de espacio y recursos en las sedes del Parque UPM para su desarrollo, permita fortalecer la posición de la UPM.

Realmente, la UPM cubre un número elevado de áreas de conocimiento, propias de una concepción amplia de la actividad docente e investigadora en la ingeniería y la arquitectura. Si el Parque UPM desea servir de catalizador para mejorar el posicionamiento nacional e internacional de la I+D+i en la universidad, debe estar teóricamente abierta a todas ellas. Esta visión no es, sin embargo, incompatible con la existencia de prioridades en las diferentes áreas en función de criterios de oportunidad y de excelencia científica y tecnológica.

La priorización de actuaciones propuesta se basará en los siguientes criterios adaptados a las características de la UPM. Estos criterios no son excluyentes y la valoración que se puede hacer en una actuación concreta debe tener en cuenta todos ellos:

  1. Existencia de capacidades científicas y tecnológicas de la UPM demostradas en el ámbito en el que se desee actuar.


  2. Existencia de masa crítica suficiente de personal investigador para su efectiva puesta en marcha tanto dentro de la UPM como de otras entidades en el caso de actuaciones conjuntas que justifique una intervención a través del Parque UPM.


  3. Relación con las prioridades establecidas en el Plan Regional de Investigación y Ciencia de la Comunidad de Madrid, en el Plan Nacional de I+D+i y en el Programa Marco de I+D de la UE que faciliten su financiación posterior.


  4. Posibilidades de actuación multidisciplinar que contribuyan a explotar la diversidad de grupos de investigación existentes en nuestra universidad incrementando la cohesión interna en las actuaciones de I+D+i entre diferentes departamentos, escuelas y facultades y que permitan abordar áreas de actividad no posibles desde un planteamiento aislado.


  5. Compromisos de utilización empresarial de las instalaciones o de apoyo a la transferencia de tecnología que estas mismas instalaciones permitirían potenciar en el futuro.


  6. Oportunidad de actuación en algún área científica o tecnológica de futuro en la que la UPM deba fortalecer sus actuaciones de investigación aunque en el presente momento su situación sea de debilidad comparativa con otras instituciones.


  7. Oportunidad en establecer una alianza científica o tecnológica con otros actores públicos y privados que permita abordar actividades de I+D+i difíciles de realizar de manera independiente.


  8. Disponibilidad de recursos económicos procedentes de las administraciones públicas o de entidades privadas que faciliten la puesta en marcha de la actuación en cuestión y valoración de la capacidad de sostenimiento económico de las actividades de cada Centro propuesto.

3.3. Alianzas estratégicas: tejiendo una red de alianzas para la generación y compartición de conocimiento

La UPM ha acumulado en los últimos años un número elevado de acuerdos de cooperación con entidades privadas, fundamentalmente empresas, para la realización de actividades de I+D+i. Estas cooperaciones pueden tomar distintas formas, aunque la mayor parte de la interrelación se lleva a cabo dentro de la denominada “investigación bajo contrato” como fórmula de prestación de servicios. Esa situación contrasta con la existencia de un número reducido de acuerdos cooperativos específicos con otras entidades de investigación del sistema público (universidades y OPIs) para el desarrollo de actividad de investigación.

Desde la UPM no ha existido una estrategia institucional concreta diseñada según un modelo acordado previamente con los actores internos que conjugue los intereses arriba-abajo (desde los equipos rectorales o las direcciones de los centros) con los intereses abajo-arriba identificados previamente por los grupos de investigación. La aparición del Parque UPM permite relanzar este marco de cooperación al disponer de espacio para la puesta en marcha de iniciativas concretas e insertar el desarrollo del Parque UPM en la estrategia general de I+D+i de la universidad.

Mirando hacia el futuro, el Parque UPM se concibe como un espacio de interacción que supera el ámbito geográfico y temático de un Centro docente concreto (escuela o facultad) para posicionarse en el conjunto de la universidad. Ello permite abordar una actividad de carácter multidisciplinar muy difícil de llevar a cabo desde un único centro.

La figura 6 resume las alianzas con entidades públicas que se han iniciado en el contexto del Parque UPM en el último año y de las que algunas de ellas se encuentran aún en proceso de negociación con independencia de otras que puedan iniciarse en el futuro. Se pretende que estas alianzas fructifiquen en la radicación en el Parque de nuevas entidades.

Asimismo, la UPM tiene especial interés en fortalecer las relaciones con empresas privadas mediante su vinculación estable en el Parque UPM. Ellas constituyen uno de los actores de mayor interés institucional para la UPM. La UPM entiende que entre sus compromisos como institución pública se encuentra el de favorecer la radicación de centros de I+D+i de empresas nacionales o multinacionales en nuestro país, y especialmente en la Comunidad de Madrid. Desde la posición de la UPM, realizar esta radicación en un parque científico y tecnológico de una universidad y concretamente en el Parque UPM, favorece una mayor cohesión del Sistema Español de Ciencia-Tecnología-Empresa.

Figura 6. Alianzas estratégicas en proceso de negociación con entidades
públicas relacionadas con el Parque UPM (no se presentan las que existen
con entidades privadas ni las que no están ligadas a centros ubicados o
que posiblemente lo estén en el futuro en algunas de las sedes)

En la actualidad, se encuentran en proceso de negociación en relación con el Parque UPM diversos convenios que implican a entidades privadas. En todos ellos, se propone utilizar el Parque UPM como elemento de interacción con estas entidades.

Por otro lado, es importante destacar que el Parque UPM debe ser un elemento fundamental en el incremento del capital relacional de la UPM por lo que el incremento de alianzas debe formar parte de la estrategia general de la universidad. Su promoción y consiguientes acuerdos supera el ámbito del Parque UPM para afectar a la universidad en su conjunto.

3.4. Recursos Humanos: el éxito del Parque UPM está ligado a la capacidad para disponer y atraer personal cualificado en I+D+i

La disponibilidad de recursos humanos altamente cualificados supone el factor más importante para asegurar una investigación de calidad en cualquier tipo de organización y, especialmente, en las del sistema público de ciencia y tecnología. Tanto la calidad de la investigación realizada, los recursos económicos disponibles para poder llevarla a cabo y el atractivo a largo plazo que tienen las universidades para los investigadores y empresas dependen en gran medida de los procesos de selección y promoción personal de los recursos humanos dedicados a la investigación. La UPM no es una excepción en este entorno.

Esta situación es especialmente importante en el caso del Parque UPM puesto que su misión fundamental es la de desarrollar la actividad de I+D+i sin las restricciones que tienen otras unidades de la UPM mediante la puesta en marcha de centros de I+D+i e institutos universitarios de investigación.

Ante la situación existente y tomando el Parque UPM como un elemento catalizador de un cambio de situación deseable, la UPM ha elaborado una estrategia plurianual en relación con los recursos humanos. En este contexto, el fortalecimiento de los recursos humanos existentes en la UPM para las actividades de I+D+i en relación con el Parque UPM debe atender a los siguientes objetivos fundamentales:

  1. Disponer de plazas nuevas para contratación de doctores jóvenes consolidando a los contratados Ramón y Cajal y otros externos.


  2. Aprender a convivir institucionalmente con una plantilla predominantemente docente y otra predominantemente investigadora.


  3. Atraer a investigadores externos de muy alto nivel para dinamizar áreas estratégicas.


  4. Incrementar la oferta de la UPM en los programas de contratos posdoctorales que ofrezcan las administraciones públicas y asociarlos a entidades radicadas en el Parque.


  5. Ordenar y homogeneizar progresivamente los diferentes tipos de becas existentes para la realización del doctorado a las condiciones establecidas por el Estatuto del Becario.


  6. Incrementar el número de profesores visitantes.

Actuar simultáneamente en los objetivos enunciados requiere un considerable esfuerzo económico y contar con tiempo suficiente para hacerlo. Su logro conducirá a un modelo integrado de la política de recursos humanos de la UPM pensando en los grupos de investigación, centros e institutos de la UPM; muchos de ellos localizados en las diferentes sedes del Parque UPM.

Una estimación conservadora del personal nuevo que realizará su actividad en el Parque UPM en el año 2010 es de 500 personas, entre las que se consideran becarios de investigación, investigadores doctores, titulados contratados, profesores visitantes, técnicos y personal de spin-offs de los viveros. A estas personas se unirían unas 150 del personal de plantilla de los diferentes departamentos que trabajarían parcialmente en las sedes del Parque UPM sin perder su adscripción a sus departamentos y manteniendo la actividad docente en los mismos.

Todo ello da una cifra global cercana a las 650 personas en las diferentes sedes del Parque al final del periodo considerado. Obviamente, el ritmo en el que estas personas se incorporarían está muy ligado a la obtención de financiación suficiente para ello.

3.5. Establecimiento de empresas de base tecnológica: El Parque UPM como espacio para la incubación de nuevas empresas

En el proceso de elaboración de las líneas estratégicas en I+D de la UPM se ha considerado conveniente que la UPM impulse una actuación propia de apoyo a la creación de empresas tecnológicas como una apuesta estratégica en estrecha conexión con el desarrollo del Parque UPM. Entre los objetivos estratégicos se encuentra la necesidad de desarrollar un programa de fomento de viveros de empresas tanto en áreas específicas del Parque UPM como en algunos de los propios centros de la UPM que potencie el programa Actúa UPM para la generación de ideas de negocio.

Es evidente que la generación de spin-offs puede hacerse sin que exista un vivero de empresas, pero la disponibilidad de espacios adecuados para la localización de las empresas generadas por las universidades es una necesidad creciente si se desea que el impulso a la creación de spin-offs sea efectivo. La UPM, a través del desarrollo del Parque UPM se encuentra en condiciones de dar un salto significativo en este ámbito.

Conceptualmente, parece lógico adecuar el uso de estos viveros a empresas relacionadas con las áreas temáticas prioritarias en cada uno de los parques. Este proceso, no obstante, debe hacerse de forma progresiva en función del propio proceso de especialización de las sedes del Parque UPM, aún en fase incipiente. Para cubrir los objetivos indicados, la UPM actuará desde tres ámbitos diferenciados pero complementarios:

  1. Tras un acuerdo con IMADE se incrementará el espacio dedicado a los spin-offs, pudiéndose llegar a un número ligeramente superior a 20 empresas instaladas. No será posible establecer ninguna especialización de este vivero hasta que no existan otros espacios adecuados que puedan utilizarse para este mismo fin. Cuando existan, se podrá considerar la reubicación de las empresas en otros viveros en función de los criterios de especialización de la sede de Campus sur.


  2. Se pretende construir un vivero de empresas en la sede del Parque UPM en Montegancedo para 20 nuevas empresas. La especialización del vivero en empresas del área TIC, biotecnología y aeroespacial será común con la de los centros de I+D+i instalados en esa zona.


  3. Asociado a la construcción de los centros tecnológicos de la UPM en la sede de Getafe del Parque UPM se dispondrá de espacio para nuevas empresas de base tecnológica dentro de cada uno de los centros tecnológicos. En este caso se considera un número máximo de empresas inferior (18) al resto de los viveros al pretenderse ubicar en el mismo aquellas empresas “spin-off” ligadas a sectores industriales que requieren un espacio superior por el uso de maquinaria específica o necesidades de fabricación de determinados prototipos industriales.

Los objetivos anualizados de creación de empresas y de ubicación en las diferentes sedes son los que se indican seguidamente hasta el año 2010 en el que se estima que todos los viveros planificados se encontrarán en pleno rendimiento:

Tabla 1
Estimación de la evolución del nº de empresas en los viveros del Parque UPM

Vivero 2005 2006 2007 2008 2009 2010
La Arboleda 16 20 22 22 20 22
Montegancedo   8 12 16 20 20
Getafe     6 10 12 18
Total 16 28 40 48 52 60

La previsión es estabilizar el número de empresas spin-off de la Universidad en torno a 60 en el año 2010. Ello supone la necesidad de crear un número mayor de las mismas con objeto de que la desaparición y creación se equilibre en torno a la cifra citada. La UPM, a través de su Fundación General (FGUPM) está evaluando la conveniencia de participar en una sociedad gestora de capital riesgo.

Por la experiencia de los viveros situados en las universidades se puede considerar que los spin-offs situados en los mismos tienen un número de personas de 2,5 de media. Ello hace que con 60 empresas se tenga un objetivo de creación de empleo cualificado de 150 personas. Es posible que en el caso de la UPM este número se supere puesto que algunas de las empresas requieren para su actividad más personal.

4. Financiación del Parque UPM: Un planteamiento realista basado en el compromiso de financiación de los Agentes de su entorno

Las actuaciones que se han previsto desarrollar en el Parque UPM, tanto las que actualmente se encuentran en desarrollo como las que se puedan iniciar en el futuro, requieren disponer de una financiación considerable durante periodos prolongados de tiempo tanto para la construcción y equipamiento de las instalaciones como, posteriormente, para la operación y mantenimiento de sus actividades.

En todo caso, la implicación de las administraciones públicas es imprescindible para el desarrollo del Parque UPM. Es cierto que tanto el Ministerio de Educación y Ciencia, como anteriormente lo hizo su antecesor, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Comunidad de Madrid han apostado por financiar los parques científicos y tecnológicos de las universidades en convocatorias públicas competitivas. No obstante, si la Administración pretende que estas iniciativas se consoliden y contribuyan a reforzar el Sistema de Español de Ciencia-Tecnología-Empresa, es preciso realizar un esfuerzo adicional en dos sentidos. Por una parte, es necesario avanzar en una mayor coordinación de las posiciones de administración nacional y regional. Por otra, con objeto de evitar las dificultades que ha generado en las universidades públicas una financiación basada fundamentalmente en anticipos reembolsables, el tipo de financiación otorgada debería adecuarse a la realidad de la actividad desarrollada por la Universidad.

Para ello, el planteamiento de financiación previsto en el Plan Estratégico del Parque UPM es doble:

  • Por un lado, el de independizar cada una de las actuaciones de I+D+i propuestas (creación y radicación de institutos universitarios, viveros de empresas, o centros de I+D+i) para que se puedan poner en marcha en función de la oportunidad valorada en cada caso, con independencia de acuerdos globales con las administraciones públicas para la construcción en las sedes de las actuaciones que se hayan decidido. Concretamente, se pretende que entidades privadas interesadas en cada una de las actuaciones (no necesariamente en el Parque en su conjunto) asuman compromisos de devolución de los préstamos durante las fases de operación.


  • Por otro lado, el de diversificar las diferentes fuentes de financiación pública y privada en proporción ligada a cada actividad que se realice combinando la financiación en base a subvenciones o a anticipos reembolsables en función del tipo de actividad que se emprenda. La UPM es consciente, en todo caso, que la disponibilidad de recursos procedentes de anticipos reembolsables será superior a las subvenciones y que el acceso a recursos de fondos FEDER es prácticamente inexistente.

Es evidente que el esfuerzo inversor total necesario para el desarrollo completo del Parque UPM es muy elevado y, tras los procesos de urbanización realizados en las sedes del Parque UPM, es necesario disponer de recursos económicos específicos y suficientes para cada una de las actuaciones propuestas de forma independiente. Una primera valoración indica cifras superiores a 100 M€ en las fases de construcción y equipamiento, y cifras mínimas de actividad que deben superar conjuntamente los 30 M€ anuales en régimen permanente con el fin de permitir dedicar parte de estos recursos a los compromisos derivados de la financiación que se obtenga. Debe señalarse que en el año 2005 se ha conseguido más de 30 M€ (entre el MEC y la CM) que permiten iniciar la construcción prevista.

El proceso de desarrollo del Parque UPM será necesariamente lento ya que ha de realizarse a partir de un planteamiento realista basado en iniciativas maduras, tanto en términos de actividad como de recursos humanos. Se trata por tanto de evitar una situación, común a otros parques científicos y tecnológicos, de mantener una situación de construcción excesivamente rápida o, por el contrario, de casi “hibernación” por la dificultad que tienen sus entidades promotoras para llevar a cabo las actividades previstas.

5. Conclusiones

El presente artículo ha descrito someramente la justificación, situación actual y objetivos estratégicos del Parque UPM. De esta descripción se pueden extraer algunas conclusiones:

  1. No existe un modelo único de parque científico y tecnológico en las universidades. Cada una debe optar por aquél que apoye su estrategia de I+D teniendo en cuenta sus necesidades y mentalidad. En el caso de la UPM, su voluntad y compromiso de apoyo a la innovación tecnológica en los sectores empresariales es un elemento diferenciador de primer orden.


  2. El Parque UPM pretende desarrollarse como herramienta de cohesión interna facilitando el fortalecimiento de áreas multidisciplinares y con fuerte implicación de entidades privadas. Cada uno de estos centros podrá, si se considera conveniente, tener personalidad jurídica propia aunque no la tenga el Parque UPM en su conjunto. En todo caso, la priorización genérica debe subordinarse de forma continua a una evaluación de oportunidad.


  3. La financiación del Parque UPM supone un compromiso de la universidad y de las entidades que cooperan con ella prolongado en el tiempo. Los compromisos derivados de la utilización de anticipos reembolsables deben limitarse, no obstante, con el fin de permitir iniciar actividades futuras sin que se vean perjudicadas por decisiones en un periodo corto de tiempo.

Una reflexión final. Un parque científico y tecnológico es una herramienta al servicio de una estrategia global de una universidad. Tiene sentido en la medida que contribuya a esos objetivos estratégicos y debe adaptarse y evolucionar con los mismos. En la medida en que se consiga permitirá dinamizar la actividad de I+D+i, fortalecer su presencia en la sociedad y cumplir mejor su papel social. Ese es el escenario en el que la UPM desea que se desarrolle su Parque UPM.