Número 35, marzo- abril 2006
NANOCIENCIA Y NANOTECNOLOGÍA II>> Entrevista
 
       
 
José Luis Viviente Solé
Unidad de Nanociencias y Nanotecnologías.
Dirección General de Investigación.
Comisión Europea
Renzo Tomellini









¿Qué papel tiene reservada la Nanotecnología en el VII PM de la UE?

Las Nanociencias y Nanotecnologías (N+N) tienen un papel relevante dentro del Séptimo Programa Marco (VII PM) propuesto por la Comisión Europea[2]. Con vistas a la "construcción del Espacio Europeo de la Investigación al servicio del crecimiento"[3] y en consonancia con el Plan de Acción en N+N (PANN) adoptado por la Comisión[4], que propone una serie de iniciativas interconectadas para la aplicación inmediata de una estrategia segura, integrada y responsable en materia de N+N a nivel Europeo, el VII PM se articula, principalmente, en cuatro grandes programas, que corresponden a cuatro objetivos fundamentales de la política de investigación europea: Cooperación, Ideas, Personas y Capacidades[5].

Los objetivos del VII PM son coincidentes con los desafíos identificados en el PANN, que plantea una serie de acciones complementarias coherentemente integradas que se implementan a través de siete grandes ejes: la investigación; las infraestructuras; los recursos humanos; la innovación; integración de la dimensión social; la salud pública, seguridad y protección ambiental de los consumidores y la cooperación internacional. La definición e implementación de estas acciones se realiza teniendo en cuenta la complementariedad y sinergia de todos los actores implicados en las mismas. Así, dentro de la Comisión, el PANN se coordina a través de un "Grupo Interservicios" en el que participan unas 250 personas pertenecientes a 17 Direcciones Generales y cuya coordinación está actualmente a cargo de la Unidad de Nanociencias y Nanotecnologías de la Dirección General de Investigación. Esta colaboración entre los servicios de la Comisión está permitiendo una visión y un enfoque global, así como acciones coordinadas, coherentes y eficientes en la implementación del Plan de Acción.

El VII PM y sus Programas Específicos[5], recientemente propuestos por la Comisión (ambos tienen aún que ser aprobados por el Parlamento Europeo y el Consejo), detallan la estrategia de la Comisión en el área de la investigación comunitaria. Así, el Programa "Cooperación", que corresponde a más de la mitad del presupuesto del VII PM, tiene como objetivo el apoyo a las actividades de investigación transnacionales, a través de los proyectos en colaboración, las redes de excelencia y la coordinación de los programas de investigación nacionales y/o regionales (ERA-NET). La definición de los tópicos de investigación se realizará también teniendo en cuenta las Agendas de Investigación Estratégicas definidas por las "Plataformas Tecnológicas"[6]. La cooperación internacional es otra de las líneas de actuación en este programa.

El programa "Ideas" incorpora la creación del Consejo Europeo de Investigación para promover la investigación básica a nivel Europeo mediante el apoyo a grupos de investigación individuales. El programa "Personas" engloba las actividades conocidas ahora por acciones "Marie Curie". Finalmente, el programa "Capacidades" presta apoyo a aspectos claves de la capacidad de investigación e innovación europea: las infraestructuras de investigación, la investigación en beneficio de las PYMES, las agrupaciones regionales al servicio de investigación, etc.

Como puede apreciarse las coincidencias entre el PANN y el VII PM son manifiestas. ¿Por que está coincidencia?. Las N+N están demostrando ser y serán uno de los vehículos más eficientes para aumentar la competitividad de la industria y generar el conocimiento necesario para la transformación de nuestra economía de acuerdo a los objetivos de Lisboa: "que Europa llegue a ser la economía basada en el conocimiento más dinámica y competitiva del mundo". Para ello es necesario un planteamiento global, integrador y responsable que aborde lo que se llama el triángulo del conocimiento: la educación, la investigación y la innovación. Este triángulo es también una de las bases del PANN. Las N+N presentan, por otro lado, un rasgo de interés para las acciones comunitarias que conforman la estrategia de Lisboa: son una ciencia y tecnología disruptivas que permiten la creación de nuevos productos, que a largo plazo es lo que permitirá responder más eficientemente a las necesidades de los ciudadanos y contribuir a los objetivos de competitividad y desarrollo sostenible de la Unión y de muchas de sus políticas.


Notas :

[1] El presente documento solo describe la opinión personal de los autores y no representa ninguna posición oficial de la Comisión Europea.

[2]COM(2005) 119. (http://cordis.europa.eu.int/fp7/)

[3] COM(2005) 118 "Building the ERA of Knowledge for growth"

[4] COM(2005) 243. (http://cordis.europa.eu.int/nanotechnology/actionplan.htm)

[5] COM(2005) 440 "Cooperation"; COM(2005) 441 "Ideas"; COM(2005) 442" People"; COM(2005) 443 "Capacities"
(http://europa.eu.int/comm/research/future/documents_en.cfm)

[6] http://www.cordis.lu/technology-platforms/home_en.html


Antonio Correia
Fundación Phantoms
Fernando Briones
Instituto de Microelectrónica de Madrid- CSIC







¿Cuál ha sido el papel de NanoSpain en el desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología en España?

El principal objetivo de la Red NanoSpain es facilitar el intercambio y la transferencia de conocimientos entre los grupos de los distintos agentes del sistema de ciencia-tecnología-empresa, de manera que se fomente la cooperación entre ellos para propiciar la creación de redes de excelencia, plataformas tecnológicas, proyectos de investigaciones pluridisciplinares y se mejore la coordinación entre las infraestructuras científico-tecnológicas, así como la vertebración de las comunidades científicas de cara al Espacio Europeo de Investigación. El cumplimiento de dicho objetivo contribuyo al desarrollo de la NanoCiencia / Nanotecnología en España durante estos últimos años.

La Red NanoSpain, no es una red como las que hasta ahora se han planteado en España y han sido financiadas por el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC). Es una Iniciativa de carácter mucho más ambicioso, a imagen de las iniciativas que se siguen en EE.UU. o en Europa (Redes de Excelencia o Acciones Coordinadas). De hecho persigue unos objetivos que van más allá de los encomendados a una Red convencional, para poder definir de manera correcta los parámetros del Programa Nacional de Nanotecnología y fortalecer la dimensión de la Nanotecnología española en el Espacio Europeo de investigación e innovación. De hecho, el primer documento elaborado por la Red sobre el estado de la Nanotecnología en España, y que sirvió de base para la preparación de la Acción Estratégica en Nanociencia y Nanotecnología dentro del plan nacional I+D+i (Ministerio de Educación y Ciencia) en 2003, esta disponible en la página WEB de la Red: http://www.nanospain.org.

A fecha de hoy la Red NanoSpain está integrada por 176 grupos de investigación y empresa, reuniendo a más de 1200 investigadores. En nuestra opinión pocas iniciativas y redes cuentan con un número tan elevado de grupos participantes, lo que demuestra dos cosas: la masa crítica que existe en este campo y la iniciativa con que los científicos-tecnólogos abordan la problemática que tienen planteada en cuanto a la necesidad de coordinarse e intercambiar información.

La Red NanoSpain pretende alcanzar los siguientes objetivos generales:

  • Contribuir a la generación de conocimiento en las distintas áreas de la Nanociencia / Nanotecnología.
  • Potenciar la visibilidad y la comunicación de los avances de la Nanotecnología en España.
  • Fomentar la creación de grupos de I+D multidisciplinares.
  • Favorecer la integración de los grupos de I+D españoles en los proyectos Europeos del VII Programa Marco de la U.E.
  • Establecer un nexo entre todos los miembros a través de un sitio WEB dinámico, de permanente actualización.
  • Conectar con otras iniciativas internacionales, regionales o nacionales como las recientes plataformas tecnológicas.
  • Organizar una reunión general por año de todos los miembros de la red.
  • Formar grupos de trabajo según temáticas y afinidades.
  • Organizar reuniones de cada uno de los grupos temáticos.
  • Atraer nuevos laboratorios de empresas y Organismos Públicos a esos grupos de trabajo (Red abierta).
  • Elaborar informes por áreas/grupos para hacer un documento que sirva de base para acciones posteriores (Plan Nacional del Ministerio de Educación y Ciencia, etc.).
  • Divulgar la Nanotecnología contactando con medios de comunicación / Mejorar la comunicación a la sociedad de los avances que se vayan produciendo en las distintas áreas de la Nanociencia / Nanotecnología.
  • Atraer a empresas para su mejor integración en esta nueva área e informarlas de lo que representa para su futuro la Nanotecnología.
  • Incrementar la participación de las empresas en las actividades de I+D+I.

Otra tarea que ha contribuido el desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología en España es la organización de las reuniones anuales de la Red, donde investigadores españoles proporcionan un amplio panorama de lo que se ha dado en llamar "Nanociencia" y "Nanotecnología" y aportan su visión y percepción del futuro a corto y medio plazo de esta nueva rama del saber.

Durante cada reunión, también se presentan las iniciativas nacionales existentes (programas de financiación a nivel local y nacional, plataformas tecnológicas, otras redes) así como los proyectos mas representativos financiados por la Acción Estratégica en Nanociencia y Nanotecnología dentro del plan nacional I+D+I 2 (Ministerio de Educación y Ciencia).

Más información sobre la Red NanoSpain: http://www.nanospain.org


Ricardo Ibarra García
Director del Instituto de Nanotecnología de Aragón (INA)







¿Cuál ha sido el impacto de la creación del Instituto de Nanotecnología de Aragón (INA)?

El Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), fue creado el 8 de abril del 2003, por decreto 68/2003, del Gobierno de Aragón, a instancia de la Universidad de Zaragoza. Desde la creación del Instituto se ha desarrollado una intensa labor para conseguir, en el menor plazo posible, la puesta en marcha de los nuevos laboratorios. Estas instalaciones únicas en su género nos dan una gran potencia para abordar una investigación competitiva en el campo de la Nanociencia. Esta tarea ha sido compaginada con el inicio de los trabajos en las diferentes líneas de investigación del instituto utilizando los medios de la Universidad de Zaragoza, del CSIC y diversas empresas con las que se han firmado contratos y convenios de colaboración. Desde el comienzo de las actividades del INA, hemos podido constatar que realmente comienza a llenar un hueco importante en el sistema de Ciencia y Tecnología de nuestro entorno. Por una parte, la puesta en marcha de sus infraestructuras, ha borrado los límites que su ausencia imponía a nuestra actividad investigadora y a las aspiraciones y proyección de nuestras posibilidades para poder desempeñar un papel competitivo en el dinámico e intensamente desarrollado a nivel mundial campo de la Nanociencia y Nanotecnología.

Por otra parte, ha supuesto un estímulo mucho más allá de lo predecible en cuanto a abordar una investigación multidisciplinar que nos está permitiendo desarrollar una investigación de frontera entre distintas disciplinas científicas: Física, Química, Ingeniería, Bioquímica y Medicina. Esto se comienza a plasmar en el papel de liderazgo que el INA está adquiriendo en la captación de recursos en convocatorias interdisciplinares.

El rápido despegue de nuestro Instituto está siendo posible por la colaboración ya establecida con otros Institutos de Investigación como el de Ciencia de los Materiales de Aragón, Departamentos Universitarios y Hospital Clínico Universitario que han volcado su gran experiencia en las distintas áreas de Investigación hacia un nuevo modelo de investigación interdisciplinar.

Los Objetivos del INA son:

  • Establecer un marco de infraestructura de carácter interdisciplinar, que supere la concepción actual de Departamentos Universitarios y Centros que desarrolle una investigación.
  • La existencia de esta infraestructura en un centro específico permite el desarrollo de líneas de investigación interdisciplinares, aprovechando los recursos humanos de nuestro entorno.
  • Impulsar el desarrollo e innovación científica de nuestro entorno mediante la realización de contratos y proyectos conjuntos de investigación, que permita una transferencia tecnológica.
  • Formación de nuevos científicos y tecnólogos en la utilización de las técnicas que serán básicas en la tecnología futura: ultra-alto vacío, diferentes tipos de microscopías, litografías etc...
  • Garantizar una investigación de calidad y puntera en Nanociencia.
  • Captar recursos a nivel Nacional e Internacional concurriendo a las diferentes convocatorias en una posición ventajosa, dado que la Nanociencia aparece como área prioritaria en todos los programas y convocatorias de proyectos de investigación.

Las líneas de actividad en las que el INA concentra su actividad son:

  • Espintrónica: Campo de amplio interés, en el que la electrónica tradicional basada en la utilización de las propiedades de la carga del electrón se ve sobrepasada por la utilización de las propiedades magnéticas del mismo (su espín). Las uniones túnel magnéticas serán los dispositivos que constituirán la base de las futuras memorias RAM. Los futuros transistores estarán controlados por campos magnéticos, controlando el paso individual de los electrones ("single electron transistor").
  • Nanoestructuras magnéticas: Se estudiarán las láminas magnéticas nanométricas que en la actualidad se utilizan en las cabezas lectoras de los discos duros de nueva generación. Nanopartículas y sistemas granulares que serán la base de nuevos sensores y actuadores. Nanohilos metálicos y nanotubos que constituirán la circuitería de los dispositivos nanométricos.
  • Matrices nanométricas: Estructuras grafíticas, silíceas y dendriméricas que permiten el encapsulamiento de partículas nanométricas con clara aplicaciones en medicina como tratamientos para el cáncer y ferrofluidos biocompatibles a utilizar en prótesis intracorpóreas. Desarrollo de sensores electro y bioquímicos de gran selectividad mediante de aplicación en la industria química y en medicina.
  • Nanobioingeniería y aplicaciones biomédicas: Se desarrollan biosensores basados en el reconocimiento biomolecular. La funcionalidad de las proteínas es tan amplia que se espera su utilización en la nanoingeniería y medicina. Las aplicaciones biomédicas se extienden desde la cirugía mínimamente invasiva, necesitada cada vez más de sensores y actuadores a nivel micro y submicrométrico, hasta suministro local de nuevos fármacos y medios de contraste para exploración, diagnóstico y terapia.

Rodolfo Miranda Soriano
Universidad Autónoma de Madrid







¿Qué perspectivas abre para la Comunidad Científica Madrileña la constitución del Instituto Madrileño de Nanociencias y Diseño Molécula?

La Dirección General de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid ha tomado recientemente la iniciativa de constituir institutos de investigación de excelencia científica en unas áreas seleccionadas por su valor estratégico y la existencia en ellas de grupos internacionalmente competitivos en la región. Una de estas áreas es la Nanociencia y el Diseño Molecular.

Toda una serie de circunstancias del pasado han contribuido a que la presencia internacional de científicos españoles en Nanociencia sea muy destacada. En particular, el capital humano existente en la Comunidad de Madrid en este campo es muy notable. Baste indicar que la información disponible en la Red NanoSpain (http://www.nanospain.net) indica que más de 40 grupos madrileños están relacionados de manera más o menos directa con la Nanotecnología. Un panorama similar se deduce de los estudios recientes del Think Tank en Nanotecnología financiado por la FECyT. La calidad científica de muchos de estos grupos se certifica fácilmente por los habituales indicadores internacionales, así como por los resultados obtenidos en la reciente convocatoria de Acción Estratégica en Nanotecnología del Ministerio de Educación y Ciencia, o en la convocatoria de Programas de Actividades de I+D para grupos de la Comunidad de Madrid. Todo ello demuestra, más allá de toda duda, que existe un potencial en Nanociencia muy importante en la Comunidad de Madrid, con un futuro prometedor garantizado por la presencia en estos grupos de jóvenes investigadores de calidad contrastada.

A pesar de ello, es también evidente que la capacidad de competir internacionalmente de estos grupos en el futuro se verá severamente limitada de persistir la falta de infraestructuras adecuadas de nanofabricación y caracterización, la desconexión existente entre grupos, la ausencia de esfuerzos científicos focalizados y la dificultad de hacer trabajar de manera realmente conjunta a expertos de diversas instituciones y especialidades. Todo ello hace imprescindible, si deseamos aprovechar plenamente el potencial humano existente, la constitución de un Instituto de investigación en Nanociencia en Madrid, dotado de una infraestructura adecuada, situada en una sede física concreta, con líneas de investigación definidas y competitivas y una organización flexible, eficiente e independiente de las Instituciones académicas.

El esfuerzo requerido para el éxito de esta apuesta exige la plena implicación de las autoridades nacionales, esto es, del Ministerio de Educación y Ciencia, conjuntamente con las de la Comunidad de Madrid en la creación de un Instituto de Nanociencia y Diseño Molecular, cuya excelencia científica, flexibilidad de gestión y apertura de miras puedan convertirlo en foco de atracción para jóvenes (y no tan jóvenes) científicos de todo el mundo.

Ambas Administraciones, nacional y regional, han manifestado su propósito de hacer realidad este Instituto y junto con las Universidades Autónoma, Complutense y Politécnica, el CSIC y ciertas empresas de importancia, están colaborando estrechamente en la definición de la organización interna y estatus jurídico del Instituto.

Entre las posibles misiones del futuro Instituto de Nanociencia y Diseño Molecular de Madrid podríamos citar:

  1. Alcanzar la excelencia internacional en ciertas áreas de las Nanociencias y la Nanotecnología, estableciendo para ello una masa crítica de investigadores de calidad y equipamientos que permita realizar investigación internacionalmente competitiva y atrayendo a los mejores;
  2. Formar personal técnico y científico en las habilidades requeridas;
  3. Contribuir a la educación de estudiantes, analizar las repercusiones sociales de la Nanotecnología y transmitir a la sociedad las posibilidades y desafíos de la Nanociencia, y
  4. Promover la transferencia tecnológica y la creación de empresas en ésta área que contribuyan al desarrollo económico en Madrid y en España.

Objetivos todos ellos en cuya consecución la comunidad científica madrileña participará, sin duda con entusiasmo, ya que la existencia de un Instituto como éste ha sido persistentemente demandado como instrumento impulsor de las actividades actuales en Nanociencias y como oportunidad y desafío para las próximas generaciones.