La innovación tecnológica crea los empleos de mañana y la investigación los de pasado mañana. Hoy día en la Unión Europea se calcula que la I+D+I es responsable de entre el 25 y 30 % del empleo que se crea.
 
 


 

Sesenta mil millones de dólares es la diferencia entre la inversión americana y la europea en I+D, y por fijarnos en un solo dato más, Alemania tiene el doble de personas dedicas a I+D por mil trabajadores que España.
 
 


 

Cada vez que Madrid ha intentado ser grande se ha encontrado con la ciencia y la tecnología.
 
 


 

El acceso a la información, y la capacidad para elaborar propuesta competitivas, son el elemento clave para la captación de financiación en una economía abierta y global como la actual