Una aportación española a I+D en el área eléctrica de poco menos del 1% de la facturación por venta de electricidad; ratio sensiblemente inferior al de otros países europeos, donde se alcanzan valores entre 2 y 3%
 
Las tres cuartas partes del consumo de energía se atienden con importaciones
 
Las tendencias al crecimiento en la demanda de electricidad, y en general en el consumo de energía, deberían frenarse, nuestra ratio de intensidad energética se ha incrementado en un 10% en los últimos seis años