La liberalización de la actividad de comercialización, ha introducido importantes novedades en el negocio eléctrico que han exigido a las compañías tradicionales un esfuerzo de innovación para adaptarse al nuevo entorno a través de aumentos en la productividad. La segunda gran área de innovación en la actividad eléctrica ha sido la impulsada por las energías renovables
 
La convergencia de un marco regulador favorable y de un elevado potencial eólico en buena parte del territorio peninsular, ha dado como resultado el desarrollo de una industria autóctona de diseño y explotación de aerogeneradores que en cinco años ha sido capaz de multiplicar por cinco la potencia unitaria de los equipos
 
Se inscriben los esfuerzos realizados por las principales eléctricas europeas y americanas, para desarrollar un nuevo ámbito de negocio: la utilización de la red eléctrica para transportar voz y datos