Los estudios empíricos más recientes ponen de relieve un hecho singular: la tasa de retorno social de las actividades llevadas a cabo en investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) es mayor que la tasa de retorno privado debido a la existencia de una asimetría en la información
 
En el caso de España, los incentivos fiscales a la innovación se encuentran asociados con los relativos a la investigación y desarrollo (I+D), y en su conjunto han sido modificados en los últimos años de forma favorable para las empresas, de forma que configuran uno de los sistemas más avanzados de la OCDE
 
Que se continúe trabajando en el esfuerzo de mejorar nuestro actual sistema de incentivos de carácter fiscal que debería analizar la posibilidad de incorporar esquemas discrecionales estableciendo tratos fiscales de carácter preferencial a aquellas empresas que afronten mayores riesgos a la hora de acometer procesos de innovación tecnológica.