Ensayos



La estructura de la teoría de la evolución

AUTOR  | Gould, Stephen Jay. Tusquets. Barcelona, 2004. 1426 pág.

GOULD, OBRA PÓSTUMA
Ve la luz la edición española del eminente evolucionista. Reseña realizada por Agustín Zapata
Universidad Complutense de Madrid

Stephen Jay Gould (1941-2002) ha sido probablemente el evolucionista más conocido, leído y controvertido desde los tiempos de Darwin. Nacido en Nueva York, paleontólogo de profesión, enseñó en la Universidad de Harvard diversas materias como biología, geología o historia de la ciencia. Aunque durante toda su vida trabajó en la evolución de los caracoles fósiles de las Bermudas, su fama esta asociada por una parte a sus contribuciones a la teoría de la evolución y a su actividad como divulgador no sólo de la evolución sino de muchos temas de la biología, geología e historia de la ciencia fundamentalmente a través de más de 300 artículos publicados en Natural History y que posteriormente han sido recogidos en varios libros, muchos de ellos traducidos al castellano (ver por ejemplo Revista de Libros, números 17, 34 y 86).

El mismo año de su muerte Gould nos ha obsequiado con una magna obra, "La estructura de la Teoría de la Evolución" con ambiciones más académicas que divulgativas por lo que su lectura es laboriosa, lejos de los estupendos artículos con los que nos ha deleitado a lo largo de su vida. De hecho son cerca de 1400 páginas y 2,5 kg de peso, en los que tras una pequeña introducción de 112 páginas, dedica 6 capítulos a la historia de las ideas de la evolución que le preocupan seguidos de otros cinco en los que argumenta a favor de una expansión del darwinismo.

La piedra angular del pensamiento de Gould es la teoría de los equilibrios interrumpidos (o puntuados según la traducción que comentamos). En 1972, junto con el también paleontólogo Eldredge, propuso esta teoría que cuestiona la validez del neodarwinismo en el sentido de que los procesos macroevolutivos, esto es, la aparición de grandes grupos taxonómicos por encima del nivel de especie, son distintos de los microevolutivos que se refieren a los cambios, algunos de ellos adaptativos, que ocurren dentro de las poblaciones que constituyen una especie. Su propuesta se apoya en que, en su opinión, los linajes fósiles suelen mantenerse con escasas alteraciones durante largos periodos de tiempo, del orden de varios millones de años (estatismo) y que los cambios morfológicos experimentados por un determinado grupo (discontinuidades o interrupciones) ocurren durante lapsos relativamente cortos, del orden de cincuenta mil a cien mil años, asociados a fenómenos de especiación.

El primer frente de controversia es si la imagen del proceso evolutivo tal y como queda plasmada en el registro fósil es o no la postulada por Gould y es una cuestión de tipo empírico que debe resolverse mediante análisis de los datos pertinentes, aunque cabe recordar que pudiera ser en parte un reflejo de las técnicas paleontológicas que utilizan para diferenciar unas especies de otras, criterios puramente morfológicos, ya que si la especiación no va unida a cambios de forma es indetectable en los fósiles. Además, hay un problema semántico en esta cuestión, ya que un proceso de especiación que durara cincuenta mil años sería calificado de instantáneo por un paleontólogo, pero de gradual por un genético de poblaciones.

El otro frente de controversia son los mecanismos que podrían generar el patrón propuesto por los interrupcionistas. Inicialmente Gould favoreció la existencia de "leyes de la forma" aún por descubrir, que restringirían el número de configuraciones que pueden presentar los seres vivos y que determinarían en última instancia la diversidad morfológica, relegando a segundo término la adaptación por selección natural como agente causante de dicha diversidad. Un segundo mecanismo serían las denominadas "revoluciones genéticas" en poblaciones que ocupan zonas periféricas dentro del área de distribución de la especie y que las aislaría reproductivamente del resto de las de su especie. Sin embargo, leyendo el libro parece que Gould, no acabó de estar satisfecho con ninguna de estas explicaciones.

Hay dos razones por las que muchos evolucionistas no simpatizan demasiado con el libro que comentamos (aparte alguno de sus bien conocidos adversarios como el evolucionista R. Dawkins, o el filósofo D. Dennett). La primera es que, pese a su pretensión de exhaustividad, apenas discute o presenta los argumentos de sus críticos con el agravante de que tiende a atribuir motivaciones ideológicas, no científicas, a sus oponentes, lo cual pudiera ser verdad, pero no se considera de recibo manifestarlo en un texto supuestamente científico. La segunda razón, que entenderá cualquiera que aborde su lectura, es la excesiva verbosidad y farragosidad con continuas digresiones que dificultan seguir el hilo argumental, de forma que muchos se preguntarán cada cierto número de páginas: pero ¿cuál es exactamente la tesis de Gould?. Si uno ojea las numerosas recesiones del libro encontrará que muchos muestran su entusiasmo por la erudición, calidad literaria y contenido revolucionario (¿?) del libro mientras que otros, más amigos de la claridad y precisión, evocan el artículo de Watson y Crick sobre la doble hélice, de apenas un par de páginas, como paradigma de lo que debe ser la exposición de una idea científica.

En definitiva, un compendio académico de lo que el autor, un evolucionista de una capacidad excepcional, considera su obra científica fundamental, tan interesado en contribuir a la teoría de la evolución como en difundirla y defenderla. Aunque paradójicamente no hay documento de la literatura creacionista que no cite a Gould como el 'eminente biólogo que ha cuestionado la teoría de la evolución y demostrado la aparición súbita de las especies' (cosa que le ponía furioso), participó en el juicio de Arkansas sobre la enseñanza de la teoría de la Evolución en las escuelas. Tan interesado por las ideas biológicas como por la historia de las mismas y por combatir su utilización espúria a favor del determinismo biológico y del racismo, Gould, aunque no haya conseguido su objetivo de sustituir el paradigma neodarwinista, si ha contribuido a que éste sea hoy mucho más pluralista.


Claves de la economía mundial.

AUTOR  | ICEX. ICEI, . Revista nº 04. 562 pág.

LAS NUEVAS VÍAS ECONÓMICAS
Ve la luz un sugestivo informe Reseña realizada por Enrique Palazuelos
Director de CLAVES DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

CLAVES DE LA ECONOMÍA MUNDIAL es una publicación editada por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), correspondiendo a éste la dirección académica de la obra. Su contenido recoge un profundo análisis y una exhaustiva documentación sobre la situación económica internacional, presentados en un doble formato de libro y CD.

El análisis se recoge en 30 artículos que abordan los principales temas de la Economía Mundial y de cada una de las regiones, elaborados por autores españoles y extranjeros de gran prestigio en sus respectivos ámbitos profesionales y académicos. En su parte general, el entorno global de la economía se aborda desde la perspectiva actual de las grandes economías desarrolladas (Estados Unidos, Unión Europea, Asia Oriental) y de otras zonas estratégicas como América Latina, así como desde las características del comercio internacional. Otra sección estudia de forma monográfica aspectos fundamentales del crecimiento económico desde varios ángulos: perspectiva histórica, teoría, tamaño de las economías, importancia de las instituciones e indicadores de medición del crecimiento. Una última sección incorpora la visión de directivos empresariales de compañías españolas que destacan por su proyección en los mercados internacionales.

En las partes específicas dedicadas a cada región se analizan temáticas que son centrales en cada una de ellas. Con respecto a Europa, varios artículos examinan los avances y las limitaciones del proceso de integración de la UE: grado de coordinación de las políticas económicas, pacto de estabilidad, sector financiero, mercado de trabajo y aplicación de las normas contables sobre la información financiera de las empresas. En América Latina, se valoran las distintas experiencias de reforma emprendidas en los años noventa: liberalización comercial, privatizaciones de servicios básicos y sector bancario. En Asia, se aborda la transformación de la economía china como taller manufacturero mundial, el rápido crecimiento de las economías indochinas, el problema del agua en distintas zonas del continente, la nueva política comercial de EE.UU. en Oriente Medio y la experiencia del banco Graneen en la concesión de microcréditos. En África, los temas abordados son: la situación alimentaria, la exportación de materias primas estratégicas, la deuda externa, el acceso a medicamentos básicos y la relación entre economía y conflictos bélicos.

La otra faceta de CLAVES DE LA ECONOMÍA MUNDIAL, la documental, se ofrece en varios formatos. Por un lado, los Perfiles de países contienen información sobre un centenar de variables económicas y sociales para cada uno de los 195 países del mundo. Las Estadísticas básicas sintetizan esa información por regiones y continentes. Además, las posibilidades interactivas del CD permiten elaborar ranking de países sobre un gran número de variables, establecer comparaciones entre países según variables, generando gráficos de gran calidad según las combinaciones seleccionadas.

Por otro lado, la Economía mundial en imágenes sintetiza en 20 gráficos los principales aspectos de la economía internacional. Los Indicadores compuestos de la Unión Europea aportan un conjunto de indicadores comparativos sobre las condiciones económicas de los 25 países que forman la UE. Además, varios Anexos recogen informaciones igualmente de interés para cualquier profesional de la economía.

Por todo ello, CLAVES DE LA ECONOMÍA MUNDIAL constituye un material importante para una pluralidad de lectores y usuarios del CD. En esta obra, los empresarios, los profesionales de la Administración Pública y del sector privado, los profesores y estudiantes y universitarios, y otros colectivos interesados en el comportamiento de la economía internacional, pueden hallar un material de referencia para conocer desde detalles pormenorizados a estudios generales sobre la situación mundial, regional o de un país concreto.

Páginas