Poesías


 Que el mantenimiento preventivo de instalaciones y vehículos es uno de los pilares del programado y tecnológico mundo actual, es algo de lo que nadie, en su sano juicio, debería dudar: la grave avería acecha. / Counselling (PIXABAY)

Que el mantenimiento preventivo de instalaciones y vehículos es uno de los pilares del programado y tecnológico mundo actual, es algo de lo que nadie, en su sano juicio, debería dudar: la grave avería acecha. / Counselling (PIXABAY)


¡No corras papá!

Que el mantenimiento preventivo de instalaciones y vehículos es uno de los pilares del programado y tecnológico mundo actual, es algo de lo que nadie, en su sano juicio, debería dudar: la grave avería acecha. Manuel Vázquez Montalbán, al que seguimos recordando después de casi 15 años de su absurda muerte en Bangkok, escribió el poema ¡No corras papá! en que ilustraba del destino que espera a esos degenerados que no hacen cada 10.000 km -o cada 6 meses- los mantenimientos previstos. Acaban fatigando el cojinete de empuje y causando un desgaste prematuro en los forros del embrague. Nunca llegarán a Palm Beach.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

                               ¡No corras papá!
 

Cada diez mil kilómetros
–o cada seis meses-
quite la tapa del distribuidor
saque el rotor y ponga
tres, cuatro gotas de aceite
en el filtro colocado en el centro
del eje rotor

también, ciertamente
debería aplicar una ligera capa
de grasa al patín del ruptor
de lo contrario
nunca llegará usted a Palm Beach
no nunca llegará usted
a Palm Beach

¿acaso cada diez mil kilómetros
–o cada seis meses–
limpia los electrodos con un cepillo metálico?

su torpeza
dormirá sus manos bajo pesos
menos gratos que el de los senos

en abril los erizos mienten flor
y hasta los cantantes de izquierda
se columpian en sus bufandas
saben
que el depósito del elixir está en el maletero
y no dejan que descienda
el nivel
-se llama Min
casi como una dinastía–
que no le esperen en Palm Beach
usted no ha nacido para llegar a Palm Beach

a veces el testigo se enciende
cuando los faros alumbran con luz de carretera
a veces el testigo se enciende
al conectar el interruptor general del alumbrado
y en otros casos
la permanencia o extinción del testigo
advierte las anomalías en el funcionamiento

no mientas a las rapaces oceánicas
en esta autopista no murió nadie
que hubiera lubricado a tiempo la timonería

usted nunca estuvo de acuerdo con William james
usted nunca leyó quizás a William james
ni comprobó el nivel de aceite
ni cambió el elemento filtrante
la vida
es un conjunto de movimientos hacia el éxito
y usted equivocó su herramienta

no no
por favor, no se jacte de tanto amor perdido
ni moralice a costa del espacio y el tiempo
tuvo un rincón donde mentir su épica
una mujer propia que no supo serle infiel
el derecho a opinar entre gentes más ignorantes
y una amante en la playa
a la que nunca llegará

usted era uno de esos degenerados
que ha fatigado el cojinete de empuje
y ha causado un desgaste prematuro en los forros del embrague

Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939 – Bangkok, Tailandia, 2003)
 Volvemos a Clara Janés y a su poemario Orbes del sueño. /  Counselling (PIXABAY)

Volvemos a Clara Janés y a su poemario Orbes del sueño. / Counselling (PIXABAY)


El espíritu cede

Volvemos a Clara Janés y a su poemario Orbes del sueño. Nos causa al leerlo aún más asombro y admiración que cuando, hace unos tres años, descubrimos sus poemas: inigualables ejemplos de las conexiones íntimas y lógicas que pueden llegar a manifestar ciencia y poesía. En el breve e intenso el espíritu cede, la mirada de Clara Janés -cuya poesía surge de las respuestas y construcciones de la ciencia- nos guía para vislumbrar el cero absoluto, el fin de los tiempos... la muerte del campo magnético.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

                               El espíritu cede
 

el espíritu cede
a la inmovilidad
hasta el cero absoluto
niebla fría
que anunciará
el fin de los tiempos
hielo negro
muerte
del campo magnético

De Orbes del sueño. Madrid 2013.
Clara Janés (Barcelona, 1940)
 En estos inicios de la tardía primavera de 2018, con toda clase de líos desparramados por doquier,  hasta las matemáticas se han vuelto un poco locas y la aritmética se ha puesto amarilla. /  Counselling (PIXABAY)

En estos inicios de la tardía primavera de 2018, con toda clase de líos desparramados por doquier, hasta las matemáticas se han vuelto un poco locas y la aritmética se ha puesto amarilla. / Counselling (PIXABAY)


Aritmética amarilla

En estos inicios de la tardía primavera de 2018, con toda clase de líos desparramados por doquier, hasta las matemáticas se han vuelto un poco locas y la aritmética se ha puesto amarilla. Como podemos ver en Aritmética amarilla del Gabino Alejandro Carriedo, uno de los poetas españoles más valiosos, insólitos y secretos de la segunda mitad del siglo veinte.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

                               Aritmética amarilla
 

10 + 12, 24
es lo matemático.
10+2, 22
es lo que dice Dios.
10 + 1, 21 es lo que dice ninguno.
10 + 0 es el número primero
después de 9, que es número
par, que es número
múltiplo de 9,
múltiplo del número de nieve,
y así que le quitas 2
es múltiplo de 7,
así que le quitas 3
es número 6,
y así que le quitas 4
es número de teatro,
5 para todos menos para mí,
puesto que para mí es 3,
que es lo que dice el ciempiés;
es 2,
que es lo que dice Dios;
es 1,
que es lo que dice ninguno.

Gabino Alejandro Carriedo
(Palencia, 1923 – San Sebastián de los Reyes, 1981)
 En muchos de los poemas pioneros en su contenido cinematográfico abundan referencias a las nuevas tecnologías. /  Counselling (PIXABAY)

En muchos de los poemas pioneros en su contenido cinematográfico abundan referencias a las nuevas tecnologías. / Counselling (PIXABAY)


Friso ultraísta

Desde sus inicios, el cine y sus actores y argumentos han sido, frecuentemente, tema y objeto de la poesía. Además en muchos de los poemas pioneros en su contenido cinematográfico abundan referencias a las nuevas tecnologías que incorporaba el que luego se llamó séptimo arte: cinemática y óptica, sobre todo, pero también electricidad, megnetismo, química, etc. Un ejemplo de ello es el poema Friso ultraísta de Guillermo de Torre en que la “pantalla cinemática” provoca reacciones, sensaciones y neologismos ultraístas.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

 

                               Friso ultraísta
 

Un clamor concéntrico,

estremece a los espectadores,

de nervios velivolantes,

y en el vértice multiédrico

del lumínico haz triangular,

se refractan miles de miradas dardeantes.

¡Oh el vibrar multánime de la pantalla cinemática!

 

Cabalgata de figuras adamitas

posesas del vértigo giróvago,                                              ANTENAS

en las praderas equinocciales

 

Horizontes paróxicos.

Subterráneas locomotoras.

LLAMARADAS                         Constelaciones de aviones.

Sierpes de automóviles.

Ramilletes de hélices.

¡OH EL INEFABLE VÉRTIGO VIBRACIONISTA!

Interferencias de gestos antagónicos,

pasiones auríferas

 y complots sangrientos.

¡HURRA POR EL                                   ¡Un haz de fibras convulsivas

        FILM                                            culmina en vértigo dinámico

NORTEAMERICANO!                             la epopeya de la objetividad!...

 

Franjas multicromas se expanden:                  (A un ángulo penumbroso

Persecuciones. Incendios.                                la incolora delicuescencia

Tiros. Salvamentos.                                          –besos, trucos y claro de luna–

              del film italo y francés.)

El simultaneismo accional

CARAVANA                     multiplica las diplopías.

CINEMÁTICA

y las sensaciones dinámicas

                                           se inmovilizan unánimes

                                                                          ante el objetivamente fotográfico.

Revista Grecia, Mayo, 1919.
Guillermo de Torre
(Madrid, 1900 - Buenos Aires, 1971)
 Ben Clark ha sido el ganador de la última edición del prestigioso premio internacional de poesía Loewe.  / Counselling (PIXABAY)

Ben Clark ha sido el ganador de la última edición del prestigioso premio internacional de poesía Loewe. / Counselling (PIXABAY)


Homenaje a la geografía

Ben Clark ha sido el ganador de la última edición del prestigioso premio internacional de poesía Loewe, cuya entrega se realizó el pasado día 14. Me he asomado a la obra de este joven poeta y me parece que está a la altura de otros ganadores ilustres de este premio como Juan Antonio González Iglesias, Oscar Hahn o Luis García Montero. De él he encontrado este delicioso Homenaje a la geografía que nos cuenta, a partir de las explicaciones de un profesor de geografía, la asombrosa recepción de los conceptos de los meridianos y paralelos de la tierra por un grupo 3º B de niños que quedó, irremediablemente, dividido en dos grupos: los Sansebastianes y el resto.

 

                               Homenaje a la geografía
 

Recuerdo una discusión feroz
en clase de geografía. El profesor
nos había dicho que el número
de paralelos y meridianos era infinito.
Imposible, gritábamos.
Imposible.
Nosotros éramos apenas unos niños que,
como todos los niños, veníamos de la muerte
y la conocíamos bien. Nosotros
éramos apenas unos niños
frente a un profesor de geografía,
apóstatas de la infinitud frente a un hombre
que ya transpira,
que se enrojece,
que ya parte la segunda tiza por la mitad
mientras berrea sobre la necesidad de que entendamos
la incuestionable infinitud de unas líneas invisibles.

Algunos creyeron comprenderlo y abandonaron
las canicas para siempre.
Vagaban como celadores por los pasillos
durante el recreo; calculando y comentando
la cantidad de paralelos y meridianos
que les perforaban en cada instante.
Los Sansebastianes los llamábamos,
víctimas de aquel Diocleciano geográfico y pervertido,
fiel servidor del dios Azimut.
Si bien la comprensión del fenómeno condujo
a los Sansebastianes directamente al funcionariado,
la sospecha de que aquello pudiera ser cierto
también causó estragos entre aquel deleble puñado
de futuro que constituía 3º B: algunos
–la mayoría– abandonaron la literatura para siempre,
otros se aferraron a ella como balseros con tisis.

Los que pertenecíamos al segundo grupo
debíamos sufrir una condena que iba más allá
de un suspenso en materia de geografía. Sería
imprescindible mantenerse en movimiento,
recorrer cada escorzo del mundo y huir
de la inmisericorde mirada de Greenwich.
La lectura paliaba el miedo.
Despistábamos las latitudes recorriendo
páginas sin descanso.
“Lo que el escritor ha unido
que no lo separe el hombre”,
nos había dicho el profesor de literatura,
pero nunca supimos bien
a qué se refería.
Puede que no significara nada,
del mismo modo que el empeño vacuo
del geógrafo proselitista tampoco tenía
que habernos afectado del modo en que lo hizo.

Pero las cosas son así. Tenemos
la cabeza tatuada con las máximas
herméticas de uno, con las cifras incontestables
del otro.
Recorremos el mundo cada vez en un sentido
diferente y leemos,
sobre todas las cosas,
leemos
para olvidar,
para ser veloces,
para que no
nos puedan definir las coordenadas.

Ben Clark
(Ibiza, 1984)
 Inauguramos una senda aún no explorada: la ciencia en las canciones de la música popular; cuyas letras, son -quien lo duda- poesía en acción. / Counselling (PIXABAY)

Inauguramos una senda aún no explorada: la ciencia en las canciones de la música popular; cuyas letras, son -quien lo duda- poesía en acción. / Counselling (PIXABAY)


Marcianita

Ya quedan pocos días (finaliza el día 4 de marzo) para que cierre sus puertas la exposición Marte. La conquista de un sueño en el espacio Fundación Telefónica. En ella hay interesantes espacios dedicados al planeta rojo en la literatura, el cine y la música popular. En este último aspecto, se recordaba, por ejemplo, Life on mars de David Bowie; pero ¡ay! no se mencionaba la estupenda Marcianita que llegó a ser bastante popular en los años sesenta en la versión de Billy Cafaro. Olvido imperdonable que remediamos trayéndola a poesía y ciencia. Con ello, además, inauguramos una senda aún no explorada: la ciencia en las canciones de la música popular; cuyas letras, son -quien lo duda- poesía en acción.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2.

                               Marcianita
 

Ignorada marcianita,
aseguran los hombres de ciencia que en 10 años más
tu y yo
estaremos tan cerquita que podremos pasear por el cielo y hablarnos de amor.

Yo que tanto te he soñado
voy a ser el primer pasajero que viaje hasta donde estás.
En la tierra no he logrado
que lo ya conquistado se quede conmigo no más.

Quiero una chica de Marte que sea sincera,
que no se pinte, ni fume, ni sepa siquiera lo que es rock and roll

Marcianita, blanca o negra
espigada, pequeña, gordita, delgada serás mi amor,
La distancia nos acerca
y en el año 70 felices seremos los dos.

José Imperatore Marcone
(Chile)
 Ahora, en la división de honor de la poesía en castellano, posiblemente sea Ida Vitale, con 94 años, la poeta en pie más veterana. / Counselling (PIXABAY)

Ahora, en la división de honor de la poesía en castellano, posiblemente sea Ida Vitale, con 94 años, la poeta en pie más veterana. / Counselling (PIXABAY)


Árboles

El mes de enero de 2018 la poesía llevará un crespón negro. Se han ido dos de los poetas más veteranos; el genial y antipoeta Nicanor Parra, (Nota 1), fallecido en la ciudad chilena de La Reina el día 20 de enero a los 103 años; y Claribel Alegría la poeta más conocida de Nicaragua que, 2 días después, murió con 93 años en Managua. Así que, ahora, en la división de honor de la poesía en castellano, posiblemente sea Ida Vitale, con 94 años, la poetisa en pie más veterana. No es nueva en poesía y ciencia pero aún nos queda mucha obra por mostrar; como este poema Árboles que nos trae memoria y sentimiento de (casi) todos los árboles del mundo.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

 

                               Árboles

¿Es la encina de Orlando o son éstas de Austin?
¿Es el ombú de Hudson o aquel junto al que el auto
arrastró de la vida a Julio casi hermano?
¿El baniano de Paz, que era el de Sakuntala?
¿Sauces de Garcilaso?, ¿el que planté yo misma?
¿Álamos del amor o aquel del que en invierno
caían a mis pies pájaros casi muertos?
¿Las higueras constantes, entre polvo y jardines?
¿Ese eje en el tropismo de lunas infinitas,
el eucalipto pálido, de plumón perfumado?
¿Los de flor color lacre bajo soles de incendio?
¿Abedul que creí negro, por ébano/abenuz,
hasta que toqué, blanca, su corteza anillada?
¿El árbol esencial que imaginaba Goethe?
¿O aquel con cuya sombra perdí el mundo
que era rumor de voces amistosas
y veo pasar un río que sí es el mismo siempre,
en tanto que lo miro y ya no soy la misma?

De Reducción del infinito, 2002.
Ida Vitale
(Montevideo, 1923)
 Portada de <em>Chemical Poems: one on each element</em>, Mario Markus.

Portada de Chemical Poems: one on each element, Mario Markus.


Nitrógeno

AUTOR  | Mario Markus. (Santiago de Chile, 1944)

Como los caminos del señor son inescrutables, buscando un poema que no encontré, en el buscador surgió Mario Markus, a la vez científico, artista plástico y poeta, que en 2010 publicó “Poemas químicos. Un poema sobre cada elemento”, magna obra que incluye poemas dedicado a todos y cada uno de los elementos del sistema periódico y que van precedidos de una explicación, a modo de glosa, de sus características. Lo que constituye un ejemplo innovador de la fascinante unión y complementariedad de los ámbitos de la ciencia y la cultura. Como todos, el Nitrógeno tiene su poema que traemos a poesía y ciencia, en este inicio de 2018.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

N

(...) Es un elemento esencial para los seres vivos. Sin embargo, los animales, incluyendo los seres humanos (...) con nitrógeno puro se asfixiarían. De allí su otro nombre "azoe", que significa "sin vida". Las plantas, en cambio, pueden aprovechar compuestos de nitrógeno, formados en el aire gracias a descargas eléctricas, o formados en el suelo por la acción de bacterias o suministrados como fertilizantes.

El nitrógeno es componente de explosivos (pólvora, nitroglicerina,...), de combustibles de naves espaciales, de la seda artificial, del Viagra, de medicamentos para activar las contracciones uterinas previas al parto, de un sinnúmero de drogas (morfina, mescalina, hogos alucinógenos, "cactus mágicos", "lianas del diablo", cocaína, nicotina...), de celuloides, cianuro y de sustancias que resultan de la putrefacción. Como nitrito se usa para preservar comidas, aunque se supone cancerígeno.

Es también usado para empujar petróleo en zonas profundas (...).

Hay cervezas en Inglaterra que usan nitrógeno con el objeto de obtener burbujas más pequeñas.

                               Nitrógeno

No es preciso ser poeta o taoísta:
el motor de la vida nos rodea
y está muerto.

Tormentas, diligencia de bacterias
y el cadáver se yergue.
Da vida al suelo, abre túneles, se vuelve seda.
Se torna esencia de todo organismo.
Y mata.
Propulsa cohetes, erige penes, contrae úteros.
Es magia de hongos y peyotes.
Empuja petróleo de hondas reservas.
Está en la putrescina, en la morfina,
en cervezas, celuloides,
cianuros y pólvora.

Es el muerto que da vida,
es el muerto que asesina.

De Poemas químicos, 2010.
Mario Markus
(Santiago de Chile, 1944)
 La ciencia y la técnica aparecen de forma natural en numerosos poemas de Alfredo Veiravé. / Counselling (PIXABAY)

La ciencia y la técnica aparecen de forma natural en numerosos poemas de Alfredo Veiravé. / Counselling (PIXABAY)


Laboratorio central

AUTOR  | Alfredo Veiravé (Gualeguay/ Entre Ríos, 1928 - Resistencia/ Chaco, 1991)

En la década de los setenta, la obra del poeta argentino Alfredo Veiravé da un giro hacia un tipo de poesía -que algunos denominaron antipoesía- con vocación de estar en el mundo de todos los días y en la que uno de sus rasgos fundamentales fue incluir objetos y temas -impropios en la tradición poética anterior- que remitían de forma reconocible al mundo cotidiano y a la actualidad de los conocimientos. De ese modo, la ciencia y la técnica aparecen de forma natural en numerosos poemas de Alfredo Veiravé. Como en este poema en que se fantasea con un extraterrestre y se postula la cabeza como un Laboratorio central donde se producen fenómenos químicos y eléctricos.

                               Laboratorio central

Cuando me encuentre en un parque de Rusia
con mi primer extraterrestre
seguramente tendré un poco de miedo de su figura
humana diferente
como frente al poema que empieza a hablarme
después de una mala noche,
como el mudo a quien le han devuelto la palabra,
y seguramente trataré de explicarle que nuestra cabeza es
también un laboratorio central donde se produce una reacción
en cadena de fenómenos eléctricos y fenómenos
químicos
que algunos alimentan con alucinógenos con
alcoholes
(yo más modesto recurro al fatal cigarrillo de la vida)
con levitaciones de una sola vuelta
por el inconsciente estructurado como un lenguaje,
y que es allí en esa pequeña zona donde producen
todas las
tormentas y las fiestas del texto,
esta memoria que sueña con las palabras
del insomnio, pero seguramente el huirá
entre los árboles hacia su nave madre,
dejándome otra vez solitario
en mi escritorio, sobre estos papeles.

Habremos ganado esta batalla antes de comenzar
a navegar por el silencio.

Alfredo Veiravé
(Gualeguay/ Entre Ríos, 1928 - Resistencia/ Chaco, 1991)
 La poesía de Julio Martínez Mesanza ha sido calificada como una

La poesía de Julio Martínez Mesanza ha sido calificada como una "nueva épica", aunque el autor prefiere aclarar que desde la lírica utiliza referencias históricas y los términos del combate. / Counselling (PIXABAY)


Batería

AUTOR  | Julio Martínez Mesanza (Madrid, 1955)

La poesía de Julio Martínez Mesanza ha sido calificada como una "nueva épica", aunque el autor prefiere aclarar que desde la lírica utiliza referencias históricas y los términos del combate. Siendo a la vez ciertos ambos aspectos, es más; es sobre todo la maestría de los endecasílabos más logrados en los últimos 25 años de poesía española. En Batería, encontramos esa épica mediante la ajustada descripción de actividades como dibujar la trayectoria, aplicar fórmulas de tiro y decidir el ángulo y la carga..., que son propias de la artillería que es la rama de los ejércitos que más ha necesitado y aplicado conocimientos científicos y técnicos.

Más información en el blog La Alegría de las Musas 2

                               Batería

Cuando a mi alrededor todo se hunde,
pienso en los mapas y en la artillería,
en el mundo perfecto de los mapas
y en la realidad que lo transforma.

Alguien elige un objetivo y alguien,
antes de dibujar la trayectoria,
busca las referencias del paisaje,
la torre de una iglesia, una montaña,
para medir con pulcritud los grados.

En las mesas de cálculo se esmeran
los que aplican las fórmulas de tiro
y deciden el ángulo y la carga.

Los sirvientes empiezan su trabajo
mecánico y febril junto a las piezas
y los observadores se impacientan
por ver la nube del primer impacto.

Cuando al fin se da la orden de abrir fuego
todo se vuelve excitación y estruendo,
cada uno es responsable de su parte
y nadie es responsable del estrago.

De Las trincheras, 1996.
Julio Martínez Mesanza
(Madrid, 1955)

Páginas