El Erika y el Prestige. Juicios paralelos.

La Justicia francesa ha condenado a la petrolera Total por “imprudencia” en el naufragio del “Erika“, ocurrido en 1999. Este petrolero vertió 20.000 toneladas de crudo que contaminaron 400 kilómetros de la costa francesa y y dio lugar a la muerte de al menos 150.000 aves. Algo parecido a lo que años después sucedió con el “Prestige” en Galicia.