Entrevistamos a Carlos Callejero Andrés, director de Sensowave, empresa incubada por ESA BIC Comunidad de Madrid

“El programa ESA BIC nos permitió adquirir conocimientos en gestión empresarial y en aspectos comerciales y de marketing”

Háblenos de Sensowave y Digitanimal, ¿cómo se crean?

Sensowave nació para el desarrollo de plataformas de servicios basadas en elementos de hardware y software aplicados al sector del Internet de las Cosas (IoT). El programa ESA BIC Comunidad de Madrid apoyó su plataforma VardiaN para la monitorización de operarios en entornos peligrosos.

Posteriormente, se  creó Digitanimal, entonces bajo el nombre de WST, para ofrecer soluciones basadas en plataformas que integran sensores y algoritmos con el objetivo de ofrecer herramientas de monitorización y apoyo a la decisión en industria, seguridad y defensa. Inicialmente fuimos Ignacio Gómez y yo los que comenzamos, pero al poco se sumó Rubén Blanco. Los tres coincidimos anteriormente en una empresa donde investigábamos y desarrollábamos tecnología, tanto hardware como software, para sistemas que integraban sensores ópticos y también de alta frecuencia.

¿Cuál ha sido la evolución de Digitanimal desde entonces?

Hemos tenido que crear una estructura empresarial que abarca fabricación, venta y atención al cliente más allá del departamento de Innovación. Esto ha sido todo un reto, pero también nos ha permitido que desde el comienzo fuéramos una empresa digitalizada, hecho que ha sido esencial para crecer y ser eficientes. A día de hoy somos en total 29 personas.

Durante los últimos dos años hemos hecho un gran esfuerzo aplicar nuevas herramientas a nuestros procesos internos, para ser eficaces y prestar el mejor servicio posible. Contamos con más de 6.000 clientes distribuidos en 64 países, aunque nuestro principal mercado es España, seguido por Francia.

Por último, resaltar que en el campo científico, hemos colaborado hasta la fecha con más de 12 de universidades y centros de investigación en todo el mundo, generando 14 artículos científicos y 11 solicitudes de patente.

¿Cuáles son actualmente vuestras principales actividades?

La digitalización del sector ganadero y agrícola es donde tenemos puesto el foco, aunque ejecutamos algún proyecto a medida en otros ámbitos.

¿Qué tecnología desarrolla para  llevar a cabo su actividad?

Desarrollamos dispositivos basados en el Internet de las Cosas (IoT), algoritmos de Inteligencia Artificial y machine learning, en base a diversas fuentes de datos abiertos, como las imágenes satelitales; pero también los capturados por los propios sensores desplegados en el campo o portados por los animales; que nos permiten crear herramientas de ayuda a la toma de decisiones.

Fuimos pioneros a nivel internacional en el despliegue de soluciones para la ganadería extensiva. Además de Europa, contamos con clientes desde 2017 en Oceanía y en Latinoamérica, y aunque ya nos han surgido competidores, creemos que vamos a seguir siendo pioneros en nuevos servicios.

¿En qué campos se aplica y qué beneficios aporta a la sociedad?

La ganadería está en el punto de mira de algunos sectores que apoyan alternativas basadas en proteína vegetal o cultivada en laboratorio, bajo cálculos que aplican el mismo impacto a casi cualquier sistema de producción ganadera en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).  Sin embargo no se están teniendo en cuenta los servicios que presta la ganadería extensiva en los ecosistemas, ni el efecto que tendría sobre ellos si esta desapareciera. Algo similar ocurre con las granjas de cebo, que en muchos casos completan la cría de terneros pasteros, y que no se pueden comparar en cuanto a impacto ambiental con explotaciones intensivas en Estados Unidos o en Latinoamérica. Hace un par de años comenzamos a aplicar sensores y a desarrollar algoritmos que supervisan y optimizan la selección y el engorde de los animales, algo que pasa de manera inevitable por garantizar su bienestar animal. Estamos contribuyendo a producir más alimento con menos animales y a mejorar la calidad de vida de ganaderos y animales.

Recientemente hemos presentado los resultados del proyecto CATTLECHAIN, cuyo objetivo estaba alineado con la estrategia From Farm2Folk. Se ha conseguido por primera vez conectar productores y consumidores a través de los datos recopilados por sensores IoT, siguiendo los estándares de la tecnología FIWARE, y que se muestran a través de un código QR. La inviolabilidad de los mismos está asegurada gracias al uso de la Blockchain de Alastria. Los consumidores ya pueden comer carne que proveniente de animales que han sido monitorizados por sensores desde su nacimiento, esto es todo un hito para el sector.

¿Cómo espera que sea la evolución de la tecnología y del mercado? ¿Qué lugar ocupa y quiere ocupar la empresa?

Creo que lo mejor en este sector está por llegar, que en 10 años todas las granjas europeas estarán digitalizadas, con al menos el 30% de la cabaña monitorizada , y nosotros hemos de ser los líderes al menos en el mercado europeo.

¿En qué programas de madri+d habéis participado?

Participamos con varias ideas en el proyecto INNOSMART, lo que nos permitió contar con mentorización en varias áreas. Posteriormente fuimos incubados por ESA BIC Comunidad de Madrid con el proyecto VardiaN. Más adelante recibimos formación y mentorización como participantes del Instrumento PYME (H2020) fase II. Toda esta formación empresarial fue esencial para mí. Había acumulado experiencia en gestión de equipos y como emprendedor en una anterior aventura en una empresa de base tecnológica, pero mi posición era la de director técnico. Los diferentes programas de mentorización me han permitido adquirir conocimientos en gestión empresarial y en aspectos comerciales y de marketing.

¿Por qué decidió participar en el programa ESA BIC Comunidad de Madrid? ¿Algún consejo a futuros candidatos del ESA BIC?

Me pareció una excelente oportunidad para desarrollar una primera versión del producto y servicio y tener visibilidad y reconocimiento, y además ponía a nuestra disposición formación y mentorización, algo que nos ha servido de utilidad, no únicamente para el proyecto sino para toda nuestra estrategia empresarial.

Aconsejo a los futuros candidatos aplicar si tienen una idea innovadora relacionada con espacio, y en caso de resultar seleccionados aprovechar cada minuto de mentorización y formación que se les ofrezca.

A nivel personal, gracias a ESA BIC he generado servicios de valor que me permiten mantener de forma sostenible a un equipo de casi 30 personas. Hemos conseguido muchos logros, pero el más destacable es haber superado los 6.000 clientes y seguir con un crecimiento interanual superior al 25%.

Compartir:

Deja un comentario