SATISFACCIÓN

  Satisfacción por el deber cumplido. Nadie nos obliga, nadie nos lo pide. Quizás ese es el secreto, hacer las cosas por una motivación desprendida de apetencias ajenas a la propia iniciativa. En esta bitácora hemos aireado intenciones, anuncios y reflexiones posteriores, todo ello referido a la Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia. Llevamos cuatro años, que ya son, y más si tenemos en cuenta que han sido consecutivos. Y no será por ganas repentinas y luego pasajeras de abandonar en momentos…