Lectura de cazadores, lectura de pescadores

La denominación no es mía sino que se la debo a Márius Serra, compañero de mesa de debate ayer ePn la FNAC del Triangle en Barcelona, en el ciclo Gutenberg tras la red. Él, acertadamente, utilizando una bella metáfora, hablaba de lectores cazadores y lectores pescadores, intentando diferenciar entre la lectura sincopada y fragmentaria a la que la red nos aboca, reflejando ese carácter forzosamente parcial y troceado de toda búsqueda que se produzca en la red, y la lectura serena, continua, recogida, de quien espera pacientemente a que el botín o el trofeo surja de entre las aguas, o de entre las últimas páginas de un libro en papel.


La lectura de cazadores, que yo ampliaría a la lectura de los cazadores-recolectores, sería esa que la red propicia, que el hipertexto fomenta, que la naturaleza digital y por tanto fragmentable de los contenidos permite. Hasta tal punto la metáfora es acertada que uno los sitios más interesantes de la web donde se ofrece al usuario la posibilidad de cazar contenidos de entre un montón de posibles presas potenciales recolectando solamente aquello que le interese, se llama Safari Books Online, porque lo que interesa a ese tipo de lector en ese momento no es la obra completa y cerrada del libro tradicional, sino la amalgama de los fragmentos que pueda encontrar entre una miríada de títulos (en este caso de O’Really, Willey, Microsoft Press y Pearson Education). Se sale a buscar contenidos como quien sale de Safari, o de cacería, y se lee de la misma manera.

Safari Books Online, especializada en contenidos informáticos para profesionales, ha generado, recientemente, una extensión muy interesante, SafariX Textbooks Online, libros de texto para estudiantes universitarios que ya no reverencian la unidad de la obra ni el concepto cerrado de libro, sino que saben que el conocimiento es una tupida red de relaciones que deben seguirse respetando su propia lógica, esto es, buscando y cazando los fragmentos que en cada momento nos interesen.

Hacía tiempo que Questia, quizás la más temprana iniciativa anglosajona, ofrecía esos mismos servicios: un escritorio del investigador, mediante suscripción, a través del que realizar búsquedas y capturas seleccionando solamente aquello que realmente interese al lector, sea una obra completa o fragmentos de otras tantas.

Hay que recordar, en honor a Didac Martínez, que nos acompañaba también en la mesa de ayer, que la Politécnica de Cataluña lleva una década haciendo saltar por los aíres la unidad del libro, inadvertidamente, ofreciendo a través de su servicio de publicaciones la posibilidad de adquirir fragmentos o capítulos de la bibliografía que sus profesores generan.

La confluencia, por tanto, de una necesidad -que es la de procurar estar puntualmente informado de todo aquello que pueda resultar relevante para el avance científico o el perfeccionamiento profesional-, un soporte -el digital- y unas propiedades -las hipertextuales y la propia naturaleza fragmentable de los contenidos digitalizados-, produce una nueva manera de leer, distinta, cazadora, recolectora.

La lectura del pescador es, al contrario, la que alcanza la ganancia que persigue mediante la infinita paciencia y la perduración, apostado en una orilla, reflexivamente volcado sobre su tarea, atento al flujo del rio que trae entre sus aguas la pieza que anhela, como un lector sentado pacientemente en su butaca, leyendo en silencio, en diálogo mudo con los muertos (o quizás aún con los vivos), viviendo las múltiples vidas que el pacto de la ficción con el autor le proporciona.

La confluencia, por tanto, de una necesidad -que es la de contarnos unos a otros la vida, nuestra existencia, hacer soportable el dolor-, un soporte -el papel- y unas propiedades -la sucesión líneal de la argumentación, los dispositivos textuales de los que el libro goza después de quinientos años-, produce una nueva manera de leer, distinta, pescadora.

Dos formas de leer, dos soportes, dos futuros del libro y de la lectura.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

DEOS FORMAS DE LEER DOS FUTUROS DEL LIBRO YDE NLA LECTURA.

Ahora resulta que torturar,matar animales es: deporte, arte ,tradicion, cultura.

Pero donde estamos en un pais subrrealista ?

Al sadismo y la criminalidad lo quieren disfrazar de todas estas cosas.No nos extraña viniendo de un pais donde la malllmada fiesta nacional es toturar y aniquilar toros.

Los politicos de este pais estan dejando pasar demasiadas oportunidades de demostrar que no solo se mueven por el interes , que tienen corazon y compasion, deberia de caerseles la cara de verguenza a estos politicastros que tenemos. A muchos ya se nos ha caido el alma de ver como tratan aqui a los animales, mas propio de un pais TERCERMUNDISTA aunque no podemos esperar gran cosas de esos "seres " a estas alturas .

Cambio de leyes para la proteccion de los animales YA.

Educacon y concienciacion para los niños.

Concienciacion y sancion para los adultos.

Sancion y carcel para los sadicos criminales que campan a sus anchas en este pais tan "democratico, avanzado y de derechos", llamado España.

[...] lectores de soportes analógicos para determinados propósitos, para diferentes textualidades. Lectura de cazadores y lectura de pescadores, como conté hace  ya dos años, refrendada por los estudios actuales: “La denominación no [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..