Posts etiquetados con ‘PEER’

La edición y la ecología de la investigación

A menudo se reivindica una versión fuerte del copyright, de la parte más angosta de la Ley de Propiedad Intelectual, apelando a la función cultural de los editores y a la preservación de la creatividad. Entre quienes lo defienden, claro, están aquellos que creen que tienen mucho que perder y poco que ganar. Como en cualquier transformación, sin embargo, esa cuenta de pérdidas y ganancias es inevitable. Los editores difunden cultura, es cierto, o es cierto al menos en parte, al igual que los creadores generan contenidos culturales, al menos parcialmente. De ahí no se deriva, sin embargo, que esa función de creación y diseminación cultural esté mejor o peor protegida por un tipo de licencia que limita la circulación y la reproducción de los contenidos; tampoco se deriva de esa premisa que los únicos que puedan distribuir cultura deban ser profesionales dedicados a ese ejercicio.

Este prolegómeno viene a cuento de la celebración de la inminente Feria de Frankfurt, de la celebración del seminario “Economy and Acceptance of Open Access Strategies” y de la presentación de los resultados del programa europeo PEER “Publishing and the ecology of european research“. Históricamente, fueron los científicos quienes cayeron en la cuenta que un nuevo medio de producción, Internet, les permitía reapropiarse de toda la cadena de valor que había estado tradicionalmente en mano de los editores. Más aún, que debían prescindir de todos aquellos que mermaban valor al contenido que producían: ¿por qué no publicar en abierto cuando es el crédito y el reconocimiento de los pares quienes dispensa prestigio y renombre? ¿por qué no construir una red abierta y transparente, distribuida, de peer review que garantice la calidad y la legitimidad de lo publicado? ¿por qué no abrirlo para generar una plataforma de conocimiento común y compartido accesible a cualquiera que lo demande y lo necesite, haciendo con eso real la vocación comunal de la ciencia?

¿Se atrevería alguien a decir que los científicos, sin intermediaciones editoriales, no generan conocimiento y cultura? ¿Se atrevería alguien a no recomendar un uso consecuente de lo que la propiedad intelectual permite, es decir, disponer libremente de lo creado para hacerlo circular a voluntad? ¿No se darán cuenta los editores y de quienes los representan que ese terreno está perdido o que, al menos, deberán convivir con él generando valor a esa nueva cadena de una manera enteramente distinta a la preliminar, un tanto abusiva y costosa? Y el ejemplo de la comunidad científica que se apodera de sus herramientas de edición es naturalmente extensible a multitud de colectivos civiles, personales y profesionales, claro está.

Si algo me gusta de la Feria de Frankfurt, si padezco el famoso síndrome (tal como lo describiera Sergio Vila-San Juan), es porque saben enfrentarse sin embozos ni ambajes a la obvia realidad, atreviéndose a proponer soluciones sin acantonarse en evidencias acortonadas cuando no manifiestamente imaginarias. Como reza el lema de la feria este año: pensar de una manera novedosa. Eso es lo que necesitamos.

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: General