Posts etiquetados con ‘Usabilidad’

Nuevos LABS/ Publishing: afrontando el cambio digital en el mundo editorial

TEAMLABS/ lanza junto a Factoría Cultural un programa de diez nuevos LABS/, diez laboratorios especialmente enfocados en la revolución digital en el mundo editorial para experimentar, probar y ensayar diferentes aproximaciones a los problemas a los que se enfrenta este sector. Estos diez LABS/ serán impartidos por destacados expertos con una amplia implicación profesional y práctica en las distintas materias abordadas y con una visión innovadora y de futuro capaz de abrir nuevas vías en estos tiempos de profundos cambios.

El programa comenzará en abril y contará con la siguientes sesiones:

  • 18/04: Digital Change Management con Mario Tascón (Socio Director de Prodigioso Volcán)
  • 04/04 – 07/05: Digital Strategy & Business Development con Rosalía Lloret (Directora de Relaciones Institucionales de Online Publishers Association Europe)
  • 10/06 – 12/06: Plataformas de gestión de contenidos multiformato y multiplataforma. Edición 360º, con Miguel Gallego (Director de Desarrollo de Negocio en Censhare AG)
  • 23/06 – 25/06: Cómo gestionar el cambio organizativo en tiempos de transición digital, con Gumersindo Lafuente (Periodista digital)
  • 03/07 – 04/07: Diseño y mejora de la experiencia de usuario (UX), con Keko Ponte (Jefe de Producto y Socio en The Cocktail)
  • 21/09 – 23/09:  Cómo crear y ejecutar una campaña de marketing digital integrado que incluya promociones, analíticas y publicidad, con Javier Celaya (Fundador de Dosdoce.com)
  • 23/09 – 25/09: User generated content: herramientas y plataformas para crear y publicar contenidos audiovisuales, escritos, gráficos y educativos, con Sergio Mejías (Director de Bubok)
  • 07/10 – 09/10: Convergencia de medios y narrativa transmedia, con Nicolás Alcalá (Creador de “El Cosmonauta”)
  • 16/10 – 17/10: Social media: gestión de multitudes y creación de comunidades, con Juan Duce (Director de Comunicación de Evercom)
  • 17/11 – 19/11: Gamification: diseño de aplicaciones de simulación para entornos educativos, con Lara Coterón (Fundadora y diseñadora de Yoctobit)

De forma previa al inicio del programa os invitamos a acudir a un DemoLAB gratuito y en abierto el día 26 de marzo en Factoría Cultural (Matadero Madrid, Paseo de la Chopera 14) en el que podrás conocer directamente la dinámica de trabajo de los LABS/, enfrentándote en equipo al reto de rediseñar los libros de texto tradicionales.

La tecnología del libro de texto -un contenido cerrado y acotado, ajustado a un currículum oficial, pensado para que un oficiante lo declame en público y un grupo pasivo de alumnos lo escuche, memorice y reproduzca- está firmemente apegada a una lógica industrial de la educación que buscaba eficiencia y homogeneidad. Hoy sabemos que eso no nos sirve por múltiples causas concomitantes:

  • Porque el aprendizaje no es meramente visual, memorístico y repetitivo. Muy al contrario: el aprendizaje, tal como demuestra la pedagogía desde hace decenios, está fundamentada en una pirámide invertida en la que la base es el aprendiaje práctico basado en proyectos;
  • Porque se aprende más cuanto más interactivo, práctico, real y participativo sea el proceso de aprendizaje, todo lo contrario al diseño de la experiencia tradicional;
  • Porque los contenidos cerrados y clausurados tienen que dar paso a recursos reutilizables y acomodables en secuencias de aprendizaje integradas;
  • Porque la información ya no es un secreto celosamente guardado, sino un bien superabundante accesible a través de múltiples dispositivos ubicuos, que hacen del aula tradicional un receptáculo patibulario;
  • Porque nuestros jóvenes son nativos digitales, aborígenes de un ecosistema de la información distintos, en el que preponderan otros sentidos diferentes al meramente visual (una relectura de MacLuhan no vendría mal);
  • Porque la sociedad de la información es conocimiento democratizado, y para eso hay que capacitar en las nuevas competencias a nuestros alumnos;

Este DemoLab pretende diseñar prácticamente nuevas soluciones educativas adecuadas a los intereses y demandas de los usuarios del siglo XXI, jóvenes nacidos en la era digital, acostumbrados a encontrar, crear y compartir contenidos, a aprender, de una manera radicalmente distinta a la que sus mayores conocieron.

CONSIGUE AQUÍ TU ENTRADA GRATUITA PARA EL DEMOLAB

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Categorias: General

Los problemas del Kindle

Muchos se prometían un futuro del libro, al menos en el ámbito de los libros de estudio y consulta, claramente digital, donde el papel en las aulas fuera enteramente sustituido por libros electrónicos polivalentes y de alta capacidad de almacenamiento. Eso es lo que Amazon pensó cuando propuso a algunas universidades norteamericanas lanzar algunos proyectos pilotos para introducir el Kindle DX (la versión XXL del Kindle normal, con una pantalla más grande adaptada a los requisitos de la lectura de manuales y/o libros técnicos) en las aulas y evaluar el comportamiento de sus usuarios.

Las conclusiones de los alumnos de la Darden School of Business de  la Universidad de Virginia, según el comunicado de prensa de la propia escuela donde se resumen los resultados de la prueba piloto, son incontestables: “la mayoría de los estudiantes prefieren no utilizar libros electrónicos en el aula”. Las razones -conocidas para muchos de los que hemos intentando, arduamente, introducirlos en nuestro ecosistema informacional- son convincentes: “es necesario mostrar un alto grado de compromiso en el aula todos los días… y el Kindle no es suficientemente flexible… puede ser muy tosco. No puedes moverte entre las páginas, entre los documentos, las tablas y los gráficos, tan fácilmente como lo haces en las páginas de papel”.  De hecho, para quienes trabajan seriamente con las especificaciones y lenguajes y puesta en página del libro electrónico, esto no es nada nuevo. El Epub forum ya había advertido, en su última convocatoria de desarrolladores, que tanto los sistemas de navegación de los libros electrónicos como la administración y gestión de las notas y el enlace a los elementos paratextuales, era muy deficiente. Amazon no tiene por qué ser tan sincero, pero hay quienes lo son por él. El experimento dentro de la escuela terminó con dos escuetas preguntas a los encuestados: ¿recomendarías el uso del Kindle DX a un estudiante que se incorporara a la escuela? y ¿recomendarías el Kindle DX a un estudiante que se incorporara a la escuela como dispositivo de lectura? A la primera pregunta, el 75-80% de la población respondió que no; a la segunda el 90-95% de los encuestados respondió que tampoco.

Es posible, como seguramente diría el maestro Piscitelli, que parte del fracaso se deba a que usamos nuevos instrumentos a la vieja usanza: la transmisión tradicional del conocimiento uno a uno reinterpretada digitalmente mediante un dispositivo poco capacitado para propiciar una experiencia educativa renovada. ¿Deberíamos renunciar, simplemente, al uso de esos soportes rígidos, por muy digitales que sean, para practicar formas de aprendizaje compartido y colaborativo que requiren de otra clase de tecnologías y aplicaciones, como parece sugerir el #Reinventate2.0.

Tampoco resulta rápida ni cómoda la lectura en el dipositivo, tal como demostrara Jacob Nielsen en uno de sus últimos experimentos, realizado entre personas con coeficiente de competencia lectora equiparable.

Los dispositivos dedicados de lectura, Kindle y familia, no parecen ser los llamados  a sustituir a los viejos libros de papel ni los viejos apuntes. Podrán o no serlo las herramientas de trabajo cooperativo o los tablets dotados de aplicaciones interactivas, pero no parece que Amazon vaya a ganar esta partida.

Etiquetas: , , , ,
Categorias: General

Legibilidad digital

Los editores llevan siglos aprendiendo la difícil relación que debe establecerse entre el tamaño de la fuente, la distancia entre las letras o interletra, la interlínea y su relación con lo anterior y, a su vez, con el tamaño de la caja, con la mancha, para intentar establecer una armonía de todas las partes que contribuya a la legibilidad del texto, a la belleza y a la comodidad a partes iguales. La usabilidad vendría a ser lo que las artes gráficas han sido para el libro al buscar unas normas de composición de la página web que la hagan, simultáneamente, agraciada y legible.

Los fabricantes de libros electrónicos no parece que hayan pasado por ninguna escuela de artes gráficas y en su gran mayoría piensan que basta con arrojar un texto al contenedor, saltándose con donaire cinco siglos de cavilaciones sobre la armonía compositiva y sobre las reglas indispensables de la legibilidad. Supondrán que las artes gráficas son una rémora medieval y que los desastres gráficos que ellos cometen están digitalmente justificados en aras de la accesibilidad y la cantidad de información.

Siempre me ha extrañado el aspecto de la “desabrida” página de Jakob Nielsen, el gurú de la usabilidad moderna, seguramente porque se dio cuenta hace tiempo que las animaciones, los videos, la propaganda superpuesta, la acumulación de información desordenada, los reclamos sonoros y los iconos danzantes, no contribuyen en nada a la legibilidad, al contrario. Claro que sostener un sitio en abierto se ha convertido en un reto que se financia con banners, propaganda invasiva, descoyuntamiento de la caja que contiene la información, etc., pero siendo ese afán legítimo, no lo es menos intentar que un texto posea armonía y claridad y, de paso, contribuya a que realicemos una lectura menos superficial de la que los textos digitales propician. Esa es una de las preocupaciones principales de la mayoría de los profesores que tienen que implantar las tecnologías digitales en el aula: cómo hacer para explicar a sus alumnos que deben franquear todas esas persuasiones para llegar al meollo del texto.

Redeability es una aplicación sencilla de instalar (para aquellos que navegamos con Firefox), que elimina con un simple pinchazo sobre su icono todas las adherencias indeseables, mostrando el texto de manera escueta, a lo sumo con alguna imagen que lo ilustre, en una composición no excesivamente agraciada, pero exenta de distracciones y más cercana a lo que Nielsen piensa que debe ser la usabilidad en la web.

¿Será esa la solución al enigma de la puesta en página y la composición digital?

(saludos a los amigos de Vitoria de Artium Ebooks, donde ahora debería estar discutiendo sobre estas cosas)

Etiquetas: