Gastroenteritis aguda en cruceros por limpieza inadecuada de las instalaciones comunes

Cada vez son más frecuentes los viajes en barco, se han popularizado tanto los cruceros, antes inaccesibles para muchos, que frecuentemente leemos noticias como: pasajeros retenidos en el barco…fulanito por posible brote de Gripe A, o de gastroenteritis o de cualquier otra enfermedad transmisible con transmisión holomiántica o de fuente común (la mayoría de los casos aparecen a la vez), o una transmisión de persona a persona don período de incubación corto o transmitida por fomites.

La convivencia en un barco es muy estrecha, muchas personas en un espacio más o menos reducido y obligadas a convivir muchas horas y a compartir los espacios comunes como baños, salones y comedor, una y otra vez, por lo que una higiene adecuada de estos espacios es indispensable pare evitar la transmisión de muchas enfermedades.


El artículo publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, analiza este tema de higiene ambiental en los barcos de crucero y encontró que una pobre higiene en la limpieza regular, fundamentalmente de los baños comunes, puede predecir futuros brotes de infecciones por norovirus.


A continuación se publica un extracto de este trabajo enviado por Promed:


Los brotes de gastroenteritis aguda a menudo ocurren en poblaciones
cerradas, tales como los pasajeros de los barcos de crucero
. Las
investigaciones epidemiológicas recientes sobre brotes de
gastroenteritis aguda confirmaron que el 95% de los mismos son causados por norovirus.

 A pesar de la monitorización sanitaria bianual y de las intervenciones referentes
a la higiene de las manos en los pasajeros y tripulantes, 66 barcos
monitorizados por los Centros para el Control y Prevención de las
Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, Centers for Disease Control
and Prevention) experimentaron brotes de infecciones por norovirus
entre los años 2003 y 2008.

Profesionales de la salud entrenados evaluaron la idoneidad de la
limpieza y desinfección de seis objetos estandarizados (los asientos
de los inodoros, las manijas o botones para desaguar los inodoros, las
manijas de las cerraduras de los gabinetes individuales, las manijas
de las cerraduras de los baños y las superficies de las mesas para el
cambio de pañales de los bebés), lugares que tienen un alto potencial
para contaminación fecal en los baños públicos de los barcos de
crucero.

 

Los investigadores hallaron que solamente un 37 por ciento de los 273
baños públicos seleccionados que fueron evaluados en 1546 ocasiones
fueron limpiados a diario.
La limpieza global de las seis superficies
estandarizadas en cada barco fluctuó entre 4 a 100 por ciento. Si bien
algunos objetos en la mayoría de los baños fueron limpiados por lo
menos a diario, en 275 ocasiones ningún objeto en alguno de los baños
fue limpiado durante al menos 24 horas.

En forma global los asientos de los inodoros fueron los objetos que
fueron sometidos a una mejor limpieza; y las mesas para cambiar los
pañales a los bebés fueron los lugares que fueron limpiados con menor
empeño.
Adicionalmente, 13 objetos en 19 barcos no fueron limpiados en
ninguna ocasión durante todo el periodo de monitorización, el cual
tuvo una duración entre cinco a siete días. Las agarraderas (o
barandas) en las áreas de los baños fueron por lejos ignoradas,
constituyendo más de la mitad de los objetos no limpiados en 11
barcos.
Si bien casi todos los objetos estandarizados fueron revisados
en el momento de cada evaluación, no se encontraron mesas para cambiar
los pañales a los bebés en el 79 por ciento de los barcos. En tres
barcos, ninguna de las mesas para el cambio de pañales fue limpiada
durante el periodo del estudio. La idoneidad o la intensidad de la
limpieza no fue diferente en las diversas líneas (compañías) de buques
de crucero; y no correlacionó con los puntajes en la inspección por el
Programa de Saneamiento de los Barcos (Vessel Sanitation Program) de
los CDC, los cuales en promedio fueron 97 de un total de 100 puntos
posibles para los barcos en el estudio.

De acuerdo con los investigadores, estos hallazgos son de interés
particular, debido a que cinco de los seis objetos evaluados pudieron
ser contaminados por los patógenos con facilidad y directamente
durante el uso regular. “Si bien la higiene de las manos con agua y
jabón después de usar el baño puede disminuir la transmisión de
patógenos entéricos a través de las manijas de las puertas de los
baños, es improbable que el lavado de manos reduzca el potencial para
que alguna de las superficies de contacto en las otras áreas de los
baños sirva como fuente de transmisión de patógenos entéricos,” señaló
el autor principal del estudio, el Dr. Philip Carling, catedrático de
Medicina Clínica en la BUSM. “Adicionalmente, hubo un potencial
substancial para que las manos recién lavadas se contaminen en el
momento en que el pasajero sale del baño, dado que solamente un 35 por
ciento de las manijas de las puertas de los baños fueron limpiadas a
diario. Estos riesgos puede reducirse razonablemente solo con la
limpieza y desinfección por el personal de los barcos de crucero,”
agregó.

Si bien la idoneidad de la limpieza y desinfección fue de 30 por
ciento en más de la mitad de los barcos, se documentó una limpieza
casi perfecta en varias naves, proporcionando evidencia de que puede
alcanzarse un alto nivel de higiene ambiental. “Pensamos que se
amerita realizar estudios adicionales acerca del papel de las
superficies contaminadas en la transmisiónde las infecciones por
norovirus en barcos de crucero, para determinar si una higiene
ambiental mejorada reducirá la incidencia, la duración, o la severidad
de los brotes,” añadió el Dr. Carling.

 

 

Consuelo Ibáñez Martí

Médico salubrista

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me parece muy interesante, ya que apenas hay información sobre la problemática de Saluid Publica a bordo de buques mercantes.

(requerido)

(requerido)


*