La comprensión cultural de la tecnología. Una introducción histórica.

AUTOR  | Guijarro Mora, Víctor y González de la Lastra, Leonor. Universitas. Madrid, 2015. 278 páginas.

DE LA TECNOLOGÍA, SU CULTURA Y COMPRENSIÓN
Reseña realizada por José Ángel de Juan Casero
Profesor de Biología y Geología
IES San Isidro (Madrid)

Hay personas entusiasmadas con la tecnología (los tecnofílicos, los 'hackers' y los 'geeks'); hay personas que la aborrecen o que simplemente la ignoran (los tecnofóbos y los 'neoluditas') y hay quienes aceptan algunas de sus ventajas pero recelan de sus efectos a largo plazo (tecnoescépticos). Partiendo del hecho de que las elaboraciones humanas, la creación de nuevos procesos y productos, no son fenómenos aislados de las comunidades donde surgen ni están al margen de la influencia de ideas y creencias compartidas, en La comprensión cultural de la tecnología se nos ofrecen claves para entender estas actitudes. Así mismo, se analiza cómo la tecnología fue adquiriendo un estatus de autoridad con manifestaciones en la política, la economía, la sociedad y la educación, y cómo, al mismo tiempo, el lugar privilegiado que ha ocupado, y ocupa, ha influido en nuestra forma de ver el mundo.

A lo largo de la obra se muestra cómo, desde la Antigüedad, pensadores y gente curiosa en general situaron los trabajos manuales y las labores dedicadas a transformar la naturaleza en lugares concretos de su visión del mundo. Para unos eran tareas menores, subordinadas a otras de carácter moral y político; para otros, en cambio, eran asuntos que merecían la más elevada consideración. Estas actitudes se ilustran con numerosos ejemplos: En el siglo XIX se encumbró la figura del ingeniero y las exposiciones de este periodo, además, contribuyeron a generar en el público grandes expectativas en torno a la maquinaria, los transportes y las comunicaciones, terrenos en los que la búsqueda de la novedad comenzó a ser un fenómeno corriente. En esos mismos años había quienes pretendían a través de las medidas del volumen craneal determinar cuál era el lugar de la población examinada en el orden civilizatorio, unas investigaciones cuyas conclusiones estaban escritas de antemano (en los primeros lugares aparecían los ingleses, los angloamericanos y los alemanes).

Se describe pues cómo la tecnología crea cultura, y cómo la cultura, a su vez, refuerza, según los colectivos, nuestra confianza o recelo hacia las producciones materiales o hacia las propias personas que las emplean. Muchas de las emociones y reacciones que se mencionan en la obra nos resultan familiares, ya que corresponden con percepciones que compartimos actualmente sobre diversos recursos tecnológicos que están a nuestro alcance: los alimentos modificados genéticamente pueden resolver los problemas del hambre en el mundo, pero también nos preocupa la pérdida de las cualidades 'naturales' en las cosas que consumimos; el uso de las redes sociales nos entusiasma, pero estas plantean al mismo tiempo serios desafíos a nuestra privacidad; el fomento de la terapia génica puede servir para prevenir el desarrollo de enfermedades, pero igualmente nos surgen cuestiones acerca de cuáles son los límites de estas prácticas y de la ingeniería genética en general; el uso de internet es importante, pero quizás nos está volviendo más 'superficiales', como admitiría Nicholas Carr.

La información que proporciona esta obra será, sin duda, una revelación para la mayoría de las personas, ya que, con un enfoque pedagógico, los autores realizan aportaciones fundamentales para la comprensión de la tecnología como una parte esencial de nuestra cultura. Mediante el uso de un lenguaje riguroso desde el punto de vista técnico, científico e histórico, llevan al lector a comprender conceptos complejos, así como las relaciones entre estos conceptos, con la inestimable ayuda de los abundantes y acertados ejemplos y de los textos y las lecturas que ilustran cada uno de los capítulos del libro.

Es un libro, en definitiva, pensado para ofrecer referencias históricas y culturales destinadas a comprender mejor el poder, muchas veces inadvertido, que tienen las creencias y los valores en todo lo relacionado con los inventos, los artilugios, los aparatos diversos y la maquinaria. Un esfuerzo que nos permitirá disponer de argumentos para explicar por qué de una misma tecnología, por ejemplo aplicada en los contextos educativos, pueden derivarse diferentes resultados según los colectivos que la utilizan.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..