¿Cuánto puede vivir un ser vivo? ¿Es la muerte inevitable?

Solemos pensar en la muerte como una condición inherente a la vida. Pero hay organismos que desafían esta idea

En una zona remota de la Floresta Nacional de Inyo, en California, viven algunos de los seres vivos más antiguos del planeta. No, no se trata de extrañas bacterias ni de ningún otro singular microorganismo, sino de simples y humildes árboles. Concretamente, pinos de la especie Pinus longaeva. Se ha calculado que uno de ellos, apodado Matusalén, tiene 4.852 años. Su semilla germinó cuando la Humanidad salía de la Edad de Piedra y todavía sigue por aquí.

En el caso de estos pinos, como ocurre con otras especies longevas, sus células envejecen muy despacio. Pero existen otros organismos que no envejecen y que por lo tanto se consideran biológicamente inmortales. Es el caso de las medusas de la especie Turritopsis dohrnii, que cuando son adultas son capaces de “rejuvenecer”, volviendo a su fase de pólipo.

 

Comentarios

Sería extraordinario poder rejuvenecer como la medusa Turritopsis dohrnii. Debería fomentarse la investigación sobre ellas, puede que se consiguieran buenos resultados para curar enfermedades y no envejecer.

La inmortalidad es el tema principal del primer libro conocido de la humanidad “ la epopeya de gilamech “. La ciencia estará en unas décadas en condiciones de prolongar la esperanza de vida un 10% o 20% pero sobretodo que la vejez dejará de ser un periodo de invalidez. Cuestión distinta es vivir varios siglos, algo que parece inalcanzable en este siglo 21, aunque los progresos científicos han hecho posible cosas que hace apenas un siglo o dos serían consideradas “ magia “. La longevidad extendida en esté siglo creará nuevas estructuras sociales y cambiará el culto excesivo a la juventud que idolatra la sociedad actual.

Es sorprendente los 4.852 años de Matusalén, pero un aficionado al lado de Jordi Hurtado.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..