“La conservación eficaz de nuestro entorno natural necesita de un amplio conocimiento de su diversidad y de los complejos procesos dinámicos que lo caracterizan”

Entrevistamos a Daniel Sánchez Mata, catedrático de Botánica de la Universidad Complutense de Madrid y actual presidente de la Sociedad Española de Geobotánica

Es usted el presidente de la Sociedad Española de Geobotánica. ¿Puede indicarnos el objetivo básico de esa disciplina?

La Geobotánica, como se desprende de su nombre, es la ciencia del estudio de los vegetales en la ‘gea’, es decir, en su entorno natural; su objetivo, como ciencia es conocer los patrones que rigen la distribución de las plantas en nuestro planeta, así como conocer y modelizar las complejas relaciones entre el entorno y las unidades naturales de vegetación que reconocemos en un territorio. Como ciencias propias, además, utilizamos los conocimientos de la Bioclimatología y Biogeografía.

El medio natural que nos rodea está sometido a numerosos procesos de alteración de diversa naturaleza con consecuencias imprevisibles a largo plazo. ¿Cuál es la misión de los geobotánicos en este ámbito?

La conservación eficaz de nuestro entorno natural necesita de un amplio conocimiento de su diversidad y de los complejos procesos dinámicos que lo caracterizan. Los geobotánicos conocemos la diversidad de comunidades vegetales y de unidades de paisaje existentes en un territorio y a través de la modelización obtenemos datos básicos que nos permiten proponer tanto patrones para una restauración como para una rehabilitación del medio natural alterada tanto por procesos naturales como de origen humano. Esta modelización tiene un carácter predictivo importante y permite actuar con ventaja ante cualquier alteración del paisaje.

La conservación de la Naturaleza en Europa tiene un hito en la Red Natura 2000. ¿Cómo es esta Red en España?

Efectivamente, en 1992 el Parlamento Europeo publica la Directiva Hábitats para la conservación de la fauna y flora silvestres, norma de obligado cumplimiento para los países de la Unión Europea. Se inician los trabajos de reconocimiento y cartografía de la diversidad paisajística en los diferentes países europeos que culminan, tras años de trabajos de campo y cartográficos por los expertos, en una cartografía temática que fue la base de la proclamación oficial de la Red Natura 2000 en cada país. Esta red promueve la conservación de los hábitats naturales y seminaturales en la Europa actual revisándose periódicamente el estado de su conservación. En nuestro país,  la red es  bien conocida y son numerosos los espacios protegidos que se promovieron y se siguen promoviendo en la actualidad. Su desarrollo, funcionamiento y control se llevan a rajatabla por parte de las autoridades competentes que tienen que rendir cuentas a  la Unión Europea.

¿Cómo valora la actualidad de la conservación de flora y de los hábitats naturales y seminaturales en nuestro país?

La conservación de la flora y de los hábitat naturales y seminaturales en España es una cuestión heterogénea. Las competencias en estos ámbitos están transferidas a las comunidades autónomas y eso hace que no exista una clara directriz de obligado cumplimiento. Mientras que en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana se han desarrollado modelos urgentes para la conservación de especies muy amenazadas o e peligro inminente de desaparición (micro-reservas de flora); otros, como la Comunidad de Madrid,


“La conservación de la flora y de los hábitat naturales y seminaturales en España es una cuestión heterogénea”

a pesar de haber sido la primera comunidad autónoma en publicar el catálogo de especies a proteger, no los han desarrollado. Aun así, la conservación, en líneas generales, va dando sus frutos y se están haciendo esfuerzos importantes en la reintroducción de especies desaparecidas o en peligro debido a la alteración grave de los hábitats naturales y seminaturales; además se propician planes de recuperación de poblaciones de especies vulnerables y se invierte también de forma razonable en educación ambiental.

La crisis y el cambio climático es una preocupación científica a nivel internacional ¿Cuál es, desde el punto de vista de la Geobotánica, la situación?

La crisis y el cambio son globales, no solo es en el ámbito climático donde se están produciendo cambios. Además no es un cambio homogéneo extrapolable a todos los rincones de nuestro planeta; es muy territorial. Tenemos la responsabilidad de preservar y conservar el patrimonio fitogenético (especies vegetales) y fitocenótico (paisajes y comunidades vegetales) que conviven con nuestra especie en la Tierra. El conocimiento de los escenarios climáticos posibles junto a la modelización geobotánica son claves fundamentales en la predicción y salvaguarda de nuestro patrimonio natural. Además, la monitorización a través de satélites, los muestreos en las zonas más sensibles de un territorio y los estudios estadísticos nos proporcionan una fotografía muy actualizada de la situación en nuestro planeta. Son muy destacables algunas iniciativas internacionales, a nivel planetario, como la iniciativa GLORIA (Global Observation Research Initiative in Alpine Environments), liderada desde Austria, que monitoriza periódicamente los cambios producidos en la flora y la vegetación en selectas cumbres repartidas por la mayoría de los macizos montañosos más importantes de la Tierra. Este conocimiento de la tendencia del cambio climático en cada lugar del muestreo es la base para tomar las medidas adecuadas para su mitigación.

¿Qué papel tienen las sociedades científicas en la asesoría a los gobiernos sobre el planteamiento y la consideración de medidas efectivas respecto a un futuro cercano?

La ciencia es una realidad fehaciente y demostrable y, además, tiene valor universal. Está fuera de toda discusión porque se basa en datos objetivos, no en visiones, suposiciones ni en supercherías. Es por ello por lo que los científicos y las sociedades que los representan deberían tener un lugar importante en la asesoría a los gobiernos al máximo nivel. Esto se está iniciando en nuestro país. Debe existir una comunicación directa y fluida entre nuestros gobernantes y la ciencia, que es, finalmente quien tiene las claves y la solución de la mayoría de los problemas que nos aquejan. Por ende, sus recomendaciones y sugerencias deben ser tenidas en cuenta y no caer en el olvido pues lo que era importante pasa a ser urgente o imparable si no se atiende a tiempo. Esto ocurre en todos los ámbitos de la conservación de especies y hábitats. Para ello los colectivos de científicos nos reunimos periódicamente en simposios, conferencias, seminarios, etc. donde compartimos experiencias y resultados, discutimos nuestros puntos de vistas y conclusiones y, finalmente, ofrecemos a la sociedad la transferencia de nuestro bagaje en un provecho común. Esa transferencia es una piedra básica del desarrollo de las sociedades avanzadas y modernas. Pero para transferir hay que tener con qué y cómo hacerlo y ahí aparece el tema de la inversión en ciencia. No se trata de un gasto como a veces se nos susurra; se trata de una inversión que, si no hacemos, a medio o largo plazo, pagaremos con creces las plusvalías de las inversiones de otros.

¿Es el simposio internacional IAVS 2022 una reunión de las características que ha comentado?

Efectivamente. A finales de este mes de junio se celebra en Madrid (comenzamos la campaña hace cuatro años, en Palermo) el 64º simposio anual de la International Association for Vegetation Science (IAVS). Se trata de la tercera vez que esta prestigiosa reunión en el ámbito de estudio de la vegetación natural a nivel mundial se celebra en España (La Laguna, 1993; Bilbao, 1999) y supone todo un reto y un orgullo para el grupo de investigación que codirijo con la profesora Rosario Gavilán en la Universidad Complutense de Madrid el haber conseguido la sede madrileña para este evento científico de tan alto nivel. Esperamos una reunión fructífera con resultados y conclusiones de interés.

Más información sobre el  64º simposio anual de la International Association for Vegetation Science (IAVS):  https://iavsmadrid2022.com

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..