Casi la mitad del planeta necesita protección de biodiversidad

Una nueva investigación concluye que el 44% de la superficie terrestre precisa de conservación para salvaguardar la biodiversidad y el buen funcionamiento de los ecosistemas

Si queremos mantener los niveles actuales de biodiversidad en el planeta debemos proteger más del 40 por ciento de la superficie terrestre (unos 64 millones de kilómetros cuadrados). Así lo atestigua un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Amsterdam (UvA) que argumenta que los rápidos aumentos en el alcance y la eficacia de los esfuerzos de conservación global son cruciales para mantener la integridad ecológica de nuestro planeta.

Haciendo uso de algoritmos

El equipo, dirigido por James R. Allan, utilizó algoritmos geoespaciales avanzados para mapear las áreas óptimas para la conservación de especies y ecosistemas terrestres en todo el mundo. Además, utilizaron escenarios de uso de la tierra espacialmente explícitos para cuantificar qué parte de esta tierra está en riesgo por las actividades humanas para 2030.

"Nuestro estudio es la mejor estimación actual de cuánta tierra debemos conservar para detener la crisis de la biodiversidad; es esencialmente un plan de conservación para el planeta", dijo el autor principal, James Allan. "Debemos actuar rápido, nuestros modelos muestran que más de 1,3 millones de km2 de esta importante tierra, un área más grande que Sudáfrica, probablemente tenga su hábitat despejado para uso humano para 2030, lo que sería devastador para la vida silvestre".

Con ello, mapearon la distribución de más de 35.000 especies animales en todo el mundo e identificaron el rango mínimo requerido para conservarlas. El Marco Global de Biodiversidad de 2020 de la ONU estableció que había que proteger el 17 por ciento del planeta, una medida insuficiente, según los autores que publican su trabajo en la revista Science

Marco Global de Biodiversidad

El siguiente Marco Global de Biodiversidad se encuentra actualmente en desarrollo y establecerá un objetivo provisional para 2030 con el objetivo declarado de "vivir en armonía con la naturaleza" para 2050. Estas nuevas metas para la biodiversidad entrarán en vigencia -con suerte- a finales de este año (a través de áreas protegidas y otros enfoques basados ​​en sitios para salvaguardar la biodiversidad). Esto establecerá la agenda de conservación durante al menos la próxima década, y los gobiernos deberán informar sobre el progreso en relación con estos objetivos de forma regular.

“Si bien este es un gran paso en la dirección correcta, nuestro estudio sugiere que son cruciales objetivos y políticas más ambiciosos para mantener la integridad ecológica. Si las naciones se toman en serio la salvaguardia de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas que sustentan la vida en la Tierra, entonces deben aumentar de inmediato sus esfuerzos de conservación, no solo en extensión e intensidad sino también en efectividad”, dicen los investigadores. 

No son 'malas' cifras

El hecho de que alrededor del 70 por cierto (siendo optimistas) de superficie terrestre permanezca intacta, incluyendo grandes extensiones de hábitat en regiones como el interior remoto de Australia, Canadá, Rusia y Brasil, estando bajo algún tipo de acuerdo de protección, significa que, al menos, no estamos partiendo de cero.
Los autores dijeron que el estudio proporciona información esencial para la conservación y la planificación del desarrollo, y puede ayudar a guiar futuras agendas de conservación nacionales y mundiales. También enfatizaron que todas las tierras identificadas no necesariamente deberían ser designadas como áreas protegidas, sino más bien administradas a través de una amplia gama de estrategias para la conservación de especies y ecosistemas, incluidas políticas efectivas de uso sostenible de la tierra.

“Las acciones de conservación que promueven la autonomía y la autodeterminación de las personas que viven en esta tierra, al mismo tiempo que mantienen la integridad ecológica, son cruciales”, expone Allan. “Tenemos muchas herramientas de conservación efectivas disponibles, desde empoderar a los pueblos indígenas para administrar su entorno natural, hasta políticas que limitan la deforestación u ofrecen opciones de medios de vida sostenibles y, por supuesto, áreas protegidas”. 

Comentarios

Este Informe pone de relieve que la utilización de algoritmos en relación con la conservación de las especies y ecosistemas terrestres en todo el mundo tiene una extraordinaria importancia para preservar la biodiversidad y, en general, la salud del planeta y de los que en él habitan. La información científica es básica, a fin de advertir y comprender con rigor y exactitud los problemas medioambientales que existen el el mundo, porque solo así se podrán solucionar adecuadamente. Seguramente solo a través de la ciencia se puede concienciar a los Estados y las Organizaciones Internacionales y, en general, a los ciudadanos, de la magnitud de los gravísimos problemas medioambientales que existen a fin de que se adopten las medidas necesarias para solucionarlos. La ciencia y, por ello, la inteligencia artificial, es el mejor camino para que tengamos un medio ambiente sano. Dentro de la ciencia no hay que desdeñar el importante papel que cumplen las denominadas ciencias sociales y jurídicas. Los científicos son los grandes protagonistas en la preservación y protección del medio ambiente. Por ello es imprescindible una voluntad política y social dirigida a apoyarlos en todos los aspectos. En este sentido, la Unión Europea tiene que desempeñar un papel de primer orden en el apoyo de la ciencia con el objetivo de lograr la salud del planeta. Hay que observar que son muchos los proyectos científicos que se financian con fondos de la Unión Europea y que se trata de concienciar a los ciudadanos europeos de la necesidad de proteger el medio ambiente, empezado por el más grave, el cambio climático. También la imperiosa necesidad de un desarrollo sostenible. Todo lo que se haga en este sentido está bien hecho ..

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..