Continúan los problemas de la NASA con el SLS, el megacohete que nos llevará de nuevo a la Luna

El cuarto intento del ensayo general húmedo, una prueba crucial antes de su despegue, ha registrado un fallo que en condiciones reales habría provocado abortar el lanzamiento

El programa Artemis de la NASA, que pretende llevar de nuevo humanos sobre la Luna (incluidos la primera mujer y la primera persona de color astronautas), acaba de terminar una prueba crucial: el ensayo general húmedo del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés), que transportará la cápsula Orión, donde irán alojadas las próximas tripulaciones. En concreto se trata de un test que engloba desde el montaje del enorme cohete de casi cien metros de altura sobre la plataforma de lanzamiento hasta la cuenta regresiva, aunque sin llegar a despegar.

La prueba terminaba a las 2.37 AM de este martes (hora española), si bien no todo salió según lo planeado: el equipo detectó una fuga de hidrógeno durante el abastecimiento de combustible, si bien se 'enmascaró' el problema de forma consciente para permitir seguir con el test.

Este cambio afectó a la cuenta regresiva, que se paró 29 segundos antes del 'despegue', cuando estaba previsto que se detuviera a los 9.

«Ha sido un día muy largo, pero ha sido un éxito después de un increíble trabajo del equipo», ha afirmado Charlie Blackwell-Thompson, directora de lanzamiento de Artemis del Programa de Exploración de Sistemas Terrestres en el Centro Espacial Kennedy (KSC) de la NASA en Florida, durante la rueda de prensa posterior a la prueba. «Hemos cumplido la mayoría de los objetivos previstos y ahora tendremos que esperar para analizar en profundidad todos los datos que hemos recopilado».

Un fallo que no era crítico para la prueba

Según ha explicado Blackwell-Thompson, esta era la primera vez que se lograba cargar por completo todos los tanques propulsores del SLS -en las anteriores pruebas no se había conseguido llegar ni a la mitad del contenido-. Durante estos trabajos, los controladores detectaron la fuga de hidrógeno en el equipo de desconexión rápida que conecta uno de los principales cables que une el mástil de servicio de cola con la etapa central del cohete. «El equipo intentó arreglar la fuga primero calentando la desconexión rápida y, después, enfriándola para sellarla, pero no se solucionó el problema», ha explicado la responsable de la NASA.

Sin embargo, como no se trataba de un fallo crítico para la prueba, se decidió seguir con la cuenta regresiva 'engañando' al software -que en condiciones reales hubiese abortado el lanzamiento-. «El equipo decidió que merecía la pena continuar a pesar de este contratiempo. Y, finalmente, la prueba ha sido un éxito, ya que hemos probado otros sistemas importantes, como el cambio de control del secuenciador de lanzamiento terrestre al secuenciador de lanzamiento automatizado controlado por el software de vuelo del cohete, o los sistemas de comunicación de la base con la cápsula Orion», ha afirmado.

El fallo será estudiado en los próximos días y, a partir de aquí, se verá la ruta a seguir: si continuar con el calendario establecido o realizar pruebas adicionales.

A la tercera no fue la vencida

No es la primera vez que la NASA intenta este test. Hasta en tres ocasiones anteriores la agencia espacial estadounidense ha intentado llenar los tanques, pero solo se llegó hasta 49% del tanque de combustible de oxígeno líquido de la etapa central y el 5% del tanque de hidrógeno líquido. Problemas con una válvula en la etapa superior del cohete -que fue reemplazada- y una fuga de hidrógeno en el mástil de servicio de cola -algo parecido a lo que ha ocurrido en esta última y cuarta prueba- provocaron la suspensión de las pruebas.

«Hemos aprendido muchísimo en los anteriores test, lo que ha llevado al éxito de este último ensayo», han declarado en la rueda de prensa los responsables de la NASA. «Y tendremos mucha más información después de analizar los datos que nos ha proporcionado esta prueba».

El calendario del programa Artemis

La primera vez que se se utilizará en una misión el SLS será en la misión Artemis I, que si bien no tendrá tripulación a bordo, será toda una prueba de fuego para el nuevo programa lunar de la NASA. Los astronautas volarán en Artemis II, prevista para 2023, si bien aún no aterrizarán sobre la Luna. La misión llevará a cabo el mismo esquema de vuelo que Artemis I, orbitando la Luna, pero sin posar la nave allí. Y, si continúa el calendario previsto, en 2025 se lanzará Artemis III, la misión que recreará los pasos de Armstrong, pero esta vez con una mujer y una persona de color a bordo.

A partir de Artemis IV, los viajes se volverán mucho más ambiciosos: se creará la estación lunar Gateway, estación espacial que orbitará la Luna y en la que participarán la Agencia Espacial Europea, la japonesa JAXA y la canadiense CSA/ASC. Estas instalaciones proporcionarán apoyo a los siguientes equipos sobre la superficie de nuestro satélite y a los diferentes vehículos lunares y bases que se instalarán durante la segunda mitad de esta década. La intención es crear una infraestructura permanente que sea visitada por diferentes misiones del programa.

Cuándo veremos despegar Artemis I

Artemis I ya acumula varios retrasos, pues en un principio su despegue estaba previsto para principios de este año. Sin embargo, después de los tres intentos fallidos previos del ensayo húmedo del SLS y de los problemas de este último test, la NASA ha eliminado las ventanas de lanzamiento previstas para junio y julio, apuntando a finales de agosto como nuevas fechas.

Lo más pronto que se puede lanzar SLS sea probablemente el 23 de agosto, pero esa fecha está designada para una «misión corta» en el cronograma de la NASA, según informa Space.com. Así que todo apunta a que la primera oportunidad se dará el 29 de agosto, si bien a principios de septiembre podría ser una opción más viable. Aún así, el calendario se podría retrasar hasta finales de año. 


Fotografía: NASA's Exploration Ground Systems via Twitter.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..